Ayudas de lectura para adultos con Baja visión

El objetivo de la rehabilitación para personas con baja visión es permitir que las personas reanuden o continúen realizando tareas cotidianas, y la lectura es una de las más importantes. Esto se logra proporcionando dispositivos ópticos apropiados y capacitación especial en el uso de ayudas para visión residual y baja visión, que van desde simples lupas ópticas hasta ayudas electrónicas de gran aumento. El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos de diferentes ayudas de lectura visual para adultos con baja visión.
Para ello se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados; MEDLINE Ovid; Embase Ovid; BIREME LILACS, OpenGrey, el registro ISRCTN; ClinicalTrials.gov y la Plataforma Internacional de Registro de Ensayos Clínicos (ICTRP) de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La fecha de la búsqueda fue el 17 de enero de 2018.
Esta revisión incluye ensayos aleatorios y cuasialeatorios que compararon cualquier dispositivo o ayuda utilizada para leer con otro dispositivo o ayuda en personas de 16 años o más con baja visión según lo definido por los investigadores del estudio. No se compararon las ayudas para baja visión con ayuda para la visión normal, ya que obviamente no es posible medir la velocidad de lectura, nuestro resultado primario, en personas que no pueden leer impresiones comunes. Se consideraron herramientas de lectura que maximizan la capacidad de lectura visual de la persona, por ejemplo aumentando la ampliación de la imagen (lupas ópticas y electrónicas), aumentando el contraste de texto (filtros de color) o tratando de optimizar el ángulo de visión o la posición de la mirada (como prismas). No se incluyeron  estudios que investiguen las ayudas de lectura que permiten leer a través de la audición, como libros que hablan o lectores de pantalla, o mediante el tacto.
Para la recogida y análisis de datos, se utilizaron los métodos estándar por Cochrane. Al menos dos autores evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. El resultado primario de la revisión fue la velocidad de lectura en palabras por minuto. Los resultados secundarios incluyeron la duración y la agudeza de la lectura, la facilidad y la frecuencia de uso, la calidad de vida y los resultados adversos. Calificamos la certeza de la evidencia usando GRADE.lupa_newdigitl1_1

Se incluyeron 11 estudios pequeños con un diseño cruzado (435 personas en total), un estudio con dos brazos paralelos (37 participantes) y un estudio con tres brazos paralelos (243 participantes). Estos estudios se llevaron a cabo en los Estados Unidos (7 estudios), el Reino Unido (5 estudios) y Canadá (1 estudio). La degeneración macular relacionada con la edad fue la causa más frecuente de baja visión, con 10 estudios que informaron el 50% o más de los participantes con la afección. Los participantes tenían entre 9 y 97 años en estos estudios, pero la mayoría eran mayores (la mediana de edad promedio entre los estudios fue de 71 años). Ninguno de los estudios fue enmascarado; de lo contrario, consideramos en gran medida que los estudios tienen un bajo riesgo de sesgo. Todos los estudios informaron el resultado primario: resultados para la velocidad de lectura. Ninguno de los estudios midió o informó resultados adversos.La velocidad de lectura puede ser mayor con los CCTV montados en soporte, que con los dispositivos ópticos (lupas de mano o de pie) (evidencia de baja certeza, 2 estudios, 92 participantes). Hubo evidencia de certeza moderada de que la duración de la lectura era más larga con los dispositivos electrónicos y que eran más fáciles de usar. Se observaron resultados similares para dispositivos electrónicos con la cámara montada en un ratón. Se observaron resultados mixtos para dispositivos montados en la cabeza con un estudio de 70 participantes que encontraron que un dispositivo montado en la cabeza basado en ratón era mejor que un dispositivo óptico y otro estudio de 20 participantes que encontraron dispositivos ópticos mejor (con evidencia de baja certeza). La evidencia de baja certeza de tres estudios (93 participantes) sugirió que no hay diferencias importantes en la velocidad de lectura, agudeza visual o facilidad de uso entre dispositivos electrónicos montados en pie y montados en la cabeza. De manera similar, la evidencia de baja certeza de un estudio de 100 participantes sugirió que no había diferencias importantes entre una tablet de 9.7 ” y un CCTV montado en pie en velocidad de lectura, con estimaciones imprecisas (no se informaron otros resultados).

