Monthly Archives: noviembre, 2013

La enoxaparina disminuye la inflamación en cataratas de pacientes diabéticos.

noviembre 30th, 2013 Posted by Uveítis 0 comments on “La enoxaparina disminuye la inflamación en cataratas de pacientes diabéticos.”

Es bien conocido el riesgo de progresión de la retinopatía diabética después de la cirugía de catarata, así como el riesgo de empeoramiento del edema macular diabético tras esta cirugía.

Se ha sugerido que la inflamación provocada por el daño de la barrera hemato-acuosa dispara la progresión de la retinopatía diabética y del edema macular diabético (1). También se ha encontrado que la rotura de la barrera hemato-acuosa en pacientes sometidos a cirugía de facoemulsificación del cristalino es mayor en pacientes diabéticos que en no diabéticos (2).

La heparina, además de sus efectos anticoagulantes también posee propiedades antiinflamatorias y antiproliferativas. Para evitar posibles efectos secundarios de la heparina se ha desarrollado  la enoxaparina, una heparina de bajo peso molecular. La adición de enoxaparina ya ha demostrado en algún estudio que disminuye la inflamación y las complicaciones postquirúrgicas en pacientes pediátricos sometidos a cirugía de catarata (3).

Recientemente el Dr. Özgür Ilhan (Mustafá Kemal University, Turquía) han demostrado que la adición de enoxaparina al fluido de irrigación empleado en la cirugía de catarata disminuye la inflamación postquirúirgica en pacientes con retinopatía diabética. En su estudio (prospectivo, controlado) (4) incluyeron 51 ojos con retinopatía diabética no proliferativa moderada y grado 2-3 de catarata nuclear. El grupo 1 incluyó pacientes que habían recibido enoxaparina en el fluido de irrigación BSS empleado en la cirugía de catarata (40mg/500 cc) mientras que el grupo 2 fue operado sólo con el BSS tradicional. Los pacientes del grupo 1 presentaron menos células y menor flare que el grupo 2 en la primera semana post-cirugía, aunque no hubo diferencias al mes y segundo mes.

 

Son necesarios más estudios que avancen  en este camino (por ejemplo dosificación) y que puede que algún día permitan evitar o minimizar el riesgo de progresión de la retinopatía diabética tras cirugía de cataratas.

(1) Moriarty AP, Spalton DJ, Moriarty BJ, Shilling JS, Ffytche TJ, Bulsara M. Studies of the blood-aqueous barrier in diabetes mellitus.  Am J Ophthalmol 1994; 117 (6): 768-771

(2) Liu Y, Luo L, He M, Liu X. Disorders of the blood-aqueous barrier after phacoemulsification in diabetic patients. Eye 2004; 18 (9): 900-904

(3) Rumelt S, Stolovich C, Segal ZI, Rehany U. Intraoperative enoxaparin minimizes inflammatory reaction after pediatric cataract surgery. Am J Ophthalmol 2006; 14 (3): 433-437

(4) Ilhan O et al. The effect of enoxaparin containing irrigation fluid used during cataract surgery on postoperative inflammation in patients with diabetes. Am J Ophthalmol 2013;156:1120–1124

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario, puedes realizarlos en nuestro muro de Facebook:

para blog

 

 

¿Cuándo se debe operar un desprendimiento de retina?

noviembre 24th, 2013 Posted by General 0 comments on “¿Cuándo se debe operar un desprendimiento de retina?”

El desprendimiento de retina es una patología grave que puede conducir a la ceguera. A veces, aunque se consiga reaplicar la retina la recuperación de la agudeza visual es escasa. No olvidemos que la retina es un tejido nervioso y que como tal no se regenera con células nuevas.

La agudeza visual preoperatoria es uno de los principales indicadores de la visión que se va a recuperar después de la cirugía. Cuando la función visual central está preservada (y por ende, el líquido subretiniano no se ha extendido por debajo de la fóvea), el pronóstico por lo general es bueno (aproximadamente un 80% de los ojos recuperan una agudeza visual de 0,5 o mayor). Por el contrario, si la agudeza visual central está afectada, con extensión del desprendimiento de retina por debajo de la fóvea, el pronóstico empeora, de modo que sólo un 30% de los pacientes alcanzan una agudeza visual de 0,5 o mejor.

En animales de experimentación se han demostrado cambios celulares, moleculares y funcionales que ocurren a los pocos minutos de iniciarse el desprendimiento de retina. Tales cambios incluyen actividad proinflamatoria en las células de Mueller y la microglía que pueden extenderse a áreas de retina no desprendida. Asimismo, la hipoxia provocada por la reducción del flujo sanguíneo retiniano puede tener un papel en la degeneración retiniana y la activación de las células de la glía.

 

 

A pesar de estas observaciones, diversos estudios han demostrado que no hay diferencias en la recuperación de agudeza visual para los desprendimientos de retina con mácula desprendida que son operados en el intervalo de 1 semana desde el inicio. En una serie de 94 pacientes con mácula desprendida y agudeza visual menor de 0,1  no hubo diferencias en la recuperación de agudeza visual entre los pacientes operados en un período de 1-10 días (1). Esta recuperación de la agudeza visual sí fue significativamente menor en los pacientes operados después de 10 días.

