Monthly Archives: mayo, 2017

Biometría (1/4): del Ultrasonido a la OCT

mayo 21st, 2017 Posted by General, Optometría Clínica 0 comments on “Biometría (1/4): del Ultrasonido a la OCT”

La Biometría es una prueba esencial que se utiliza para calcular la potencia de la Lente Intraocular (LIO) a implantar en pacientes que van a ser sometidos a cirugía de cristalino.

Esta prueba tiene como objetivo determinar la potencia de la lente para intentar dejar el nuevo sistema óptico formado por: córnea + LIO, lo más próximo a la emetropía, es decir sin defecto refractivo residual (salvo casos donde se requiera de un target miópico, ej: monovisión).

Para determinar correctamente el cálculo de la LIO es necesario medir varios parámetros del sistema óptico, en función del sistema de medida utilizado podremos determinar más o menos medidas.

1) Biometrías por Ultrasonido (eco-a)

Los primeros instrumentos que se utilizaron utilizaban los ultrasonidos, ondas acústicas que van atravesando los tejidos y cuando sufren fenémonos de reflexión o refracción al pasar de un medio de propagación a otro, producen un efecto de rebote o eco que puede ser registrado.

Por tanto se pueden obtener medidas/registro de la córnea, de la cara anterior del cristalino, de la cara posterior del cristalino y por último de la retina, la suma total de todos estos espacios es lo que se denomina longitud axial (AXL).

Dentro del ojo hay diferentes índices y velocidades de propagación:

• Córnea y Cristalino: 1.641 m/sg
• Cámara anterior: 1.532 m/sg
• Cámara vítrea: 1.532 m/sg
• Retina: 1.550 m/sg

Los ecógrafos asignan una velocidad global media que varía en función de si el ojo es fáquico (1.550 m/s) o afáquico (1.532 m/s). Teniendo en cuenta esto podemos aplicar fórmulas físicas: (Espacio = Velocidad x tiempo), obtenemos el espacio que ha recorrido el ultrasonido y de esta forma y teniendo en cuenta que la onda hará un recorrido de ida y vuelta obtendermos la longitud axial.

B9781437726367000070_f007-001-9781437726367

La dificultad en los sistemas de medida basados en ultrasonidos es que son bastante examinador – dependientes, ya que existen varios factores que influencian la medida como:

Ángulo de incidencia: es muy importante alinear correctamente la sonda con el ojo, debido a que un mal alineamiento puede provocar ecos difusos los cuales pueden complicar la medida de las diferentes interfases.

Un factor que se puede modificar durante la medida es la Ganancia: este valor se puede modificar incrementándola o disminuyéndola, a mayor ganancia habrá más sensibilidad y por tanto más ecos, pero con menos resolución, normalmente esta se incrementa para poder recibir ecos de la retina en cataratas densas.

Dentro de las medidas por ultrasonido tenemos dos tipos:

- Aplanación: donde la sonda se coloca sobre la córnea del paciente, es importante no apretar la superficie corneal debido a que de este modo disminuiremos el espesor corneal y por tanto el valor de longitud axial.

- Inmersión: la sonda se coloca en el interior de un recipiente y este se posiciona sobre la esclera. Este métido es más preciso que el de aplanación: fundamentalmente por dos motivos:

  • Evita la posibilidad de comprimir la superficie corneal
  • Asegura el correcto alineamiento de los ultrasonidos.

2) Biometrías por Interferometría de Coherencia Parcial o Baja Coherencia (PCI o OLCI)

La interferometría de coherencia parcial se basa en la proyección de dos haces de luz infrarroja de 780 nm sobre la superfice ocular para posteriormente medir la reflexión de los mismos sobre las diferentes estructuras oculares. Concretamente este sistema mide el eco producido en la retina.

Las ventajas de este sistema es que es menos examinador-dependiente, el doble haz permite eliminar la influencia de los movimientos longitudinales del ojo durante las mediciones, evita el desalineamiento y corrige el efecto de aplanación de la córnea, ya que no tiene que tocarla, es un método no invasivo.

Aunque cabe destacar que en ocasiones es difícil la toma de la medida debido a cataratas muy densas, sobretodo cataratas subcapsulares posteriores.

Normalmente la Biometría óptica estima valores mayores de longitud axial (AXL) que la ultrasónica, debido a:  la aplanación de la córnea que disminuye la AXL y que la luz empleada en la biometría óptica es reflejada por el Epitelio Pigmentario de la Retina, mientras que los Ultrasonidos son reflejados desde la Limitante Interna, esto es una diferencia de unas 130 micras.

17

3) Biometrías por Reflectometría Óptica de Baja Coherencia (OLCR)

Este tipo de tecnología es muy similar a la anterior, pero con la diferencia que nos aporta ecos de medida en todas las estructuras oculares, de este modo podemos medir tanto la longitud axial como la paquimetría y el espesor del cristalino.