cctv

La evidencia de baja certeza mostró poca diferencia en la velocidad de lectura en un estudio con 100 participantes que agregaron dispositivos portátiles electrónicos a los dispositivos ópticos preferidos. Un estudio de brazo paralelo en 37 participantes halló evidencia de baja certeza de una mayor velocidad de lectura en un mes si los participantes recibieron una CCTV en la consulta de rehabilitación inicial en lugar de una prescripción estándar de analgésicos de baja visión por sí solos.

Un estudio de brazo paralelo que incluyó 243 participantes con DMAE no encontró diferencias importantes en la velocidad de lectura, la agudeza de lectura y la calidad de vida entre las gafas de prisma y las gafas convencionales. Un estudio en 10 personas con DMAE encontró que la velocidad de lectura con varios filtros de colores superpuestos no era mejor y posiblemente peor que con un filtro claro (evidencia de baja certeza, otros resultados no informados).

Conclusiones

No hay pruebas suficientes que respalden el uso de un tipo específico de dispositivo electrónico u óptico para los perfiles más comunes de usuarios de ayudas con baja visión. Sin embargo, hay algunas pruebas de que los dispositivos electrónicos montados en el soporte pueden mejorar las velocidades de lectura en comparación con los dispositivos ópticos. Hay menos evidencia para apoyar el uso de dispositivos electrónicos montados en la cabeza o portátiles; sin embargo, la tecnología de estos dispositivos electrónicos puede haber mejorado desde que se realizaron los estudios incluidos en esta revisión, y los dispositivos electrónicos portátiles modernos tienen propiedades deseables, como el uso flexible de la ampliación. No hay buena evidencia para apoyar el uso de filtros o gafas prismáticas. La investigación futura debería centrarse en evaluar el uso sostenido a largo plazo de cada dispositivo y el efecto de diferentes programas de rehabilitación y capacitación en su uso.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

fbbarraqvision

 

Reading aids for adults with low vision. Gianni Virgili, Ruthy Acosta, Sharon A Bentley, Giovanni Giacomelli, Claire Allcock, Jennifer R Evans doi:10.1002/14651858.CD003303.pub4

Publicado en General | Deja un comentario

Asociación entre Sensibilidad al Contraste y lectura con Patología Macular

La comparación entre el papel de las sensibilidades de contraste espacial y temporal en la asociación con la lectura puede proporcionar una idea de cómo las tareas visuales, como la lectura, se relacionan con los efectos ópticos o neuronales primarios (o ambos). Para entender los problemas de lectura, es importante tener más conocimiento de los principales factores visuales que influyen en la lectura. El objetivo de este estudio fue obtener información sobre la asociación entre los componentes ópticos y neuronales de la sensibilidad al contraste, operacionalizada como sensibilidad al contraste espacial (óptica y neuronal) o sensibilidad al contraste temporal (únicamente neural) y la velocidad de lectura en una muestra clínica de participantes con patologías maculares. La precisión y el acuerdo también fueron investigados.

test mars

La prueba de Mars y la implementación de sensibilidad al contraste temporal del dispositivo C-Quant se usaron para medir la espacial y temporal, respectivamente. Las pruebas se realizaron con 47 participantes: edad media, 77 años (rango, 52 a 92 años). Las asociaciones se investigaron con correlaciones y modelos de regresión lineal. La precisión fue definida por los coeficientes de repetibilidad. Se evaluaron los límites del 95% de concordancia entre CS espacial y CS temporal.

La velocidad de lectura fue correlacionada con la sensibilidad al contraste espacial (r = 0.35, P = .015) y temporal (r = 0.66, P <.001). Después de la corrección de la agudeza visual, la pérdida central y el nivel educativo, la asociación entre la sensibilidad al contraste temporal y la velocidad de lectura ya no era significativa. Los coeficientes de repetibilidad y reproducibilidad fueron de 0.20 y 0.28 unidad de registro (CS espacial) y 0.33 y 0.35 unidad de registro (CS temporal), respectivamente. Los valores de sensibilidad temporal fueron 0.08 y 0.13 unidades de registro más altas que las de sensibilidad al contraste espacial.

