Monthly Archives: mayo, 2015

La retinopatía diabética puede progresar después de la cirugía de la obesidad.

mayo 30th, 2015 Posted by General 0 comments on “La retinopatía diabética puede progresar después de la cirugía de la obesidad.”

Numerosos estudios han constatado las mejorías metabólicas que se obtienen en personas extremadamente obesas que se someten a cirugía bariátrica (by-pass gástrico). En lo que se refiere a la diabetes tipo II que frecuentemente acompaña a la obesidad extrema el estudio STAMPEDE  (The Surgical Treatment and Medications Potentially Eradicate Diabetes Efficiently) demostró que la cirugía bariátrica más el tratamiento médico conseguía un buen control glucémico en un número mayor de pacientes que el tratamiento médico sólo.

 

Sin embargo, el hecho de que se normalice la glucemia y que el paciente no requiera tratamiento de la diabetes no debe hacer pensar que estos pacientes no requieren control del fondo de ojo como ha demostrado un estudio realizado en Corea del Sur recientemente (1). En este estudio se revisaron el fondo de ojo y las analíticas de 20 pacientes con diabetes tipo II sometidos a cirugía bariátrica cada 3 meses durante un período de seguimiento de al menos 12 meses. Estos fueron sus resultados:

-2 de 12 pacientes sin retinopatía diabética antes de la cirugía desarrollaron retinopatía diabética no proliferativa moderada.

-2 de 3 pacientes con retinopatía diabética leve desarrollaron retinopatía diabética no proliferativa moderada.

-5 de 5 pacientes con retinopatía diabética no proliferativa moderada o peor mostraron progresión que requirió algún tipo de terapia.

Se identificaron como factores de riesgo de progresión la existencia de retinopatía diabética previa y albuminuria previa. 6 pacientes consiguieron una remisión completa de la diabetes, pero la remisión de la misma no implica que se evite la progresión de la retinopatía diabética.

 

 

 

La explicación de este hecho podría ser la misma que diversos estudios han constatado: un cambio rápido en el control glucémico podría resultar en una progresión rápida de la retinopatía diabética. Una explicación de este fenómeno podría venir dada por la elevación de los niveles séricos del  factor de crecimiento insulin-like (IGF-1), los cuales aumentarían al normalizarse la glucemia. El factor de crecimiento insulin-like activa diversas señales intracelulares siendo un potente angiogénico y mitogénico.

Sea cual sea la causa se deduce de este estudio que todos los pacientes sometidos a cirugía bariátrica deberían ser sometidos a un examen de fondo de ojo previo a la cirugía y durante un período de al menos 12 meses tras la misma para evitar complicaciones severas derivadas de la retinopatía diabética.

(1) Yong Joon Kim et al. Clinical course of diabetic retinopathy in korean type 2 diabetes after bariatric surgery. Retina 35: 935-943, 2015.

El tratamiento con láser en la retinopatía diabética induce un engrosamiento retino-coroideo.

mayo 24th, 2015 Posted by General 0 comments on “El tratamiento con láser en la retinopatía diabética induce un engrosamiento retino-coroideo.”

 

Así lo ha demostrado un estudio realizado en la universidad de Nagoya (Japón) que evaluó los cambios experimentados en el grosor retino-coroideo en pacientes diabéticos sometidos a vitrectomía + panfotocoagulación láser por retinopatía diabética proliferativa. El grosor retino-coroideo se midió a 5 mm del limbo en los 4 cuadrantes de la retina utilizando una tomografía de coherencia óptica anterior preoperatoriamente  y a los 3 días de la operación y 1 y 2 semanas después de la operación. Compararon el cambio experimentado en el grosor retino-coroideo con pacientes con membrana epirretiniana sometidos a vitrectomía sin panfotocoagulación. En ojos con desprendimiento coroideo el grosor retino-coroideo y la altura del desprendimiento coroideo fueron medidos por separado.

