Glaucoma pseudoexfoliativo

diciembre 12th, 2010
Anterior Entrada Siguiente Entrada

Vamos a hablar de un tipo de glaucoma de nombre algo complicado (glaucoma pseudoexfoliativo) pero fácil de entender, tanto el nombre como las manifestaciones.

Síndrome de exfoliación “auténtica”
“Pseudoexfoliación” significa literalmente falsa exfoliación. Eso significa que el síndrome pseudoexfoliativo adquiere este nombre porque se parece a un trastorno ocular previo, que es la exfoliación. Al estudiar los ojos de los antiguos sopladores de vidrio (modelaban el vidrio sobre el fuego) se encontraron que en la superficie del cristalino, concretamente en la cápsula, el tejido se exfoliaba. Se separaba en finas capas que se enrollaban sobre sí mismas. Eso era debido al calor, concretamente a la radiación infrarroja. Debían mirar el fuego y el vidrio candente, y su cristalino sufría una sobrecarga de radiación infrarroja. El calor alteraba la cápsula del cristalino, que es un tejido de sostén formado principalmente por colágeno y otras proteínas.
La exfoliación como tal ha quedado prácticamente como una anécdota en la historia de la oftalmología.

La pseudoexfoliación
El síndrome pseudoexfoliativo tiene un aspecto similar a esa enfermedad antigua de los sopladores de vidrio. Se acumula un material sobre la cápsula del cristalino, a modo de pequeñas láminas, como una “caspita” que se desprende de la cápsula. Aquí el fallo está en la síntesis de un tipo de colágeno, presente en casi todos los órganos del cuerpo. Hay diferentes tipos de colágeno, y en la pseudoexfoliación sólo está afectado un tipo. Existen alteraciones fuera del ojo, que son poco frecuentes. Así, aunque hablamos de un problema realmente de todo el organismo, en la práctica lo tratamos como una enfermedad estrictamente ocular.
El colágeno anómalo forma parte principalmente de las estructuras de sostén del cristalino, principalmente la cápsula y la zónula. La cápsula es un estuche transparente que envuelve el cristalino, y la zónula o ligamentos suspensorios son unas  “cuerdecitas” que sujetan el cristalino.

Clínicamente, la pseudoexfoliación la vemos como un material que se va “exfoliando” (separando en capas) en la cápsula anterior del cristalino, en la zona de la pupila. Esto es así porque hay un estrecho contacto entre la parte central del iris (la que delimita la pupila) y la cápsula anterior del cristalino.
 
Ese movimiento de arrastre levanta las capas de la cápsula, cuyas fibras de colágeno no están bien compactas. Así, vemos ese material blanquecino en la zona de la pupila, en la cápsula.
 

También vemos acumulación de material en el iris próximo a la pupila.
 

En casos más avanzados, cuando dilatamos con fármacos la pupila, vemos el signo del doble anillo. Se aprecian dos círculos concéntricos. El área entre los círculos es la zona donde el iris contacta y se desliza sobre la cápsula, el iris hace de “escoba”, arrastrando el material a un lado y al otro.

 Causas y evolución
No se sabe la causa. Tiene una fuerte asociación genética, aunque se sospecha que algún factor ambiental también influye (predisposición genética + desencadenantes externos, en principio). Hay localizaciones geográficas en donde es un cuadro muy frecuente, y en otros sitios la pseudoexfoliación es una rareza.
Las manifestaciones comienzan a verse habitualmente a partir de la cuarta década. Puede empezar primero en un ojo, y pasar años antes de que veamos alteración en el otro. Es una enfermedad lentamente progresiva, que inicialmente no da síntomas, y puede no dar síntomas en toda la vida.

Complicaciones
El material pseudoexfoliativo se va separando de la cápsula. También se va separando material de la zónula, y ésta también se va debilitando. Pero como la zónula no la podemos explorar con los medios habituales, eso pasa desapercibido. Este material no interfiere en la visión, y durante años no altera la dinámica del ojo.

Glaucoma pseudoexfoliativo
El material no sólo están en la cápsula y el iris: quedan en suspensión en el humor acuoso, y circulan con él hasta la zona de drenaje: el trabeculum. Éste sería el desagüe por donde sale el humor acuoso del ojo. Al irse acumulando material pseudoexfoliativo en el trabéculum se dificulta la salida del líquido. Es un efecto mecánico de bloqueo, que a la larga puede condicionar aumento de presión intraocular. Cuando esta presión aumentada daña el nervio óptico, hablaríamos de glaucoma. El glaucoma pseudoexfoliativo sería un subtipo concreto de causa conocida.
No siempre que hay pseudoexfoliación hay glaucoma pseudoexfoliativo. Pueden pasar muchos años entre que diagnosticamos la pseudoexfoliación y que aumente la presión intraocular. Al sujeto con pseudoexfoliación hay que hacerle revisiones periódicas de presión intraocular.
El manejo de la enfermedad es similar al glaucoma crónico de ángulo abierto y se basa en disminuir la presión intraocular con colirios, láser o cirugía.

1 comment on “Glaucoma pseudoexfoliativo”

Lucìa Isabel Velàzquez Pèrez dice:

Acaban de diagnosticarme con esta enfermedad, estoy en el inicio, aùn sin complicaciones, pero me interesa saber màs acerca de esto.
Muchas Gracias, la informaciòn ha sido muy clara para mi y de mucha ayuda, pues me he tranquilizado.

Deja un comentario

Tu email no se publicará.(Campo obligatorio)

Buscar

diciembre 2010
L M X J V S D
« nov   ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031