Monthly Archives: julio, 2015

Oftalmopatía Tiroidea: El tabaco se asocia a una peor respuesta al tratamiento.

julio 27th, 2015 Posted by General 0 comments on “Oftalmopatía Tiroidea: El tabaco se asocia a una peor respuesta al tratamiento.”

Los fumadores con oftalmopatía tiroidea, también llamada oftalmopatía de Graves, tienen una peor respuesta al tratamiento con esteroides por vía intravenosa que los pacientes que nunca han fumado, según un nuevo estudio publicado en el British Journal of Ophthalmology en Junio.

Fumar es conocido que aumenta el riesgo y la severidad de la oftalmopatía tiroidea, pero hasta ahora no se había estudiado si afecta a la respuesta a los corticoides intravenosos, que es el tratamiento de primera linea para la oftalmopatía de Graves.

Se examinaron 92 pacientes con oftalmopatía tiroidea de moderada a severa, que se sometieron al tratamiento con esteroides por vía intravenosa. El grupo incluyó a 23 personas que nunca habían fumado, 31 fumadores (12 ex fumadores y 19 fumadores activos) y 38 fumadores pasivos.

En general, el 73,9% de los que nunca habían fumado respondieron al tratamiento, frente al 29% de los fumadores y ex fumadores (p = 0,001). El análisis ajustado por factores de confusión como la edad, el género y la duración de la enfermedad encontró que los fumadores tenían un riesgo 12 veces superior de tener una mala respuesta al tratamiento esteroideo. Hubo una tendencia hacia una peor respuesta al tratamiento en los fumadores pasivos, aunque la asociación no fue estadísticamente significativa.

Oftalmopatía tiroidea

 

Por tanto, es muy importante en personas con patología oftálmica tiroidea eliminar totalmente el hábito de fumar, ya que puede ser especialmente perjudicial para su enfermedad.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Ambliopía: La oclusión y la corrección óptica sigue siendo el principal tratamiento.

julio 13th, 2015 Posted by General 0 comments on “Ambliopía: La oclusión y la corrección óptica sigue siendo el principal tratamiento.”

Esta semana quiero reflejar en mi blog el comunicado de la Sociedad Española de Estrabología sobre supuestos tratamientos alternativos y novedosos para la ambliopía, o como se dice de forma coloquial el ojo vago. Estos tratamientos suelen despreciar la terapia con oclusión como antigua y desfasada, prometiendo resultados rápidos y espectaculares y sin incidir en la importancia de una adecuada corrección refractiva.

http://drpatch.ca/wp-content/uploads/2012/11/SLIDER_occ4.jpg

 

Es frecuente encontrar en los medios de comunicación, noticias y anuncios sobre tratamientos de última generación con una eficacia supuesta mejor que el tratamiento convencional, pero sin estudios científicos serios que los avalen y sin hacer hincapié en el carácter experimental de estos.

«La ambliopía es lo que comúnmente se denomina ojo vago y afecta a cerca de un 5% de la población, consistiendo en el déficit de visión de uno u ambos ojos por debajo de los límites que se consideran normales.

El tratamiento de este problema radica, fundamentalmente y en primer lugar, en establecer su causa, para lo cual es imprescindible una revisión oftalmológica completa incluyendo la dilatación de la pupila, aspecto este último esencial en los niños para conocer con total exactitud la causa más frecuente de ojo vago como son los problemas refractivos (necesidad de llevar gafas). Sin dicha dilatación de la pupila, podemos en algunas ocasiones aproximarnos a la graduación verdadera, pero no conocerla con exactitud.

Existen otras posibles causas de ojo vago que si bien son menos frecuentes, no por ello dejan de ser menos importantes, como son entre otras el estrabismo (desviación de los ojos), las cataratas congénitas y los tumores oculares que requerirán actuaciones inmediatas y sin demora desde su diagnóstico.

Para el diagnóstico de estas y otras patologías es recomendable una revisión oftalmológica en el primer año de vida, y reiteramos que con dilatación de la pupila para excluir estos problemas de forma certera.

Una vez valorada la causa del ojo vago deberemos acometer su tratamiento y los profesionales sanitarios tenemos un compromiso con la calidad asistencial que nos obliga a incorporar la evidencia científica disponible en nuestros procesos de racionamiento clínico, de modo que las indicaciones diagnósticas y terapéuticas que propongamos hayan demostrado ser eficaces, al menos en las patologías más prevalentes donde los procedimientos están más estandarizados. La ambliopía es un problema tan frecuente que las opciones de tratamiento han sido ampliamente estudiadas y por ello, estamos obligados a ofrecer a nuestros pacientes pediátricos solo aquellas estrategias cuya utilidad esté avalada por la evidencia científica, y hasta la fecha el tratamiento que mejores resultados ofrece es la oclusión mediante el parche. Este tratamiento está avalado por multitud de estudios científicos en revista de prestigio y por los más importantes especialistas de índole mundial.