Doc1_0000

 

 

 

 

 

Los pacientes diabéticos  sometidos a vitrectomía + panfotocoagulación desarrollaron un mayor número de desprendimientos coroideos que el grupo operado de membrana epirretiniana a los 3 días de la cirugía. El grosor coroideo periférico en el grupo de pacientes con retinopatía diabética fue significativamente mayor después de la cirugía. El incremento en el grosor periférico fue significativamente mayor en el grupo de pacientes diabéticos. Además, el número de quemaduras láser se correlacionó directamente con el grosor coroideo periférico.

Así pues, los autores concluyen que el engrosamiento transitorio retino-coroideo periférico es debido a las quemaduras láser intraoperatorias.

(1) Yamamoto K et al: Changes in retino-choroidal thickness after vitrectomy for proliferative diabetic retinopathy: Invest Ophthalmol Vis Sci , 2015 , vol 56 nº5

 

Aumento alarmante de las lesiones oculares por punteros láser.

mayo 17th, 2015 Posted by General 0 comments on “Aumento alarmante de las lesiones oculares por punteros láser.”

El uso de punteros láser o láseres de mano es bien conocido por todos. Desgraciadamente hemos asistido en diversos eventos deportivos a su uso dirigido contra algunos deportistas y esto ha sido visto por millones de teleespectadores muchos de ellos menores y que no son conscientes del peligro que entrañan. De este modo, y considerando que están fácilmente disponibles para su compra, creemos necesario advertir de los peligros de su uso.

Lamentablemente, el problema no se limita solo a esto, sino que también se han empleado dirigidos contra automovilistas y pilotos de avión. En estos casos el haz de láser se ensancha y supone un peligro de primera magnitud para la seguridad de las personas. Ya se han documentado casos así en el aeropuerto de San Pablo en Sevilla. En Estados Unidos ha habido ya varios casos de condena en prisión por el uso de estos dispositivos contra pilotos de aeronaves. El más llamativo es el de una sentencia de 14 años de prisión por utilizar uno de estos dispositivos contra el piloto de un helicóptero de transporte de un hospital infantil en California.

 

 

 

Las lesiones retinianas por este tipo de láser de mano documentadas en revistas científicas entre los años 2000 a 2009 fue de 18 niños. Sin embargo, en los últimos 4 años han experimentado un brusco ascenso (al menos 36 casos publicados) (1). La gran mayoría eran menores de 18 años que miraban directamente al láser o al reflejo del mismo en un espejo, o bien por exposición dirigida por otra persona.

Por otro lado, en 2014 se han registrado en Estados Unidos 3.894 incidentes provocados por láseres de mano en los campos de juegos deportivos o dirigidos contra aviones. Estos datos suponen un descenso de un 2,4 % respecto a los casos registrados en 2013, coincidiendo con la campaña iniciada desde la Federal Aviation Administration (FAA) para evitar estos incidentes mediante la imposición de penas criminales y las recompensas ofrecidas de hasta 10.000 dólares a quien pudiera aportar información sobre el causante del daño.

DIFERENCIAS ENTRE PUNTERO DE MANO Y LÁSER DE MANO O DE BOLSILLO

En Estados Unidos el organismo que regula la fabricación de estos láseres es la American National Standards Institute (ANSI) que establece que los láseres que pueden ser fabricados y comercializados solo pueden ser de la clase 3A con una potencia como máximo de 5 mW y una longitud de onda entre 400 y 700 nm. Estos tipos de láser son los conocidos punteros que se utilizan en las presentaciones en Congresos. Aún así considera que son peligrosos si el rayo es mirado directamente, incluso momentáneamente.

 

 

 

Otras categorías de laser, los de clase 3B (5-500 mW) o clase 4 (mayor de 500 mW) pueden causar una lesión inmediata en la piel o el ojo y su comercialización está prohibida en Estados Unidos. Lamentablemente estos tipos de láser están fácilmente disponibles para su compra por internet en todo el mundo comercializados por  distribuidores asiáticos.

