Monthly Archives: diciembre, 2010

Papel de las células madre en el tratamiento del glaucoma

diciembre 28th, 2010 Posted by General, Glaucoma 20 comments on “Papel de las células madre en el tratamiento del glaucoma”

Las células madre pueden aumentar la neuroprotección en glaucoma y podrían proveer una nueva oportunidad para restaurar la visión en pacientes que la han perdido por la enfermedad.

Las células madre parecen ser una promesa por numerosas razones y su desarrollo debería ser practicado con un adecuado conocimiento de la anatomía de la retina y sus conexiones. Además, hay métodos de diagnóstico funcional y estructural, los cuales pueden detectar y evaluar la progresión de las enfermedades.

Es más fácil cuantificar la regeneración, plasticidad y conectividad de los axones de las células ganglionares de la retina debido a la estructura del sistema comparada con otras áreas del sistema nervioso central, y el acceso intravítreo está disponible para las células ganglionares retinianas y el disco óptico.

Los tratamientos potenciales para glaucoma usando células madre en cuatro áreas diferentes:

 – Usar células madre en la malla trabecular podría no ayudar en la recuperación visual, pero podría ayudar a disminuir la PIO reparando o reemplazando las células de la malla trabecular.

 – Las células madre podrían posiblemente reemplazar las células ganglionares de la retina, pero ese tratamiento posee riesgos. Las células madre tendrían que ser puestas en la localización correcta, y debería ser requerida adaptación cortical.

 – Usar células madre para reparar el nervio óptico dañado parece una opción más factible. Podría ser posible repoblar el nervio óptico con células madre, reconstruyendo la matriz estructural.

 – Las células madre podrían también ayudar al nervio óptico a dirigir axones hacia el cuerpo geniculado lateral.

Epiescleritis

diciembre 20th, 2010 Posted by Córnea, General 1 comment on “Epiescleritis”

Es la inflamación (irritación e hinchazón) de la epiesclera, una membrana que cubre la esclera del ojo.

Causas, incidencia y factores de riesgo
La esclerótica está compuesta por fibras de tejido que forman la pared blanca y fuerte del ojo, la cual está cubierta por la epiesclera, una capa delgada de tejido con muchos vasos sanguíneos que alimentan la esclerótica. En la parte frontal del ojo, la epiesclera está cubierta por la conjuntiva.
La epiescleritis es una inflamación de la epiesclea que ocurre cuando no hay infección y es una afección usualmente leve que rara vez progresa a escleritis. Aunque es común, generalmente se desconoce su causa, pero ciertas enfermedades, como artritis reumatoidea, síndrome de Sjogren, sífilis, herpes zoster y tuberculosis, han sido asociadas con ella.

Síntomas 

• Coloración rosada o púrpura de la parte del ojo normalmente blanca
• Dolor ocular
• Sensibilidad a la luz
• Sensibilidad ocular
• Lagrimeo del ojo

Signos y exámenes
Normalmente, un examen ocular es suficiente para diagnosticar esta enfermedad y, por lo general, no se necesita ninguna otra prueba.

Tratamiento
La inflamación regularmente desaparece con tratamiento en 1 a 2 semanas. El tratamiento con gotas oftálmicas que contengan antiinflamatorios puede acortar la duración de los síntomas. En otros casos se hace necesario un tratamiento oral antiinflamatorio

Pronóstico
Sin tratamiento, la epiescleritis regularmente mejora, pero con el tratamiento se puede acortar su duración.

Complicaciones
• Se pueden presentar recaídas
• Casi nunca se desarrolla escleritis

Situaciones que requieren asistencia médica
Se debe buscar asistencia médica si la sintomatología de la epiescleritis persiste por más de dos semanas y a los pacientes se les debe hacer una nueva revisión si el dolor empeora o si se presenta una disminución en la visión

Glaucoma pseudoexfoliativo

diciembre 12th, 2010 Posted by General, Glaucoma 1 comment on “Glaucoma pseudoexfoliativo”

Vamos a hablar de un tipo de glaucoma de nombre algo complicado (glaucoma pseudoexfoliativo) pero fácil de entender, tanto el nombre como las manifestaciones.