En conclusión, para la sensibilidad al contraste espacial y  temporal se encontraron correlaciones de moderadas a fuertes, respectivamente, con la velocidad de lectura en pacientes con maculopatías. Se sugiere que la asociación más fuerte entre la sensibilidad al contraste temporal y la velocidad de lectura refleja una alta sensibilidad para la integridad neuronal de la sensibilidad al contraste temporal. Las diferencias en los coeficientes de repetibilidad y reproducibilidad podrían explicarse por las diferencias psicométricas entre los métodos.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

fbbarraqvision

 

Association between Contrast Sensitivity and Reading with Macular Pathology Brussee, Tamara,van den Berg, Thomas J. T., P.; van Nispen, Ruth M., A., de Boer, Ilon, B; van Rens, Ger H. M.Optometry and Vision Science: March 2018 – Volume 95 – Issue 3 – p 183–192 doi: 10.1097/OPX.0000000000001178

Publicado en Baja Visión | Deja un comentario

Estudio del perfil escleral para la mejora de la adaptación de lentes de contacto

La altura sagital y la forma escleral son los dos factores más importantes que influyen en la adaptación de una lente de contacto escleral. Hasta hace poco, estos factores han sido difíciles de medir, lo que obligó a la mayoría de los profesionales a confiar en el “arte” de la adaptación mediante lentes de prueba. Los estudios previos que utilizaron la tomografía de coherencia óptica (OCT) han demostrado que la superficie escleral no es simétrica a la rotación y que se vuelve más asimétrica a medida que aumenta la distancia desde el limbo (van der Worp, 2010). Recientemente, el desarrollo de la topografía corneoescleral nos ha dado la capacidad de estudiar de forma integral la forma escleral conjuntival.

El Scleral Shape Study Group, un panel internacional de expertos en forma escleral, publicó recientemente un artículo sobre la evaluación cualitativa de los patrones de forma escleral que presenta un sistema de clasificación para la forma escleral (DeNaeyer et al, 2017).

Los datos fueron recolectados de 152 ojos de potenciales pacientes con lentes esclerales utilizando un nuevo dispositivo de topografía y un software específicamente diseñado para medir y trazar el mapa de la esclerótica hasta 22 mm. Se generaron superficies esclerales circunferenciales de altura sagital en meridianos de 14, 15 y 16 mm de diámetro del centro corneal para cada ojo. Los patrones de forma escleral se revisaron en todos los casos y se clasificaron de acuerdo con las características recurrentes.

Doce ojos fueron excluidos del análisis debido a datos incompletos. De los 140 ojos restantes, 8 (5.7%), de las superficies fueron principalmente esféricas (Grupo 1) y 40 (28.6%) fueron principalmente tóricas regulares, en gran parte conforme a una curva tórica (Sin 2 ) con aproximadamente 180 ° de periodicidad o intervalo entre elevación a elevación o depresión a depresión (Grupo 2). Cincuenta y siete casos (40.7%) tenían depresiones asimétricas  o elevaciones asimétricas   (Grupo 3). Los 35 casos restantes (26%) tenían un patrón tórico reconocible con elevaciones y depresiones pero estaban irregularmente espaciadas o no tenían la periodicidad habitual de 180 ° (Grupo 4).

Se creó un diagrama de forma circunferencial para una cuerda de 16 mm con el eje X como un meridiano en grados y el eje Y como altura sagital.

Figura 1. Diagrama de altura sagital en un acorde de 16 mm.
      Diagrama de altura sagital para una cuerda de 16 mm. 

Análisis de forma escleral

Los patrones de forma escleral se revisaron en todos los casos y se clasificaron de acuerdo con las características recurrentes, resultando en cuatro categorías de formas.