Evidentemente el parche no es el único tratamiento existente, pues existen otras alternativas como instilación de gotas para dilatar la pupila y obligar a utilizar el ojo vago, filtros sobre la gafa que obligan a emplear uno u otro ojo, así como cambios en la graduación para reforzar más o menos el empleo del ojo que deseemos para mejorar su visión. Incluso últimamente existen estudios científicos que comienzan a avalar otras alternativas como tratamientos médicos y sistemas de gafas electrónicas que tienen efecto oclusor, que están en estudio por prestigiosos investigadores.

Si bien por lo tanto existen alternativas, estas deben ser consideradas de forma personalizada por nuestro especialista, pero desde luego afirmamos rotundamente que en ningún momento podemos decir que el parche ocular sea un tratamiento desfasado o que haya llegado a su fin como han divulgado algunos medios, pues sigue siendo el tratamiento más eficaz para recuperar el ojo vago.

Es más, cualquier otra alternativa de tratamiento que se plantee en la actualidad, debiera ser apoyada en estudios científicos en revistas de prestigio y desde luego debe tenerse especial cuidado en no plantear falsas expectativas sin la adecuada validez científica, ni en desacreditar tratamientos contrastados y cuyos resultados demuestran día a día su validez.

El tratamiento de la visión de nuestros hijos es una labor muy delicada y la Sociedad Española de Estrabología quiere manifestar con este escrito su total desacuerdo en aquellos tratamientos no corroborados por estudios científicos adecuados y que suponen una pérdida de tiempo ante situaciones donde la edad de tratamiento es fundamental para conseguir un adecuado éxito en la recuperación del ojo vago y la ambliopía.

El tratamiento de esta patología es obligación de todos y cada uno de los responsables de la salud y cualquier idea en beneficio de ello es bien recibida, pero desde luego no deben crearse falsas expectativas sobre algunos tratamientos que aún no tienen la adecuada evidencia científica, están contraindicados por Sociedades de prestigio a nivel mundial (Sociedad Americana de Oftalmología, Asociación Americana de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo y la Sociedad Americana de Optometría) y desde luego no se deben desacreditar sin fundamento aquellos tratamientos que están perfectamente avalados por los estudios científicos y por la práctica del día a día de los especialistas en oftalmología pediátrica y estrabismo de todo el mundo. «

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Triamcinolona intravítrea y aumento de la presión intraocular‏

julio 7th, 2015 Posted by General 0 comments on “Triamcinolona intravítrea y aumento de la presión intraocular‏”

La elevación de la presión intraocular es frecuente después de las inyecciones intravítreas de triamcinolona para el edema macular por oclusión de vena retiniana, según los datos obtenidos del estudio multicéntrico SCORE y publicados on line en Archives of Ophthalmology, en junio.

http://retina2020.com/wp-content/uploads/2013/06/retinal-vein-occlusion.jpg

 

En numerosos estudios retrospectivos anteriores se ha descrito el aumento de la presión intraocular (PIO) y el desarrollo de una neuropatía óptica glaucomatosa como complicaciones posteriores al tratamiento mediante la inyección intravítrea de triamcinolona. En este estudio prospectivo se observaron los factores más frecuentes para la elevación de la PIO y el tiempo para el desarrollo de la complicación, en 616 pacientes de los dos ensayos clínicos aleatorizados de fase III que componían el estudio SCORE.

A los 36 meses de seguimiento, elevaciones de la PIO de más de 10 mm Hg desde el valor basal, se encontraron en el 2% de los pacientes del grupo de tratamiento clásico sin esteroides intravítreos, en el 9% de los tratados con 1 mg Triamcinolona, y en el 45% de los pacientes tratados con 4 mg (p <0,001) con lo que vemos la alta incidencia de esta complicación.  La elevación de la PIO se produjo una mediana de 34 días después de la inyección en el grupo de 1 mg y tras 53 días en el grupo de 4 mg, por lo que vemos que pueden ser tardías. La PIO no obstante, se controlaba bien con tratamiento médico y es muy raro necesitar una cirugía de trabeculectomía para el control de ésta.

Además se encontró que una menor edad y tener una PIO basal mayor eran factores que aumentaban de manera significativa el riesgo de elevación de la PIO. También se encontró que el sexo femenino se asociaba a un menor riesgo.

Por tanto según los hallazgos de este estudio multicéntrico, los pacientes más jóvenes tratados con triamcinolona, con PIO de base más alta requieren un mayor seguimiento a largo plazo, ya que el aumento importante de la PIO puede tardar varios meses en producirse y el impacto de este evento aumenta con el tiempo por el daño progresivo irreversible en el nervio óptico.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes hacerla en nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

 

Buscar

Calendario

julio 2015
L M X J V S D
« jun   ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031