. Ángulo kappa y lentes intraoculares multifocales: Las claves para evitar disfotopsias

mayo 24th, 2015
Anterior Entrada Siguiente Entrada

En los últimos años, el implante de lentes intraoculares multifocales se ha convertido en una solución cada vez más común para los pacientes con cataratas y presbicia que quieren encontrar una opción libre de gafas después de la cirugía. Aunque los resultados son muy satisfactorios basados en una buen estudio del paciente y de la lente a implantar, pueden existir quejas por parte del paciente asociadas fundamentalmente al descentramiento de la lente multifocal, opacificación capsular posterior, síndrome de ojo seco no diagnosticado en el preoperatorio, astigmatismo postoperatorio y defecto esférico postoperatorio. Una gran cantidad de estudios se han centrado directamente en el análisis de los factores que rigen la satisfacción o insatisfacción del paciente después del implante de la lente multifocal en un intento de encontrar criterios para la selección de los pacientes.

Unknown-2

En los últimos años, el ángulo kappa también ha atraído interés en relación con un posible mayor riesgo de fenómenos disfotópsicos después del implante de la lente intraocular multifocal. Se asume que, en pacientes con un ángulo kappa superior, una lente intraocular multifocal puede inducir aberraciones más deslumbramiento y halo. Hasta la fecha, sólo unos pocos estudios habían sido publicados en relación con este problema donde se encontraron una asociación estadísticamente significativa entre el ángulo kappa y fenómenos disfotópsicos; también se señaló que muchos pacientes con un alto ángulo kappa fueron asintomáticos.

Hasta ahora, no había habido una explicación clara de este hecho. Ninguno de los artículos publicados abordó la cuestión respecto a cuál era el valor del ángulo kappa que se consideraba un riesgo para el implante de la lente intraocular multifocal y así se habían publicado sólo recomendaciones basadas en la experiencia de la práctica. Es por todo ello la importancia de este artículo (1) publicado en el Acta Ophthalmologica por el grupo de la Dra. Marta Karhanová del Department of Ophthalmology de la Olomouc University Hospital and Faculty of Medicine de Olomouc (República Checa). El objetivo de este estudio fue determinar el valor crítico del ángulo kappa en relación con un mayor riesgo de desarrollar fenómenos disfotópsicos para cuatro lentes multifocales difractivas, una de Tecnis y tres tipos de AcrySof ReSTOR, en un modelo de ojo pseudofáquico estandarizado.

images

El ángulo kappa se define como el ángulo entre el eje visual (que conecta el punto de fijación con la fóvea) y el eje pupilar (una línea a través del centro de la pupila perpendicular a la córnea). El ángulo kappa positivo se asocia con una inflexión hacia fuera del ojo (el eje pupilar es temporal con respecto al eje visual), mientras que un ángulo kappa negativo es una inflexión hacia el interior del ojo (el eje pupilar es nasal con respecto al eje visual). Por lo tanto, cuando un ojo se fija en una fuente de luz, la reflexión sobre la córnea (imagen Purkinje) no estará centrada sino que estará situada nasal (kappa ángulo positivo) o temporal (kappa ángulo negativo) con respecto al centro de la pupila. De acuerdo con la literatura publicada, un ángulo kappa positivo varía desde 3,5 hasta 6 ° en ojos emétropes y 6,0 a 9,0° en ojos hipermétropes. En los ojos miopes, el ángulo kappa es más pequeña, con un promedio de aproximadamente 2,0 ° e incluso puede ser negativo. Por tanto es en pacientes hipermétropes donde se presentan mayores valores de ángulo kappa.

La supuesta causa de fenómenos disfotópsicos  después del implante de lentes multifocales de diseño difractivo en pacientes con un ángulo kappa superior es que los rayos lumínicos pasaría más cerca del borde de los anillos y no a través de la zona central de la lente multifocal. Hasta la fecha, varias lentes intraoculares multifocales de este diseño han estado disponibles y son de uso común en la práctica. A los efectos de este estudio, se evaluó la AcrySof ReSTOR y la Tecnis debido a sus diferentes diámetros centrales.

Mediante la comparación de estas lentes intraoculares multifocales en el modelo de ojo pseudofáquico, confirmaron que cuanto mayor sea el diámetro de la zona central, más alto debe ser el ángulo kappa para alcanzar el borde del primer anillo de la lente. En todos los cuatro tipos de lentes intraoculares multifocales, el ángulo kappa crítico (alcanzando el borde del anillo) calculado, fue mayor que el encontrada en la población normal.

Este modelo teórico, también confirmó la influencia de K, AL y ELP en el ángulo kappa crítico. Para una mejor ilustración, se calcularon los valores de la frontera de los parámetros K, AL y ELP correspondientes al ángulo kappa crítico = 7 ° (que se puede encontrar en la población normal). De acuerdo con estos resultados, los autores sugieren que el valor biométrico más importante que puede influir en la posible aparición de fenómenos disfotópsicos después del implante de lentes intraoculares multifocales en relación con un ángulo kappa mayor sea la ELP. Cuando la interdependencia de la ELP y la profundidad de la cámara anterior preoperatoria se tienen en cuenta, se puede establecer que los pacientes con cámara anterior poco profunda preoperatoria tienen un riesgo más alto.

Unknown-1

En este estudio, se presupone que la lente intraocular multifocal está perfectamente centrada en el centro de la pupila. En el caso de una lente intraocular multifocal descentrada, el punto considerado de frontera se desplaza según la dirección y el tamaño del descentramiento. Esto significa que el descentramiento hacia el eje visual provoca un aumento en el ángulo kappa y el riesgo de fenómenos disfotópsicos evocados por un ángulo kappa grande se reduce. A la inversa, la descentración opuesto provoca una disminución del ángulo kappa y puede aumentar el riesgo de fenómenos disfotópsicos.

En conclusión, la percepción de fenómenos disfotópsicos es multifactorial. El estudio sugiere que el ángulo kappa también puede jugar un papel. De acuerdo con estos resultados, se puede concluir que una cámara anterior poco profunda, especialmente en relación con un ángulo kappa superior podría ser un factor de riesgo importante de fenómenos disfotópsicos pronunciados después del implante de lentes intraoculares multifocales.

images-1

Incorporando esta conclusión a nuestra práctica clínica diaria, se recomienda evaluar el ángulo kappa en todos los pacientes con poca profundidad de cámara anterior preoperatoria antes de la implantación de lentes intraoculares multifocales. En los casos en que se confirme un ángulo kappa grande, se debe optar por implantar otro tipo de lentes intraoculares para corregir la presbicia. Por el contrario, en los pacientes con cámara anterior normal o más profundas, la determinación del ángulo kappa no plantearía una contraindicación a la implantación de lentes intraoculares multifocales a la luz de los resultados del artículo analizado.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en nuestro muro de facebook:

Captura-de-pantalla-2013-07-06-a-las-21.31.45

 

(1) Karhanová, M., Pluháček, F., Mlčák, P., Vláčil, O., Šín, M. and Marešová, K. (2015), The importance of angle kappa evaluation for implantation of diffractive multifocal intra-ocular lenses using pseudophakic eye model. Acta Ophthalmol, 93: e123–e128. doi:10.1111/aos.12521

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu email no se publicará.(Campo obligatorio)

Buscar

Calendario

mayo 2015
L M X J V S D
« abr   jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031