TABLA 1 PATRONES DE SUPERFICIE ESCLEROS OBSERVADOS EN 140 PACIENTES CON LENTE ESCLEROSA
GRUPO DESCRIPCIÓN DEL PATRÓN N (%)
1 Esférico 8 (5.7%)
2 Toric-Regular 40 (28.6%)
3 Puntos altos y bajos asimétricos 57 (40.7%)
4 Periodicidad diferente de 180 ° 35 (25%)

Es importante destacar que las categorías del grupo 3 y 4 incluyen un total del 65,7% de los ojos que tienen formas esclerales diferentes de las superficies de la parte posterior háptica de la lente escleral esférica o tórica comúnmente diseñadas. Si disminuimos los umbrales para todas las categorías a la mitad a 150 micras, los grupos 3 y 4 aumentan a un 80.7% combinado de los ojos evaluados.

Este estudio representa la primera clasificación de la forma escleral que incluye cuatro categorías. La medición de la esclerótica permite una determinación más eficiente y precisa del diseño de la lente. Los resultados sugieren que la mayoría de los ojos pueden beneficiarse de diseños customizados en la superficie posterior más allá de un diseño tórico.

Como conclusión, este estudio presenta una nueva clasificación de forma conjuntival / escleral basada en datos ahora disponibles a través de topografía de elevación de campo amplia, lo que podría ser útil en la adaptación de lentes esclerales y lentes hidrofílicas ya que la zona de apoyo de estas lentes están más allá de los bordes corneales.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

fbbarraqvision

  1. DeNaeyer G. The scleral lens vault. Classifying scleral shape. Contact Lens Spectrum, Volume: 33, Issue: March 2018
  2. Van der Worp E. A Guide to Scleral Lens Fitting. Forest Grove, OR: Pacific University; 2010.
  3. DeNaeyer G, Sanders DR, van der Worp E, Jedlicka J, Michaud L, Morrison S. Qualitative assessment of scleral shape patterns using a new wide field ocular surface elevation topographer: the SSSG study. J Cont Lens Res Sci. 2017 Nov 1:12-22.

 

Publicado en Contactología, General | Deja un comentario

Control de miopía en niños

Esta semana quiero presentar un estudio que nos muestra los primeros resultados de un diseño de lente de contacto de borrosidad periférica para el control de la miopía en niños. El objetivo de este estudio fué comparar la progresión de la miopía en niños asignados al azar a lentes de contacto MiSight (CL) versus niños corregidos con gafas de visión única (SV) durante un período de 2 años.

myopic-defocus-misight Misight-myopia-control

Los sujetos de 8 a 12 años con miopía (-0.75 a -4.00 D esfera) y astigmatismo (<-1.00 D cilindro) fueron asignados al grupo de estudio de lentes o al grupo de control. Las mediciones de la agudeza visual y la refracción subjetiva se tomaron a intervalos de 6 meses, y se midieron la longitud axial, la cámara anterior, el poder corneal y la autorrefracción ciclopléjica en las visitas basales, de 12 meses y de 24 meses.

Ochenta y nueve sujetos fueron reclutados. Se asignaron 40 niños al grupo MiSight y 33 al grupo de gafas. En total, 74 niños completaron el ensayo clínico, con los siguientes parámetros al comienzo del estudio: n = 41 en el grupo MiSight (edad: 11.01 ± 1.23 años, equivalente esférico: -2.16 ± 0.94 D, sexo: masculino: 21 , mujeres: 20) yn = 33 en el grupo de visión única (edad: 10.12 ± 1.38 años, equivalente esférico: -1.75 ± 0.94 D, sexo: masculino: 12, femenino: 21). Después de 2 años de seguimiento, la miopía progresó lentamente en el grupo MiSight en comparación con el grupo control (0,45 D frente a 0,74 D, p <0,001) y hubo menor elongación axial en el grupo a estudio en comparación con el grupo control (0,28 mm frente a 0,44 mm, p <0,001). Por lo tanto, el uso de lentes de contacto MiSight produjo una menor progresión de la miopía (39.32%) y un menor crecimiento axial del ojo (36.04%) a los 2 años en comparación con el uso de gafas.

kids

Como conclusión, el uso de lentes de contacto MiSight reduce la elongación axial y la progresión de la miopía en comparación con las gafas en los niños.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

fbbarraqvisionRuiz Pomeda A, Pérez-Sánchez B, Valls I, Prieto-Garrido FL, Gutierrez-Ortega R, Villa-Collar C. MiSight Assessment Study Spain (MASS). A 2-year randomized clinical trial. Graefes Arch Clin Exp Ophthalmol. 2018 Feb 3. doi: 10.1007/s00417-018-3906-z.

