Monthly Archives: julio, 2017

Dislipemia y disfunción de glándulas de Meibomio

julio 31st, 2017 Posted by Córnea y superficie ocular 0 comments on “Dislipemia y disfunción de glándulas de Meibomio”

La disfunción de glándulas de Meibomio (DGM), es la causa más frecuente de ojo seco evaporativo y de ojo seco en general en nuestro medio. La capa lipídica lagrimal es la capa más externa de la lágrima que previene la evaporación del componente acuoso de la misma. En la DGM produce una alteración cuantitativa y cualitativa de las secreciones lipídicas meibomianas (meibum), lo que da lugar a una mayor evaporación de la película lagrimal por déficit/alteración de la capa lipídica.

 

El meibum, o secreción de las glándulas de Meibomio, está compuesto principalmente por lípidos no polares (ésteres de colesterol y ceras) y una pequeña cantidad de lípidos polares (fosfolípidos y glicolípidos). En la DGM, la composición del meibum puede variar haciendo que se incremente su viscosidad y punto de fusión, lo que produce las alteraciones obstructivas a nivel de las glándulas de Meibomio que abservamos en esta patología.

Disfunción glándulas de Meibomio

Disfunción glándulas de Meibomio

La dislipemia (DL) es una alteración metabólica de los niveles de los diferentes lípidos en sangre y es un importante factor de riesgo cardiovascular y de arterosclerosis; especialmente los niveles elevados de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y triglicéridos (TGL) o niveles bajos de lipoproteínas de baja densidad (HDL).

Algunos estudios indican que la suplementación con ácidos grasos omega 3, tiene un efecto positivo sobre la hipertrigliceridemia, aunque no afecta a los niveles de LDL ni HDL.

 

Ambos trastornos comportan una elevada prevalencia, morbilidad y mortalidad (en la dislipemia) en nuestro medio. Pero, ¿pueden estar relacionados estos dos trastornos lipídicos?

En una revisión sistemática de la literatura realizada por los Drs. Kuriakose y Braich y publicada este mes en la revista International Ophthalmology, se trata de dilucidar esta posible relación.

Los autores realizaron una búsqueda bibliográfica en las bases de datos PubMed y MeSH y se incluyeron un total de 4 artículos en los que se estudiaba la relación entre la DGM y la DL.

En los 4 estudios (3 de casos-controles y uno de cohortes), básicamente, se reclutaron pacientes con DGM y se estudiaron sus niveles lipídicos para compararlos con los de pacientes sanos sin DGM para estudiar la prevalencia de DL en ambos grupos.

Fuente: actitudsaludable.net

En general, se observó una mayor prevalencia de niveles anormales de lípidos en los pacientes con DGM en comparación con los controles. Los dos estudios con mayor tamaño muestral encontraron una asociación significativa entre los niveles de TGL y LDL con la DGM. En otro estudio se encontró una asociación entre DGM con LDL pero no con TGL; y en el restante estudio se encontró asociación entre DGM con TGL pero no con LDL. Tres de los cuatro estudios encontraron asociación entre la DGM y el colesterol total. En cuanto a los niveles de HDL no está clara su relación con la DGM. En los dos estudios con mayor tamaño muestral no se encontró asociación entre los niveles de HDL y la DGM, mientras que en los restantes dos estudios sí.

 

En conclusión, esta revisión concluye que parece existir una asociación entre la DL y la DGM. Esta asociación podría ser útil para identificar a pacientes con DL no conocida que presenten DGM en la consulta oftalmológica, sobre todo en pacientes jóvenes. Se necesitarán nuevos estudios para, conocer los mecanismos mediante los cuales la DL puede influir sobre la DGM, demostrar la secuencia temporal existente entre estas dos patologías y cómo puede afectar el tratamiento hipolipemiante utilizado en la DL sobre la DGM.

