Potenciales evocados visuales

junio 22nd, 2011
Anterior Entrada Siguiente Entrada

Los potenciales evocados visuales (PEV) registran los cambios producidos en la actividad bioélectrica cerebral tras estimulación luminosa. El estímulo más frecuentemente utilizado para obtener PEV, es una imagen en damero (en tablero de ajedrez), con una serie de cuadros blancos y negros, que van alternándose (PEV-pattern). Provoca potenciales grandes y reproducibles. Precisa la colaboración del paciente. En pacientes no colaboradores o que no consiguen ver la pantalla con el damero, se utilizan estímulos de tipo destellos luminosos (PEV-flash). Éstos producen respuestas evocadas con gran variabilidad inter-individual, en morfología y latencias, por lo que únicamente sirven para determinar si llega el estímulo luminoso a corteza cerebral, y para comparar la respuesta de ambos ojos, en busca de asimetrías.

Es la única prueba clínicamente objetiva para valorar el estado funcional del sistema visual. Registra las variaciones de potencial en la corteza occipital provocada por un estímulo sobre la retina. Por esta razón puede evaluar la función retinocortical en:

– niños

– deficit cognitivos 

– pacientes afásicos.

También puede distinguir entre pacientes con ceguera psicológica y los que la padecen por una causa orgánica.

Los PEV-pattern representan una exploración neurofisiológica muy sensible, ya que se alteran en una elevada proporción de pacientes con anomalías visuales, incluso en pacientes con afección subclínica de la vía visual, como ocurre en enfermedades como la esclerosis multiple . Sin embargo, es una exploración poco específica a la hora de determinar el tipo de patología, ya que cualquier problema que se interponga entre el estímulo y el registro en corteza occipital, puede provocar anomalías en los potenciales visuales siempre que cause suficiente disfunción visual (defecto de corrección óptica, catarata densa, retinopatía, glaucoma, neuropatía óptica, infarto cerebral, etc). Deben, por tanto, evaluarse con precaución y dentro de un contexto clínico. Además, debemos tener en cuenta que lesiones postquiasmáticas con disfunción visual pueden cursar sin anomalías en los PEV.

Otra característica de enorme valor de los PEV-pattern es que aportan datos cuantificables de latencia y amplitud. Esto nos permite identificar una disfunción en la vía visual, orientando si predominan los fenómenos desmielinizantes, con retraso de los potenciales (aumento de latencia) o si predomina un defecto de activación axonal en la vía visual (reducción de amplitud). Por otro lado, nos permite realizar un seguimiento evolutivo, pudiendo evaluar la posible eficacia de un tratamiento, o la progresión de una enfermedad.

Cuando los PEV-pattern muestran anomalías en un sólo ojo, podemos deducir que existe patología prequiasmática en ese lado. Si las anomalías son bilaterales, no podemos definir la localización de la lesión, ya que las fibras correspondientes a la retina nasal decusan al lado contralateral en el quiasma.

Estas pruebas son del todo indoloras e inocuas y no provocan efectos secundarios importantes en los pacientes salvo, en ocasiones, cefaleas, mareos y/o somnolencia.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en nuestro perfil de facebook:

2 comments on “Potenciales evocados visuales”

tatiana dice:

tengo un hijo de 6 meses con dx de hepatitis por CMV y en los potenciales salio defecto con disminucion prigresiva de lesion prequiasmatica de lado izquierdo tiene tratamiento

Griselda Zelada. dice:

Buen dìa, a mi niña de 1 año con un mes le diagnosticaron nistagmo congenito y le dejaron el examen de potenciales visuales y un electroretinograma, el segundo me indican que no se lo pueden hacer sino hasta los seis años, tiene alguna consecuencia que no se lo practiquen ahora? estoy muy preocupada por su deficiencia visual, necesito ayuda.

Gracias.

Deja un comentario

Tu email no se publicará.(Campo obligatorio)

Buscar

junio 2011
L M X J V S D
« may   jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930