Publicado en Contactología, General | Deja un comentario

Velocidad y comprensión de lectura en DMAE

El propósito de este estudio fue evaluar el impacto de la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) en las velocidades de lectura en voz alta, silenciosa y sostenida, y la comprensión lectora.

dmae

Se diseño un estudio prospectivo y transversal, en el que se incluyeron hablantes alfabetizados nativos de inglés con y sin DMAE. Los participantes del grupo DMAE tenían mejor agudeza visual  entre 20/32 y 20/100, mientras que los del grupo control tenían AV binocular mayor 20/32. Se usó el test MNRead para evaluar la velocidad de lectura en voz alta de corta duración. Se usó la prueba de lectura silenciosa sostenida para evaluar las velocidades de lectura silenciosa sostenida, mientras que la comprensión de lectura se evaluó con base en el texto de prueba de lectura silenciosa.

MNREAD2_2_400_145

 

Los resultados incluyeron 24 pacientes con DMAE y 22 pacientes del grupo control. En las regresiones ajustadas por edad, los participantes de DMAE, en comparación con los del grupo control, leen 46 palabras por minuto más lento en MNRead (IC 95%: -66, -26, p <0.001), pero no hubo diferencia en las velocidades de lectura sostenida entre grupos (β = 0.99, IC 95%: -41.8, 43.8, p = 0.96). En otros modelos, hubo una disminución de 12.6 ppm en MNRead por 0.1 logMAR de empeoramiento (IC 95%: -18.7, -6.6, p <0.001), pero la AV no se asoció con una disminución en la velocidad de lectura sostenida (β = -10.1 , IC del 95%: -22,4, 2,1, p = 0,10). Sin embargo, los participantes con DMAE tuvieron puntajes de comprensión sustancialmente más bajos que los controles (53% vs. 85% de corrección, p <0.001), y cada disminución de AV de una línea se asoció con una puntuación de comprensión más baja de 5.9% (IC 95%: -9.1, -2.7 , p = 0.001).

En conclusión, los pacientes con DMAE leen más lento que los del grupo control cuando se ven obligados a leer en voz alta. Cuando se les pidió leer en silencio durante un período más largo, ambos grupos leyeron a velocidades similares, aunque los pacientes con DMAE demostraron puntuaciones de comprensión sustancialmente más bajas, lo que sugiere que optan por sacrificar la comprensión por la velocidad.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

fbbarraqvision

Varadaraj V, Lesche S, Ramulu PY, Swenor BK. Reading speed and reading comprehension in Age-related Macular Degeneration. American journal of ophthalmology : 2017 Dec 12 pg

Publicado en Baja Visión | Deja un comentario

Efectos del uso de lentes de contacto RGP sobre la superficie lagrimal y ocular en pacientes con queratocono

El objetivo de este estudio fue investigar los cambios en la superficie lagrimal y ocular de los pacientes con queratocono utilizando lentes de contacto rígidos permeables a los gases (RGP) y compararlos con los pacientes con queratocono que no usaban lentes y con un grupo control de sujetos sanos.

Se incluyeron en el estudio 24 pacientes con queratocono que usaban lentes RGP (Grupo 1) 22 pacientes que no usaban lentes (Grupo 2) y 21 sujetos sanos (Grupo 3). Las quejas subjetivas sobre los ojos de los sujetos se han investigado utilizando el ocular-surface disease index (OSDI). Después del control de la agudeza visual mejor corregida, se realizaron exámenes de la cámara anterior y el fondo de ojo.

lc qc

El Schirmer ( valor p = 0,01) y el tiempo de rotura lagrimal ( valor p= 0,002) revelaron diferencias significativas entre los diferentes grupos, pero el análisis de osmolaridad lagrimal no lo hizo ( valor p> 0,05). Los resultados de Oxford y OSDI fueron compatibles con Schirmer y las comparaciones de ruptura lagrimal. (para ambos p -value = 0.001) Además, no se observaron diferencias estadísticas en las medidas de citología de impresión entre los grupos. ( valor p > 0.05)

