Nanofibras en el tratamiento del glaucoma

diciembre 5th, 2010
Anterior Entrada Siguiente Entrada

Nanofibras desarrolladas recientemente en el Instituto de Investigación de la Universidad de Dayton, pueden conducir a un avance significativo en el tratamiento del glaucoma. Apodadas por su inventor Lafdi Khalid como “fibras difusas “, se espera que este material de carbono mejore la vida de los enfermos de glaucoma , reduciendo el número de procedimientos médicos necesarios para tratar la enfermedad.

De esta nueva tecnología, en principio desarrollada con fines industriales, se aprovecha su biocompatibilidad para crear tubos del drenaje para aliviar el exceso de líquido y la presión en el ojo. Los tubos de carbono será comercializado como una alternativa a los tubos de silicona , ya que estos últimos deben ser reemplazados con el tiempo en la mayoría de los pacientes debido a que se encapsula por el natural crecimiento de las células llamadas fibroblastos, inhibiendo su capacidad para drenar el líquido . El éxito de los ensayos con animales allanará el camino para su aprobación para ensayos clínicos en seres humanos por la FDA. Los inventores esperan que estos nuevos tubos puedan estar en el mercado en poco tiempo.

El glaucoma es la segunda causa de ceguera en la población general y la principal causa de ceguera entre los afroamericanos. La prevención es la forma de hacer frente a esta enfermedad con exámenes anuales del ojo. Si el glaucoma se detecta , por lo general la primera línea de tratamiento es en forma de productos farmacéuticos, medicamentos que ayudan a mantener la correcta presión intraocular. Si los medicamentos no son apropiados o ya no funcionan, la siguiente línea de tratamiento implica la cirugía para crear una salida en el ojo que facilite el drenaje de líquidos. Pero el cuerpo responde produciendo fibroblastos, un tipo de tejido cicatrizal que puede cerrar ese agujero y causar problemas adicionales. Es por este motivo por lo que se implanta en el ojo un tubo hecho de un material similar a la silicona que facilite el drenaje. El problema es que la silicona es un material altamente biocompatible, lo que tiene su parte negativa, ya que el cuerpo no lo identifica como un cuerpo extraño, sino todo lo contrario y finalmente termina completamente encapsulado por fibroblastos derivando en la inutilidad del tubo ya que termina perdiendo su función como drenante.

Lafdi Khalid y su equipo ha diseñado un tubo de drenaje con “fibra difusa “. Se basa en un andamio de fibras de carbono – también altamente biocompatibles – cubiertas con nanotubos de carbono a los que se las ha sometido a un tratamiento químico superficial para evitar la formación y acumulación de fibroblastos, dotando a este material  de apariencia “difusa” en el organismo. Múltiples pruebas demostraron que, en presencia de los nanotubos de carbono con un recubrimiento de fibras modificadas químicamente, hubo un crecimiento nulo de la célula., pero cuando el mismo andamio de carbono era  recubierto con silicona, había proliferación celular.

El uso de este material en el tratamiento del glaucoma es revolucionario, ya que no hay nada que se le parezca. No sólo el material es completamente biocompatible , eliminando el riesgo de rechazo por el cuerpo, sino que también servirá para preservar la longevidad del implante por impedir que sea bloqueado por el tejido . Se cree que esto va a cambiar por completo el proceso de diseño de futuros dispositivos oftálmicos.

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu email no se publicará.(Campo obligatorio)

Buscar

diciembre 2010
L M X J V S D
« nov   ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031