También puede tener problemas en su medición en cataratas densas.

lenstar-parametri

4) Biometrías por Tomografía de Coherencia Óptica Swept-Source

Los nuevos equipos de Biometría, están basados en Tomografía de Coherencia Óptica, mediante un láser de longitud de onda sintonizable se realiza un escaneo completo del ojo, consiguiendo una imagen OCT que muestra detalles anatómicos en un corte longitudinal. Por tanto, se pueden detectar geometrías inusuales en el ojo, como una inclinación o un descentramiento del cristalino o posteriormente de la lente implantada.

Captura de pantalla 2017-05-21 a las 19.00.19Esta tecnología permite ver directamente todas las estructuras medidas, de esta forma evitaremos errores por falta de fijación y alineamiento causados por una fijación incorrecta. Además en cataratas densas mejora la medición con respecto a dispositivos anteriores.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

 Bibliografia:

Packer M, Coffman P, Brown L. Inmersion A Scan compared with partial Coherence interferometry: out come analysis. J Cataract Refract Surg 2003;28:239-42.

Haigis W, Lege B, Miller N, Schneider B. Comparison of immersion ultrasound biometry and partial coherence interferometry for intraocular lens Calculation according to Haigis. Graefes Arch Clin Exp Ophthalmol. 2007:238(9):765-73.

Tehrani M, Krummenauer F, Kumar R, Dick HB. Comparison of biometric measurements using partial coherence interferometry and applanation ultrasound. J Cataract Refract Surg 2003 29(4):747-62.

Garzón N, Muñoz M, Poyales F. Cálculo de la potencia de lentes intraoculares. Rev Gac Ópt . 2009;(425):22-5.

Tim Donald, IOLMaster 700: A Debut of Swept-Source OCT Technology, CRST Europe  July 2015

 

Lente Fáquica ICL: ¿Puede afectar a la Presión Intraocular a largo plazo?

mayo 7th, 2017 Posted by General, Optometría Clínica 0 comments on “Lente Fáquica ICL: ¿Puede afectar a la Presión Intraocular a largo plazo?”

Las Lentes Fáquicas ICL están indicadas en pacientes que quieren corregir su defecto visual de miopía, hipermetropía y astigmatismo. Esta lente se situa entre el iris y el cristalino, esa posición en la que se implanta la lente podría suponer una disminución del paso del humor acuoso desde la parte posterior del ojo a la parte anterior lo que podría producir una subida de la Presión Intraocular (2).

glaucoma-2-500x359Para evitar la reducción del paso de humor acuoso anteriormente se realizaban unas iridotomias con láser, de forma previa o intraoperatoriamente, pero con la aparición de nuevos diseños como la lente fáquica V4c para la corrección de miopía y astigmatismo, la lente ICL tiene una pequeña apertura central que evita la realización previa de las iridotomías y permite el flujo de humor acuoso.

 imagen

Este modelo fue diseñado con un orificio central de 0,36 mm (KS-Aquaport) que permite un correcto flujo del humor acuoso.

Ya existen varios estudios publicados tras la implantación de la LIO Visian ICL V4c que mostraron un control seguro de la PIO en el período postoperatorio temprano (3,4) y con un seguimiento de  hasta 6 meses (5,6) .

Pero es necesario evaluar el impacto de esta tecnología en las elevaciones de la PIO en un período intermedio y  tardío.

Pues recientemente se ha publicado un trabajo en la revista Journal Refractive Surgery (1) en el que se evaluaron los resultados en los cambios de la Presión Intraocular previa y tras la intervención con la lente ICL V4c en una gran muestra de pacientes sometidos a cirugía para corrección de miopía y astigmatismo durante un seguimiento de 24 meses.

En este estudio retrospectivo con un volumen muy elevado de sujetos evaluados, donde se incluyeron 763 ojos (384 pacientes, 128 hombres y 256 mujeres), se estudiaron a 1,3,6, 12 y 24 meses, los cambios en la PIO (Presión Intraocular), el Vault central y los eventos adversos.

service5En cuanto a los resultados de Presión Intraocular:

El promedio de PIO fue 13,2 ± 2,1 mm Hg preoperatorio y fue <21 mm Hg en todos los ojos estudiados. Postoperatoriamente, la media de la PIO fue inferior a la PIO antes del procedimiento en todas las visitas de seguimiento: 12,4 ± 1,7 mm Hg a 1 mes, 12,5 ± 1,8 mm Hg a 3 meses, 12,6 ± 1,3 mm Hg a los 6 meses, 12,6 ± 1,4 mm Hg a los 12 meses y 12,7 ± 1,1 mm Hg a los 24 meses .