Síndrome de exfoliación “auténtica”
“Pseudoexfoliación” significa literalmente falsa exfoliación. Eso significa que el síndrome pseudoexfoliativo adquiere este nombre porque se parece a un trastorno ocular previo, que es la exfoliación. Al estudiar los ojos de los antiguos sopladores de vidrio (modelaban el vidrio sobre el fuego) se encontraron que en la superficie del cristalino, concretamente en la cápsula, el tejido se exfoliaba. Se separaba en finas capas que se enrollaban sobre sí mismas. Eso era debido al calor, concretamente a la radiación infrarroja. Debían mirar el fuego y el vidrio candente, y su cristalino sufría una sobrecarga de radiación infrarroja. El calor alteraba la cápsula del cristalino, que es un tejido de sostén formado principalmente por colágeno y otras proteínas.
La exfoliación como tal ha quedado prácticamente como una anécdota en la historia de la oftalmología.

La pseudoexfoliación
El síndrome pseudoexfoliativo tiene un aspecto similar a esa enfermedad antigua de los sopladores de vidrio. Se acumula un material sobre la cápsula del cristalino, a modo de pequeñas láminas, como una “caspita” que se desprende de la cápsula. Aquí el fallo está en la síntesis de un tipo de colágeno, presente en casi todos los órganos del cuerpo. Hay diferentes tipos de colágeno, y en la pseudoexfoliación sólo está afectado un tipo. Existen alteraciones fuera del ojo, que son poco frecuentes. Así, aunque hablamos de un problema realmente de todo el organismo, en la práctica lo tratamos como una enfermedad estrictamente ocular.
El colágeno anómalo forma parte principalmente de las estructuras de sostén del cristalino, principalmente la cápsula y la zónula. La cápsula es un estuche transparente que envuelve el cristalino, y la zónula o ligamentos suspensorios son unas  “cuerdecitas” que sujetan el cristalino.

Clínicamente, la pseudoexfoliación la vemos como un material que se va “exfoliando” (separando en capas) en la cápsula anterior del cristalino, en la zona de la pupila. Esto es así porque hay un estrecho contacto entre la parte central del iris (la que delimita la pupila) y la cápsula anterior del cristalino.
 
Ese movimiento de arrastre levanta las capas de la cápsula, cuyas fibras de colágeno no están bien compactas. Así, vemos ese material blanquecino en la zona de la pupila, en la cápsula.
 

También vemos acumulación de material en el iris próximo a la pupila.
 

En casos más avanzados, cuando dilatamos con fármacos la pupila, vemos el signo del doble anillo. Se aprecian dos círculos concéntricos. El área entre los círculos es la zona donde el iris contacta y se desliza sobre la cápsula, el iris hace de “escoba”, arrastrando el material a un lado y al otro.

 Causas y evolución
No se sabe la causa. Tiene una fuerte asociación genética, aunque se sospecha que algún factor ambiental también influye (predisposición genética + desencadenantes externos, en principio). Hay localizaciones geográficas en donde es un cuadro muy frecuente, y en otros sitios la pseudoexfoliación es una rareza.
Las manifestaciones comienzan a verse habitualmente a partir de la cuarta década. Puede empezar primero en un ojo, y pasar años antes de que veamos alteración en el otro. Es una enfermedad lentamente progresiva, que inicialmente no da síntomas, y puede no dar síntomas en toda la vida.

Complicaciones
El material pseudoexfoliativo se va separando de la cápsula. También se va separando material de la zónula, y ésta también se va debilitando. Pero como la zónula no la podemos explorar con los medios habituales, eso pasa desapercibido. Este material no interfiere en la visión, y durante años no altera la dinámica del ojo.