 

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes escribirnos en nuestro muro de facebook:

Muro Facebook

 

Bibliografía:

Kuriakose RKBraich PS. Dyslipidemia and its Association with Meibomian Gland Dysfunction: A Systematic Review. Int Ophthalmol. 2017 Jul 7.

¿Qué percepción tienen los pacientes con ojo seco de la efectividad de su tratamiento?

julio 23rd, 2017 Posted by Córnea y superficie ocular 0 comments on “¿Qué percepción tienen los pacientes con ojo seco de la efectividad de su tratamiento?”

Sabemos que los síntomas del síndrome de ojo seco no tienen una buena correlación con los signos objetivos del mismo.

Pero, ¿cómo perciben los pacientes con SOS como de eficaz o inútil es su tratamiento? Y, ¿se asocia esta percepción a algunas características de los pacientes?

molestias oculares

Para tratar de responder a estas preguntas, el Dr. Kheirkhah y colaboradores, del Massachusetts Eye and Ear Infirmary, han realizado un estudio recientemente publicado en la revista Cornea en el que se estudia la efectividad del tratamiento del síndrome de ojo seco (SOS) percibida por el paciente.

En este estudio se incluyeron 66 pacientes diagnosticados de SOS en tratamiento y seguimiento en dicho centro y con una puntuación del cuestionario OSDI > 12 puntos y un test de Schirmer con anestésico < 5mm y/o un tiempo de ruptura de la película lagrimal (TBUT) < 5’’.

Para evaluar la efectividad percibida del tratamiento, la principal variable del estudio, se interrogó a los pacientes sobre la misma mediante una escala numérica de 0 (muy insatisfecto) a 10 (muy satisfecho). Además, se realizó una exploración completa incluyendo agudeza visual, tratamientos sistémicos, antecedentes personales, tinción corneal, TBUT, test de Schirmer y síntomas de SOS pasados y presentes y cuestionario OSDI.

Mediante análisis de regresión se evaluó la asociación entre la efectividad percibida por el paciente y la edad, sexo, uso de antidepresivos, duración de la enfermedad, frecuencia de visitas, duración de seguimiento, uso y frecuencia de tratamientos (suero autólogo, ciclosporina, esteroides y lágrimas artificiales), síntomas subjetivos, agudeza visual, tinción corneal y TBUT.

Lagrimas artificiales

El estudio encontró que el 36.4% de los pacientes tuvieron una percepción muy positiva del tratamiento (puntuación 10), el 53% una buena percepción de la eficacia del tratamiento (puntuación 6-9), mientras que el 10.6% de los pacientes tuvieron una mala percepción de efectividad del tratamiento (puntuación < 5).

Además, se observó que la edad más joven, el uso de antidepresivos y una mayor puntuación en el cuestionario OSDI se relacionaron con una peor percepción de la eficacia del tratamiento. Sorprendentemente, no se encontró relación entre la percepción de la eficacia del tratamiento y la mejoría de los síntomas subjetivos y los parámetros clínicos de SOS. Esto pudo ser debido a la naturaleza retrospectiva del estudio.

En conclusión, la mayoría de los pacientes tiene una buena percepción de la efectividad del tratamiento del SOS (en este estudio el 90% tuvieron una puntuación > 6). Sin embargo, algunos factores como la menor edad, el uso de antidepresivos y una mayor percepción subjetiva de los síntomas (cuestionario OSDI) pueden asociarse a una peor percepción de la efectividad del tratamiento. Por tanto, debemos tener en cuenta estos factores a la hora de manejar a los pacientes con SOS, ya una peor percepción de la efectividad del tratamiento se puede asociar a un peor cumplimiento terapéutico, peor nivel de satisfacción e incluso un peor pronóstico de la enfermedad.

 

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes escribirnos en nuestro muro de facebook:

Muro Facebook

 

Bibliografía:

Kheirkhah ACrnej ARen AMullins ASatitpitakul VHamrah PSchaumberg DDana R. Patients’ Perceived Treatment Effectiveness in Dry Eye Disease. Cornea. 2017 Aug;36(8):893-897.