En conclusión, la erosión en la estabilidad de la película lagrimal está en línea con la erosión en el epitelio de la superficie ocular. Teniendo en cuenta la indiferencia estadística entre las medidas de citología de impresión entre los grupos, las diferencias de tiempo de ruptura pueden atribuirse a la destrucción del colágeno en la lágrima.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

fbbarraqvision

Cansu Yuksel, Guzin Iskeleli, Ovgu Aydin. Effects of the rigid gas permeable contact lenses use on tear and ocular surface among Keratoconus patiens. Contact Lens & anterior eye. doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.clae.2017.12.013

 

 

Publicado en Contactología | Deja un comentario

Las lentes de contacto esclerales reducen la necesidad de trasplantes de córnea en el queratocono grave

Esta semana quiero comentar este estudio cuyo propósito fué investigar las tasas de éxito y fracaso de la adaptación de la lente escleral en el queratocono grave. Para ello se diseño un estudio de series de casos retrospectivos.

Sclerallens

La población estudiada estaba compuesta por pacientes con queratocono que asistieron a la clínica de queratocono en el Hospital Universitario de Amberes, Bélgica. Los ojos incluidos tenían valores de queratometría máxima ≥ 70 dioptrías, medidos utilizando el mapa de curvatura sagital que fue obtenido por tomografía Scheimpflug. Los criterios de exclusión incluyeron ambliopías, retraso mental y enfermedad ocular concomitante que produjera una limitación de su potencial visual.

scleral qc

Se propuso la adaptación de lentes esclerales para los 75 ojos incluidos en el estudio. Ocho ojos se sometieron a una cirugía de trasplante debido a la agudeza visual insuficiente con las lentes, intolerancia a los lentes y problemas con el manejo de los lentes. Doce ojos no fueron adaptados debido a la buena agudeza visual en el otro ojo o una contraindicación para el uso de lentes. Tres ojos se adaptaron con éxito con lentes corneales o híbridas. Se prescribieron lentes esclerales en 51 de 75 ojos. La ganancia media en la agudeza visual (lente versus agudeza visual corregida con gafas) fue de 0.54 ± 0.18 (fracción decimal, optotipo Snellen). Siete ojos se perdieron durante el seguimiento, cuatro ojos abandonaron el uso de la lente escleral debido a la incapacidad para manejar las lentes, y cuarenta ojos usaron las lentes en su última visita de seguimiento, con un intervalo de seguimiento promedio de 30.15 ± 12.83 meses.

IMG_7300

IMG_7312IMG_7286

En conclusión,  cuarenta de los 51 ojos con queratocono grave que de otra forma se habrían sometido a cirugía de trasplante se trataron con éxito con el uso de lentes esclerales a largo plazo. De esta manera, la indicación de queratoplastia se redujo a menos de la mitad en esta población de queratocono.  Hoy en día, y siempre que no haya una evolución del Queratocono, la lente escleral es una excelente opción de tratamiento.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

fbbarraqvision

Carina koppen, Elke Kreps, Lieselotte Anthonissen,Maarten Van Hoey, Sorcha Ni Dhubhghaill, Louise Vermeulen. Lenses reduce the Nedd for Corneal Transplant in sever Keratoconus.  American Journal of Opthalmology 2017, Oct 22

 

 

Publicado en General | Deja un comentario

Comparación entre lágrimas viscosas y solución salina para rellenar las lentes de contacto de ortoqueratología antes de usar durante la noche

Esta semana quiero tratar en el blog un tema que crea controversia entre los adaptadores de lentes de Ortoqueratología: y es si el moldeo corneal que pretendemos inducir con el tratamiento, se mejora rellenando la lente de lágrima artificial o de suero fisiológico antes de su inserción para su uso durante la noche.

En este estudio se pretendió comparar, en términos de eficacia, las diferencias entre el uso de solución salina y una lágrima artificial viscosa para llenar la lente durante el primer mes de uso de ortoqueratología.

