Filtros de color para mejorar la lectura: Revisión Sistemática de la literatura científica

Esta semana os quiero hablar sobre el siguiente artículo, “The effect of coloured overlays and lenses on reading: a systematic review of the literature”, publicado en el Ophtalmic & Phisiological Optics.

En los años 80 comenzaron a comercializarse filtros de color para superposición en el texto y para montar en gafas, con el objetivo de mejorar la lectura, el confort visual, incluso para ayudar en ciertos trastornos del aprendizaje como la dislexia. Meares en Nueva Zelanda, Irlen en EEUU, Wilkins en Reino Unido… varios profesionales llegan a describir y nombrar como, ‘Meares-Irlen syndrome’, ‘Irlen syndrome’ (IS),  o ‘scotopic sensitivity syndrome’ (síndrome de sensibilidad escotópica),’ estrés visual‘ a una serie de síntomas subjetivos asociados al malestar durante la lectura: visión borrosa o doble, dolor de cabeza, fatiga visual…

filtros color

Estos filtros se comercializan en dichos países y en España también bajo distintos nombres comerciales, sin embargo, desde entonces sigue sin haber una evidencia científica sobre su beneficio real. Previamente a esta publicación, algunas revisiones ya concluyeron:

  • Que la evidencia disponible era de muy baja calidad para llegar a conclusiones firmes acerca de la eficacia de las lentes de colores para la lectura, (Albon et al.).
  • Del mismo modo, una revisión sistemática de Galuschka et al.  no pudo demostrar ningún efecto positivo de las lentes o superposiciones de colores en la lectura.

gafas filtros

Los cuatro autores de esta revisión, de diferentes disciplinas profesionales, optometristas, oftalmólogos y psicólogos, realizan búsquedas en la literatura científica para la elaboración de este artículo. Esta revisión es el primer intento de evaluar sistemáticamente y por separado la calidad de las pruebas para cada uno de los filtros o lentes de color disponibles en el mercado con esta finalidad: Irlen, Intuitiv, ChromaGen/Harris y otros sistemas quizá menos conocidos.

Esta revisión sistemática concluye finalmente que:

  1. Mientras que muchos estudios informan de mejoras con lentes o filtros de color, el tamaño del efecto es generalmente pequeño y / o similar a la mejora encontrada con una condición de placebo.
  2. La gran mayoría de los estudios en cada área están sujetos a un riesgo alto o incierto de sesgo en uno o más aspectos clave del diseño del estudio o del resultado.
  3. Los estudios que están en menor riesgo de sesgo general ofrecen menos apoyo al beneficio del color en la capacidad de lectura.
  4. Los diferentes sistemas de filtros de color han sido sometidos a diferentes pruebas de escrutinio científico, sin embargo, los resultados no difieren según el tipo de sistema, o si la muestra bajo investigación fue clasificada como un estrés visual (o una condición definida de manera similar), dificultad para leer, o ambos.
  5. Por estas razones, en común con los comentarios anteriores de la literatura, se concluye que el uso de plantillas y lentes de color para aliviar las dificultades de lectura, no puede recomendarse.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en nuestro  muro de facebook.

para-blog

Philip G. Griffiths,Robert H. TaylorLisa M. HendersonBrendan T. Barrett. “The effect of coloured overlays and lenses on reading: a systematic review of the literature”.  Ophthalmic and Phisiological Optics. DOI: 10.1111/opo.12316

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>