. Tratamiento del chalazión con triamcinolona versus curetaje: un metaanálisis

junio 4th, 2017
Anterior Entrada Siguiente Entrada

Los chalazion son las lesiones palpebrales más frecuentes. Son lesiones inflamatorias lipogranulomatosas crónicas que se producen por la obstrucción de las glándulas de Meibomio o las glándulas de Zeis. Pueden producir problemas estéticos, o mecánicos si son lo suficientemente grandes. Entre el 25-43% de los casos pueden resolverse de forma espontánea.

chalazion

En cuanto a su tratamiento para las formas persistentes, tenemos principalmente 3 modalidades:

Tratamiento conservador:

Es el tratamiento que se suele prescribir en primer lugar. Consiste en la aplicación de calor y masaje palpebral sobre la lesión combinado con higiene palpebral. En ocasiones se añade alguna pomada con antibiótico y antiinflamatorio. Este tratamiento debe realizarse 3-4 veces al día y puedes necesitarse varias semanas de tratamiento. Su efectividad varía entre el 25-87%.

Infiltración intralesional de corticoides:

Suele emplearse en segundo lugar si el tratamiento conservador ha fracasado. Se infiltra el chalazión con esteroides que ayudan a la reabsorción del mismo. El más frecuentemente utilizado es el acetonido de triamcinolona. Se suele infiltrar un volumen de entre 0.02-1 mL. Se puede infiltrar sin diluir a concentración de 40 mg/mL o diluyéndolo con suero fisiológico o lidocaína. Aunque la inyección subcutánea es menos dolorosa para el paciente, se prefiere la vía subconjuntival debido al riesgo de despigmentación cutánea o los excepcionales casos de isquemia del segmento anterior, oclusión vascular o perforación ocular cuando se realiza de forma subcutánea.

Incisión y curetaje:

Con una pinza especial se estabiliza el párpado aislando la lesion y bajo anestesia tópica y local se realiza una incisión en el chalazión y se procede a la extirpación de la capsula y contenido del mismo con una cucharilla especial de curetaje. Se puede realizar por vía conjuntival mediante incisión vertical la cual no necesita puntos de sutura, o por piel mediante incisión horizontal tras la cual se necesitan puntos de sutura.

Tratamiento-Quirurgico-Chalacion-Unico-ttt

Para estudiar la eficacia de la infiltración de corticoides versus la incisión y curetaje, la Dra. Aycinema y colaboradores de la Universidad de Tel Aviv han realizado un metaanálisis publicado en la revista Ophthalmic Plastic and Reconstructive Surgery.

Los autores realizaron una búsqueda bibliográfica en las bases de datos PubMed, ClinicalTrials.gov, metaRegister of Controlled Trials, WHO International Clinical Trials Registry Platform y Google Scholar para buscar estudios aleatorizados en los que se comparasen estas dos modalidades de tratamiento.

Se encontraron un total de 8 estudios que cumplían los criterios de inclusión. Incluian un total de 264 pacientes tratados mediante incisión y curetaje y 288 pacientes tratados mediante infiltración de corticoides. En 3 de ellos no se encontraron diferencias significativas entre ambos tratamientos. Otros 3 estudios mostraron una tasa de resolución mayor con la técnica de incisión y curetaje. Dos estudios no aportaron un valor de significación estadística, aunque mostraron una tendencia favorable a la técnica de incisión y curetaje. Uno de los estudios mostró además que en los chalazion de mayor tamaño la técnica de incisión y curetaje era superior a la infiltración de corticoides, con respecto a los chalazión de menor tamaño, donde no se encontraron diferencias significativas.

Pinza chalazion

Cuando se agregaron los datos, la técnica de incisión y curetaje mostró una eficacia global del 78% con 1 tratamiento, y del 86.7% con 2 tratamientos. Mientras que, la infiltración de corticoides tuvo una eficacia del 60.4% con 1 inyección, y del 72.5% con 2 inyecciones. La eficacia de la segunda incisión y curetaje fue del 90.65% mientras que la eficacia de la segunda infiltración con corticoides fue del 19.0%. El “forest plot” arrojó un riesgo relativo de 0.77, p=0.05, con el primer tratamiento, y de 0.89, p=0.002, con el segundo tratamiento a favor de la técnica de incisión y curetaje (23% y 11% más efectiva respectivamente) versus la infiltración con corticoides. La tasa de recurrencia fue informada en 4 de los 8 estudios: 0-16.7% en con incisión y curetaje y 0-27.3% con infiltración de corticoides.

En concusión, este metaanálisis indica que la técnica de incisión y curetaje es más eficaz que la infiltración de corticoides para la resolución del chalazion tanto con 1 como con 2 intentos de tratamiento. Sin embargo, la infiltración de corticoides ofrece algunas ventajas, ya que es un procedimiento que podemos realizar en consulta, requiere menor gasto y equipamiento y es menos dolorosa que la cirugía.

 

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes escribirnos en nuestro muro de facebook:

Muro Facebook

 

Bibliografía:

Aycinena AR, Achiron A, Paul M, Burgansky-Eliash Z. Incision and Curettage Versus Steroid Injection for the Treatment of Chalazia: A Meta-Analysis. Ophthal Plast Reconstr Surg. 2016 May-Jun;32(3):220-4.

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu email no se publicará.(Campo obligatorio)