(2/2) Alta Miopía y Cirugía de Cataratas: el reto del cálculo de la lente intraocular

febrero 14th, 2016
Anterior Entrada Siguiente Entrada

¿Por qué es más frecuente el error en el cálculo de la lente intraocular en la Alta Miopía?

Actualmente, las fórmulas para el cálculo de la lente intraocular de tercera generación utilizadas no son tan precisas en la determinación de la lente intraocular en la cirugía de cataratas en los ojos con gran longitud axial superior a 26 mm. Estas fórmulas tienden a seleccionar lentes  de potencia insuficiente, dejando a los pacientes con hipermetropía postoperatoria.

El error resultante mencionado es en parte debido a errores de medición, sobre todo en las mediciones de longitud axiales que se realizan con  sondas de ultrasonidos por aplanación. En contraste, el uso de la interferometría óptica, como es usada por ejemplo con el IOL Master (Carl Zeiss Meditec), produce mediciones más precisas puesto que el paciente fija la mirada a lo largo de la dirección del haz de medición. Otras fuentes de error de medición, como la medición del poder corneal (8% del error total de medición) y la estimación de la profundidad de la cámara anterior postoperatoria (38%), se han superado en gran medida con el uso de dispositivos de interferometría óptica.

A pesar del uso de la interferometría óptica, los errores hipermetrópicos siguieron siendo reportardos con el uso de fórmulas de tercera generación. Por lo tanto, el error de medición sólo representa una parte del error refractivo  en miopes altos.

Entre las fórmulas disponibles en la actualidad, la de Barrett universal II y la fórmula Haigis  son ​​las mejores fórmulas en los ojos con larga la longitud axial y bajas potencias de lente intraocular.

Alta Miopía y Cirugía de Cataratas: el reto del cálculo de la lente intraocular

 

¿Qué ajuste de la longitud axial debe hacerse en los cálculos de la lente intraocular?
Algunos autores han sugerido el uso de diferentes constantes A para lentes intraoculares de baja potencia, que corresponderían a este tipo de ojos; sin embargo, otros sugieren un método de ajuste de la longitud axial en su lugar. Los estudios posteriores confirmaron que la optimización de la longitud axial reduce significativamente el porcentaje de ojos que quedan con error hipermetrópico.

Utilizando datos de ojos con una longitud axial más de 25 mm, las ecuaciones para la optimización de la longitud axial (LA) son las siguientes:

1. Holladay 1 longitud axial optimizada = 0.8814 × IOLMaster LA + 2.8701
2. Haigis longitud axial optimizada = 0.9621 × IOLMaster LA + 0.6763
3. SRK / T longitud axial optimizada = 0.8981 × IOLMaster LA + 2.5637
4. Hoffer Q longitud axial optimizada = 0.8776 × IOLMaster LA + 2.9269

 
Se sugiere que el error de medición de la longitud axial podría derivarse de la utilización del índice de refracción promedio de todo el ojo para convertir los datos de trayectoria de longitud óptica en valor de la longitud axial en milímetros en el software IOLMaster y que la licuefacción del vítreo en ojos con miopía axial puede tener un índice de refracción diferente, dando como resultado una medición errónea de la longitud axial. Se propone que las mediciones de la longitud axial de la biometría de coherencia óptica tienen un error sistemático que aumenta linealmente.

Alta Miopía y Cirugía de Cataratas: el reto del cálculo de la lente intraocular

 

 

¿Qué aportan las fórmulas de cuarta generación?

Las fórmulas de tercera generación, como Hoffer Q, Holladay 1 y SRK / T son fórmulas de dos variables que se basan sólo en la longitud axial y la potencia corneal central para predecir la posición postoperatoria de la lente intraocular. Éstas suponen que los ojos cortos tendrán ACD (profundidad de cámara anterior) menos profundos y que los ojos largos tendrán ACD más profundas, de modo ACD no se mide directamente y ésa es su principal debilidad.

Las fórmulas de cuarta generación tienen en cuenta otras variables:

– La fórmula de Haigis, que utiliza el IOLMaster, mide ACD, además de la longitud axial y la potencia córnea.

– La fórmula de Olsen utiliza cinco variables: longitud axial, ACD, queratometría, espesor del cristalino y la edad del paciente. También tiene una opción para calcular la posición efectiva de la lente.

– La fórmula Holladay 2 utiliza siete variables: longitud axial, queratometría, ACD, blanco- blanco, espesor del cristalino, la refracción preoperatoria, y la edad del paciente.

– La fórmula Barrett universal II tiene en cuenta los diferentes planos principales entre diferentes potencias de IOL. El ACD y un factor de lente relacionada con la posición física y la ubicación de los planos principales de la LIO se utiliza en el cálculo de la ELP (Posición efectiva de la Lente).

 

¿Qué fórmulas funcionan mejor?

Un reciente estudio comparó la precisión de diferentes fórmulas y métodos para el cálculo de la potencia de la lentes intraoculares para los ojos con una longitud axial más de 26.0 mm. Se crearon 2 grupos de análisis: grupo A (longitudes axiales más de 26.0 mm y LIO >6,0 Dioptrías) y el grupo B (longitudes axiales de más de 26,0 mm y LIO de <6,0 Dioptrías).

En el grupo A (longitudes axiales más de 26.0 mm y LIO >6,0 Dioptrías), la fórmula de Barrett universal II, Haigis, SRK / T, Holladay 2 y Olsen tuvieron los mejores resultados de predicción de la refracción.

En el grupo B (longitudes axiales de más de 26,0 mm y LIO de <6,0 Dioptrías), sólo la fórmula Barrett universal II, Haigis y Holladay 1 tuvieron mejores resultados de predicción de refracción.

Alta Miopía y Cirugía de Cataratas: el reto del cálculo de la lente intraocular

 

¿Cuál debe ser el target refractivo postoperatorio?

La mayoría de los pacientes muy miopes prefieren ver los objetos cercanos con más claridad, por lo que un objetivo postoperatorio ligeramente miópico sería deseable siempre que la lente no sea multifocal, donde el target emetrópico es deseable.

 
Así si se usan fórmulas sin modificar de tercera generación, para ojos con una longitud axial entre 27 y 29,0 mm, es razonable aspirar a una refracción objetivo postoperatoria de  -0.50D; para los ojos con una longitud axial entre 29,0 y 30,5 mm, objetivo de -0.75D y, por último, para los ojos con longitud axial más de 30,5 mm, objetivo entre -1,00 y -1,75 D.

 

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en nuestro muro de Facebook:

Halos y lentes intraoculares multifocales: ¿qué nos dice el banco óptico?

Chong, Elaine W. Mehta, Jodhbir S. High myopia and cataract surgery. Current Opinion in Ophthalmology. 27(1):45-50, January 2016.

Imágenes: augenzentrum-bremerhaven.de, unisci24.com, ataractnewstoday.com

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu email no se publicará.(Campo obligatorio)

Buscar

Calendario

febrero 2016
L M X J V S D
« ene   mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29