TIPOS DE DAÑO RETINIANO

El daño retiniano causado por estos láseres se produce por tres mecanismos: térmico, fotoquímico y mecánico. El daño térmico sobreviene por el rápido incremento de las temperaturas que induce una desnaturalización de las proteínas y la muerte celular de las célula de la retina. El daño fotoquímico viene  provocado por las reacciones químicas fototóxicas que provocan en el interior de las células, las cuales también suponen la muerte celular (es el mismo daño que ocurre cuando se mira un eclipse solar). El daño mecánico viene derivado de la vaporización del agua y plasma inducido por el láser.

A nivel de la retina, el daño afectará más a unas u otras capas dependiendo de la longitud de onda del láser. Así los láseres verdes provocan una daño en el epitelio pigmentario de la retina y en la retina externa debido a que su longitud de onda de 532 es absorbida por los gránulos de melanina del epitelio pigmentario. Los láseres de color rojo pueden causar el mismo daño a nivel del epitelio pigmentario aunque por lo general requieren mayor duración de exposición.

Los láseres azul y violetas comercializados recientemente son particularmente devastadores por su alta potencia (hasta 1.000 a 2.000 mW). Se ha comunicado un caso que desarrolló un agujero macular con hemorragia vítrea y con la formación de una densa membrana epirretiniana.

No se ha demostrado que exista ningún tratamiento efectivo para minimizar los daños retinianos inducidos por estos dispositivos aunque tradicionalmente son tratados con corticoides o fármacos antinflamatorios no esteroideos.

Como conclusión, es evidente la necesidad de divulgar los peligros del uso de los láseres de mano, así como una legislación también en Europa que imponga un riguroso control sobre su uso.

(1) GD Lee et al: Laser pointer retinal injures. Retina Today, April 2013

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario, puedes realizarlos en nuestro muro de Facebook:

FB

La oclusión venosa retiniana podría aumentar el riesgo de infarto cerebral.

mayo 7th, 2015 Posted by Retina 0 comments on “La oclusión venosa retiniana podría aumentar el riesgo de infarto cerebral.”

Son bien conocidos los factores de riesgo de padecer una oclusión venosa de la retina (hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo, trombofilia, etc.) Es por ello que todo paciente que la sufre debe ser examinado por el médico de familia o internista para descartarlos pues también suponen un riesgo para la vida.

Doc1_0000

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, se ha sospechado que estos factores de riesgo eran insuficientes para explicar el elevado número de accidentes cerebro vasculares (ACV) que padecían estos pacientes. Por este motivo se han realizado diversos estudios poblacionales para determinar si el hecho de padecer una oclusión venosa de la retina (tanto de vena central como de rama) suponía por sí mismo un aumento en el riesgo de padecer un ACV. Hasta la fecha los resultados han sido dispares pero un estudio prospectivo realizado en Corea del Sur (1) con un seguimiento de 9 años ha encontrado que los pacientes que han sufrido una oclusión venosa de la retina (central y de rama) desarrollan en el 16,8 % de los casos un ACV frente al 10,7 % del grupo de comparación, con un riesgo incrementado 1,48. El riesgo fue estadísticamente significativo (1,51) para los ACV isquémicos pero no lo fue para los ACV hemorrágicos (1,30). Este riesgo fue hallado después de eliminar factores de confusión tales como diabetes, hipertensión arterial y enfermedad crónica renal.

 

 

Os recordamos que el origen embriológico así como las características anatómicas y fisiológicas de los vasos de la retina son los  mismos que los de los vasos del cerebro. De hecho los signos de retinopatía hipertensiva o  retinopatía diabética en el fondo de ojo se han relacionado con un aumento de riesgo de ACV. Os recordamos asimismo que el fondo de ojo es la única exploración no invasiva mediante la cual podemos observar estos vasos sanguíneos que son un fiel reflejo de la vasculatura del cerebro.

Estos hallazgos probablemente tengan un alto valor práctico en la clínica de modo que pueden inducir a la toma de decisiones importantes tales como la prescripción de antiagregantes plaquetarios, etc.

(1) T H Rim et al: Retinal vein occlusion and the risk of stroke development. Ophthalmology 2015; artículo en prensa.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario, puedes realizarlos en nuestro muro de Facebook:

FB

Buscar

Categorías

Calendario

mayo 2015
L M X J V S D
« abr   jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031