La PIO en la visita de seguimiento final fue de 12,8 ± 1,3 mm Hg. En la mayoría de los pacientes la PIO postoperatoria fue menor o similar a la PIO preoperatoria en todas las visitas de seguimiento.

En cuanto a las complicaciones observadas: no se registró ninguna hipertensión ocular aguda en el postoperatorio temprano, incluyendo 14 ojos (1,83%) con un vault (separación entre la lente y el cristalino) mayor de 1.000 μm. No se requirió la explantación de la lente fáquica en ningún caso.  No se observaron bloqueos pupilares.

Sólo un caso (0,13%) presentó un aumento significativo de la PIO (26 mm Hg) durante el período de observación (a 1 semana de seguimiento). Este caso se relacionó con la respuesta a los esteroides, ya que el vault fue de 710 μm, y la PIO mejoró con la medicación tópica de un fármaco (Azarga). Ningún otro paciente requirió medicación específica para reducir la PIO.

También se estudió el Vault, medida importante para garantizar la correcta posición de la lente fáquica.

En el período postoperatorio temprano, el vault medio fue de  592 μm tras 1 día y 555 μm a la semana después del procedimiento. Hubo una tendencia de reducción del vault con el tiempo. La disminución en el vault desde la visita de seguimiento de 1 semana a la visita de los 2 años fue de 185 ± 11 μm. No hubo correlaciones estadísticamente significativas entre la cantidad de vault de la LIO fáquica en el seguimiento total. Cuatro casos (0,5%) presentaron un vault de 0 μm en algún momento durante el período de seguimiento, todos ellos fueron cuidadosamente observados y ninguno presentó complicaciones, incluyendo el desarrollo de catarata o variaciones de la PIO. No se explantó ninguna LIO fáquica en esos casos.

Por tanto se ha determinado que  la presencia del agujero central induce un cambio en la dinámica del humor acuoso (7), además el orificio central puede afectar al vault de la lente fáquica, que juega un papel vital en la determinación de la seguridad de la implantación de la lente. En otros estudios se sugirío que un vault de más de 0.09 mm sería suficiente para proteger el cristalino de formación de cataratas (8).

Como conclusiones podemos decir que la implantación de la lente fáquica ICL V4c con orificio central en los pacientes miopes y astígmatas proporciona buenos resultados en la PIO postoperatoria, es una técnica segura en el período de observación de 24 meses.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en  nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Bibliografía:

(1) Intraocular Pressure After Implantation of a Phakic Collamer Intraocular Lens With a Central Hole.  Rodríguez-Una I, Rodríguez-Calvo PP, Cueto LF, Lisa C, Cueto AF, Alfonso JF.  J Refract Surg. 2017 Apr 1;33(4):244-249. doi: 10.3928/1081597X-20170110-01.

(2) Sanchez-Galeana CA, Zadok D, Montes M, Cortes MA, Chayet AS. Refractory intraocular pressure increase after phakic posterior chamber intraocular lens implantation. Am J Ophthalmol. 2002;134:121-123.

(3) Gonzalez-Lopez F, Bilbao-Calabuig R, Mompean B, et al. In- traocular pressure during the early postoperative period after 100 consecutive implantations of posterior chamber phakic in- traocular lenses with a central hole. J Cataract Refract Surg. 2013;39:1859-1863.

(4) Higueras-Esteban A, Ortiz-Gomariz A, Gutierrez-Ortega R, et al. Intraocular pressure after implantation of the Visian Implant- able Collamer Lens With CentraFLOW without iridotomy. Am J Ophthalmol. 2013;156:800-805.

(5) Shimizu K, Kamiya K, Igarashi A, Shiratani T. Early clinical outcomes of implantation of posterior chamber phakic intra- ocular lens with a central hole (Hole ICL) for moderate to high myopia. Br J Ophthalmol. 2012;96:409-412.

(6) Alfonso JF, Lisa C, Fernandez-Vega Cueto L, Belda-Salmeron L, Madrid-Costa D, Montes-Mico R. Clinical outcomes after im- plantation of a posterior chamber collagen copolymer phakic intraocular lens with a central hole for myopic correction. J Cataract Refract Surg. 2013;39:915-921.

(7) Kawamorita T, Uozato H, Shimizu K. Fluid dynamics simula- tion of aqueous humour in a posterior-chamber phakic intra- ocular lens with a central perforation. Graefes Arch Clin Exp Ophthalmol. 2012;250:935-939.

(8) Gonvers M, Bornet C, Othenin-Girard P. Implantable contact lens for moderate to high myopia: relationship of vaulting to cataract formation. J Cataract Refract Surg. 2003;29:918-924.

Buscar

Calendario

mayo 2017
L M X J V S D
« abr   jun »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031