LI030075-1 s-l300

Se realizó un estudio piloto, doble ciego, cruzado, aleatorizado y prospectivo. En este estudio, 20 sujetos (14 hombres y 6 mujeres) con una edad media de 16.29 ± 6.22 años (rango, 10-26) fueron equipados con lentes de contacto de ortoqueratología. Para el estudio, se utilizaron solución salina comercial de NaCl al 0,9% no conservada (Avizor, Madrid, España) y lágrimas artificiales no conservadas con 0,3% de ácido hialurónico (Ocudry 0,3%, Avizor, Madrid, España). Tinción corneal, tiempo de ruptura lagrimal (TBUT), topografía, refracción, agudeza visual, comodidad y visión subjetiva fueron evaluados a 1 día, 1 semana y 1 mes de uso de lentes de contacto.

La tinción corneal fue estadísticamente mayor en el grupo de solución salina que en el grupo de Ocudry durante el primer día y durante 1 semana de uso (P <0.05). La comodidad fue estadísticamente mejor, con Ocudry 0.3% que la solución salina, siendo 7.17 ± 1.94 y 6.37 ± 1.63, para el primer día, y 8.78 ± 0.43 y 8.15 ± 0.62 para el día 28, respectivamente (P <0.05). Sin embargo, no se encontraron diferencias en los puntajes de visión subjetiva, TBUT, equivalente esférico, agudeza visual mejor corregida y agudeza visual no corregida, y queratometría media entre los grupos para cualquier visita (P> 0.05).

Ortho-K1

En conclusión las lagrimas artificiales viscosas mejoran la comodidad subjetiva de los pacientes y reducen la tinción corneal, en comparación con la solución salina durante el proceso de adaptación de las lentes de ortoqueratología. Sin embargo, no se encontraron diferencias entre las soluciones para la eficacia del tratamiento, en la visión y la topografía corneal.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

fbbarraqvision

Carracedo G , Villa-Collar C, Martin-Gil A, Serramito M, Santamaría L. Comparison Between Viscous Teardrops and Saline Solution to Fill Orthokeratology Contact Lenses Before Overnight Wear.  Eye Contact Lens 2017 Sep 21. doi: 10.1097/ICL.0000000000000416

Publicado en Contactología, General | Deja un comentario

Factores socioeconómicos y Prevalencia de Discapacidad Visual

La pérdida de visión es el tercer impedimento más común en todo el mundo. Aunque las intervenciones costo-efectivas están disponibles para prevenir o curar la mayoría de las causas de pérdida de visión, la disponibilidad de estas intervenciones varía considerablemente entre países y distritos. El conocimiento de la asociación entre la pérdida de la visión y los factores socioeconómicos es informativo para la planificación de la salud pública.

El objetivo de este estudio fue explorar las correlaciones de la prevalencia de discapacidad visual con factores socioeconómicos a nivel de país y modelar y estimar una carga de enfermedad ajustada socioeconómicamente en base a estos datos.  En este estudio transversal, se recopilaron los siguientes datos de 190 países y territorios: prevalencia estandarizada por edad de discapacidad visual moderada a grave (MSVI) y ceguera desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2010, en todos los países, índice de desarrollo humano (IDH), producto interior bruto (PIB) per cápita, gasto total en salud, gasto total en salud como porcentaje del PIB (gasto total en salud / PIB), gasto público en salud como porcentaje del gasto total en salud (público / total gasto en salud) y gastos de bolsillo como porcentaje del gasto total en salud (desembolso personal / gasto total en salud). Los países se dividieron en 4 niveles (bajo, medio, alto y muy alto) en función de su índice de desarrollo humano. El análisis de datos se realizó desde el 1 de septiembre de 2016 hasta el 1 de julio de 2017.