Glaucoma pseudoexfoliativo
El material no sólo están en la cápsula y el iris: quedan en suspensión en el humor acuoso, y circulan con él hasta la zona de drenaje: el trabeculum. Éste sería el desagüe por donde sale el humor acuoso del ojo. Al irse acumulando material pseudoexfoliativo en el trabéculum se dificulta la salida del líquido. Es un efecto mecánico de bloqueo, que a la larga puede condicionar aumento de presión intraocular. Cuando esta presión aumentada daña el nervio óptico, hablaríamos de glaucoma. El glaucoma pseudoexfoliativo sería un subtipo concreto de causa conocida.
No siempre que hay pseudoexfoliación hay glaucoma pseudoexfoliativo. Pueden pasar muchos años entre que diagnosticamos la pseudoexfoliación y que aumente la presión intraocular. Al sujeto con pseudoexfoliación hay que hacerle revisiones periódicas de presión intraocular.
El manejo de la enfermedad es similar al glaucoma crónico de ángulo abierto y se basa en disminuir la presión intraocular con colirios, láser o cirugía.

Nanofibras en el tratamiento del glaucoma

diciembre 5th, 2010 Posted by General, Glaucoma 0 comments on “Nanofibras en el tratamiento del glaucoma”

Nanofibras desarrolladas recientemente en el Instituto de Investigación de la Universidad de Dayton, pueden conducir a un avance significativo en el tratamiento del glaucoma. Apodadas por su inventor Lafdi Khalid como “fibras difusas “, se espera que este material de carbono mejore la vida de los enfermos de glaucoma , reduciendo el número de procedimientos médicos necesarios para tratar la enfermedad.

De esta nueva tecnología, en principio desarrollada con fines industriales, se aprovecha su biocompatibilidad para crear tubos del drenaje para aliviar el exceso de líquido y la presión en el ojo. Los tubos de carbono será comercializado como una alternativa a los tubos de silicona , ya que estos últimos deben ser reemplazados con el tiempo en la mayoría de los pacientes debido a que se encapsula por el natural crecimiento de las células llamadas fibroblastos, inhibiendo su capacidad para drenar el líquido . El éxito de los ensayos con animales allanará el camino para su aprobación para ensayos clínicos en seres humanos por la FDA. Los inventores esperan que estos nuevos tubos puedan estar en el mercado en poco tiempo.

El glaucoma es la segunda causa de ceguera en la población general y la principal causa de ceguera entre los afroamericanos. La prevención es la forma de hacer frente a esta enfermedad con exámenes anuales del ojo. Si el glaucoma se detecta , por lo general la primera línea de tratamiento es en forma de productos farmacéuticos, medicamentos que ayudan a mantener la correcta presión intraocular. Si los medicamentos no son apropiados o ya no funcionan, la siguiente línea de tratamiento implica la cirugía para crear una salida en el ojo que facilite el drenaje de líquidos. Pero el cuerpo responde produciendo fibroblastos, un tipo de tejido cicatrizal que puede cerrar ese agujero y causar problemas adicionales. Es por este motivo por lo que se implanta en el ojo un tubo hecho de un material similar a la silicona que facilite el drenaje. El problema es que la silicona es un material altamente biocompatible, lo que tiene su parte negativa, ya que el cuerpo no lo identifica como un cuerpo extraño, sino todo lo contrario y finalmente termina completamente encapsulado por fibroblastos derivando en la inutilidad del tubo ya que termina perdiendo su función como drenante.

Lafdi Khalid y su equipo ha diseñado un tubo de drenaje con “fibra difusa “. Se basa en un andamio de fibras de carbono – también altamente biocompatibles – cubiertas con nanotubos de carbono a los que se las ha sometido a un tratamiento químico superficial para evitar la formación y acumulación de fibroblastos, dotando a este material  de apariencia “difusa” en el organismo. Múltiples pruebas demostraron que, en presencia de los nanotubos de carbono con un recubrimiento de fibras modificadas químicamente, hubo un crecimiento nulo de la célula., pero cuando el mismo andamio de carbono era  recubierto con silicona, había proliferación celular.

El uso de este material en el tratamiento del glaucoma es revolucionario, ya que no hay nada que se le parezca. No sólo el material es completamente biocompatible , eliminando el riesgo de rechazo por el cuerpo, sino que también servirá para preservar la longevidad del implante por impedir que sea bloqueado por el tejido . Se cree que esto va a cambiar por completo el proceso de diseño de futuros dispositivos oftálmicos.

Buscar

diciembre 2010
L M X J V S D
« nov   ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031