La otra preocupación que insta por lo general a actuar de modo más urgente (operar cuanto antes) viene dada por la ausencia de afectación de la fóvea (lo que denominamos mácula «on»). Pero aquí también hay estudios que sugieren que no está justificada una actuación urgente. En un estudio prospectivo y multicéntrico con 82 desprendimientos de retina con macula no afectada, sólo 11 (13%) tuvieron progresión al polo posterior, afectando sólo 3 a la fóvea. En  los 11 que progresaron al polo posterior, el ritmo de progresión fue de sólo 1,8 diámetros de disco por día.

 

Por consiguiente, aunque estudios experimentales y la simple lógica induce a pensar que el desprendimiento de retina debe ser operado cuanto antes, diversos estudios han demostrado que no existe un deterioro en la recuperación de la visión si el paciente es operado dentro de la primera semana. De modo paralelo, algúnos pacientes con la mácula aplicada pueden ser diferidos algunos días para cirugía sin que ello suponga un riesgo. No hay que olvidar que muchos pacientes que van a ser sometidos a cirugía de desprendimiento de retina pueden  presentar problemas de coagulación o sistémicos que aconsejen diferir la cirugía para hacerla más segura (3).

(1) Hassan TS et al. The effect of duration of macular detachment on results after the scleral buckle repair of primary, macula-off retinal detachnments. Ophthalmology. 2002; 109(1): 146-152.

(2) Ho SF et al. The management of primary rhegmatogenous retinal detachment not involving the fóvea. Eye. 2006; 20(9): 1049-1053.

(3). Wykoff CC et al. What is the optimal timing for rhegmatogenous retinal detachment repair? JAMA Ophthalmology. 2013;  131(11): 1399-1400.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario, puedes realizarlos en nuestro muro de Facebook:

Imagen-FACEBOOK-HVM2

 

¿Cuáles son las causas de una hemorragia vítrea espontánea en un niño?

noviembre 15th, 2013 Posted by General 0 comments on “¿Cuáles son las causas de una hemorragia vítrea espontánea en un niño?”

Afortunadamente las hemorragias vítreas son poco frecuentes en la infancia. En la mayoría de los casos, cuando acontecen, son debidas a un traumatismo en la mayoría de los casos (1). Sin embargo, con poca frecuencia pueden aparecer espontáneamente. Estos casos suponen un verdadero reto para el oftalmólogo, siendo necesario descartar patologías particularmente graves como el retinoblastoma.

Recientemente se ha publicado un estudio retrospectivo de  124 ojos (76 niños) hemorragias vítreas espontáneas en niños atendidos en un hospital de la India (2)(probablemente sea la serie con mayor número de pacientes publicada hasta la fecha).

La media de edad fue de 153,45 +/- 56,19 meses. 48 casos tuvieron hemorragia vítrea bilateral. La causa más común fue una vasculitis (34,6%), seguida de enfermedades hematológicas (como anemia de células falciformes, leucemia, etc ) en un 27,4%.

 

Otras causas menos comunes fueron desgarro de retina por desprendimiento vítreo posterior, retinosquisis o retinoblastoma.

Aunque puede haber diferencias en la etiología según la zona geográfica, es evidente que estos niños requieren un examen completo oftalmológico (incluyendo ecografía ocular o TAC para descartar retinoblastoma, examen de fondo de ojo bilateral bajo sedación, etc.) y general para descartar patologías graves tanto a nivel ocular como a nivel sistémico.

 

(1) Spirn MJ, Lynn MJ, Hubbard GB 3rd. Vitreous hemorrhage in children.  Ophtalmology 2006; 113 (5) 848–852.

(2) Sudalkar a et al. Spontaneous vitreous hemorrage in children.Am J Ophthalmol 2013;156:1267–1271.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario, puedes realizarlos en nuestro muro de facebook:

Imagen-FACEBOOK-HVM2

 

 

Relación entre el calibre de los vasos retinianos con la disfunción eréctil en pacientes diabéticos.

noviembre 8th, 2013 Posted by General 0 comments on “Relación entre el calibre de los vasos retinianos con la disfunción eréctil en pacientes diabéticos.”

Investigadores del  Royal Victorian Eye and Ear Hospital de Melbourne (Australia) han encontrado una correlación entre una disminución del calibre de las arterias retinianas y un aumento del grosor de las venas retinianas con la disfunción eréctil en pacientes diabéticos tipo 2 (1).

 

Han realizado  un estudio transversal realizado con 289 hombres (edad media 65,3 años +/-11,2) con diabetes tipo 2 en el que midieron el calibre de los vasos retinianos mediante retinografías digitales utilizando un software semiautomático. La disfunción eréctil fue definida como la existencia de problemas para conseguir o mantener la erección y se estableció mediante un cuestionario.

de_0000

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de ajustar los pacientes por edad, presión arterial diastólica, duración de la diabetes, hemoglobina glicosilada, colesterol total, presencia de retinopatía diabética y cualquier otra complicación diabética encontraron que una disminución del calibre retiniano (odds ratio 1.66) y un engrosamiento del calibre venoso (odds ratio 1.58) se asociaban con la disfunción eréctil de forma independiente.

Estos datos sugieren un daño microvascular en la patogénesis de esta condición.

(1) Sky K. H. Chew, Yamna Taouk, Jing Xie, Theona E. Nicolaou, Jie J. Wang, Tien Y. Wong, and Ecosse L. Lamoureux. The Relationship of Retinal Vessel Caliber With Erectile Dysfunction in Patients With Type 2 Diabetes , IOVS November 2013 54:7234-7239

 

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario, puedes realizarlos en nuestro muro de Facebook:

para blog

 

Buscar

Categorías

Calendario

noviembre 2013
L M X J V S D
« oct   dic »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930