m_eoi170075f1

   Se evaluaron las correlaciones entre los datos de prevalencia y los índices socioeconómicos.  Se observó una fuerte asociación negativa entre las tasas de prevalencia de MSVI y la ceguera y el nivel socioeconómico de desarrollo. La prevalencia estandarizada por edad (SD) promedio de MSVI disminuyó de 4.38% (1.32%) en regiones de HDI bajo a 1.51% (1.00%) en regiones de HDI muy alto ( p <.001). El nivel nacional de HDI fue atribuible al 56.3% de la variación global en las tasas de prevalencia de MSVI y al 67.1% de la variación global en las tasas de prevalencia de ceguera. Las tasas de prevalencia más altas también se asociaron con un menor gasto total de salud per cápita, y un mayor porcentaje de desembolso / gasto total en salud. Los países con mayor carga de discapacidad visual y ceguera se pueden identificar fácilmente por los resultados de los modelos lineales. Los factores socioeconómicos podrían explicar el 69.4% de las variaciones globales en la prevalencia de MSVI y el 76.3% de las variaciones globales en la prevalencia de la ceguera.

m_eoi170075f2

En conclusión,  la carga de la discapacidad visual y los indicadores socioeconómicos se asociaron estrechamente y pueden ayudar a identificar los países que requieren una mayor atención a estos temas. El modelo de regresión descrito puede proporcionar una oportunidad para estimar objetivos de salud pública adecuados que sean consistentes con el nivel de desarrollo socioeconómico de un país.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

fbbarraqvision

Wei Wang; William Yan; Andreas Müller. Association of Socioeconomics With Prevalence of Visual Impairment and Blindness. JAMA Ophthalmol. Published online October 19, 2017. doi:10.1001/jamaophthalmol.2017.3449

Publicado en Baja Visión | Deja un comentario

Campos visuales funcionales: relación de las áreas del campo visual con la función autoinformada

El objetivo de este estudio es relacionar las áreas del campo visual con las dificultades funcionales para informar el desarrollo de una evaluación binocular del campo visual que pueda reflejar las consecuencias funcionales de la pérdida de campo visual. En los pacientes con Baja Visión es fundamental hacer una evaluación del campo visual funcional para poder elaborar un programa de Rehabilitación orientado y personalizado en cada caso.

En este estudio, cincuenta y dos participantes con pérdida de campo visual periférica comenzaron la evaluación binocular de campos visuales utilizando los programas 30-1 y 60-4 SITA Fast en el Humphrey Field Analyzer, y se obtuvieron umbrales medios. También se determinó la agudeza visual binocular, la sensibilidad al contraste y el rendimiento de lectura. La autoevaluación de la función global y la función de movilidad se evaluaron utilizando el Inventario de actividades de la ICF holandesa.

 

foto_campimetria

La mayor pérdida de campo visual (0-60 °) se asoció con peor función auto-reportada tanto en general (R 2 = 0,50, p <0,0001) como en movilidad (R 2 = 0,64; p <0,0001). Las áreas de campo visual central (0-30 °) y periféricas (30-60 °) estaban relacionadas de forma similar con la función de movilidad (R 2 = 0,61, p <0,0001 y R 2 = 0,63, p <0,0001 respectivamente), aunque el campo visual periférico  fue el mejor predictor de la movilidad autoreportada en múltiples análisis de regresión. Las áreas de campo visual superior e inferior están relacionados de manera similar a la función de la movilidad (R 2 = 0,56, p <0,0001 y R 2= 0,67, p <0,0001, respectivamente). Se encontró que el campo inferior es el mejor predictor de la función de movilidad en el análisis de regresión múltiple.

En consecuencia, el umbral medio del campo visual binocular a una excentricidad de 60 ° es un buen predictor de la función autoinformada en general, y particularmente de la función de movilidad. Tanto el umbral medio (0-30 °) como el periférico (30-60 °) son buenos predictores de la función autoinformada, pero el campo periférico  es un predictor ligeramente mejor de la función de movilidad y no debe ser ignorado al considerar las consecuencias funcionales de la pérdida de campo. El campo visual inferior es un predictor ligeramente más fuerte de la percepción global y de la función de movilidad que el campo superior.

 

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

fbbarraqvision

 

Functional visual fields: relationship of visual field areas to self-reported function. Subhi H, Latham K, Myint J, Crossland M.  Ophthalmic Physiol Opt. 2017 Jul;37(4):399-408. doi: 10.1111/opo.12362. Epub 2017 Mar 9.

Publicado en General | Deja un comentario