. Actualización en el tratamiento de las miodesopsias.

marzo 29th, 2020
Anterior Entrada Siguiente Entrada

A pesar de no  reducir la agudeza visual, las moscas volantes (miodesopsias) pueden interferir en la visión por disrupción de la transmisión de luz a la retina y de este modo pueden afectar a la calidad de vida de las personas que las padecen. Estudios recientes también han informado de la alteración a la sensibilidad al contraste que pueden provocar (1). También es bien conocido por todos los especialistas en enfermedades vítreorretinianas las altas tasas de stress de los pacientes que las padecen así como las múltiples visitas que realizan a diferentes médicos para recabar una segunda opinión.

 

Archives for septiembre 2013 | Dr. Ángel Ñacle

 

 

Nos ha parecido interesante la revisión realizada  por el Dr Geoffrey K. Broadhead y colaboradores de los últimas publicaciones referidas a este problema (2) y cuyo resumen os exponemos a continuación.

La causa más común es el desprendimiento vítreo posterior (DVP), el cual se asocia a desgarros de la retina en el 14% de los casos, los cuales, si no son tratados, progresarán a desprendimiento de retina. Otras causas menos comunes pueden ser las opacidades vítreas asociadas a enfermedades inflamatorias como uveítis, enfermedades malignas con los síndromes mascarada o calcificaciones vítreas en la hialosis asteroide.

TRATAMIENTO MEDIANTE VITRECTOMÍA

Aunque la agudeza visual suele estar bien conservada, algunos estudios han comunicado modestas ganancias en la agudeza visual de 1-2 líneas de Snellen tras la vitrectomía.

Después de la vitrectomía central incluyendo las opacidades vítreas, algunos autores aconsejan la inducción de un desprendimiento vítreo posterior, ayudándose para su visualización de agentes precipitantes como la triamcinolona. Sin embargo, este paso puede ocasionar la formación de alguna rotura retiniana.

Cirugía desprendimiento de retina almeria

La utilización de sondas de vitrectomía más finas (23, 25 o 27 G) han demostrado un menor riesgo de roturas retinianas durante la vitrectomía que las sondas de mayor diámetro (20 G).

Los efectos adversos son similares a los de  la vitrectomía realizada para otras patologías tales como la membrana epirretiniana  y el agujero macular. Los desprendimientos de retina postvitrectomía han sido comunicados entre el 2 y el 10% (algunos desprendimientos de retina pueden aparecer incluso después de tres años y medio) , la formación de cataratas entre el 25 y el 60% y otros efectos adversos como membrana epirretiniana y edema macular cistoide en menos de un 5%.

Dos estudios recientes han comparado vitrectomías con/sin inducción de un desprendimiento vítreo posterior y han mostrado que la inducción de un desprendimiento vítreo posterior intraoperatorio incrementa el riesgo de desprendimiento de retina y otros problemas como la formación de membrana epirretiniana o agujero macular (3,4). También podría acelerar la formación de catarata según otro estudio (5).

Estudios recientes han mostrado que utilizando sondas de vitrectomía de calibre fino y sin inducción de deprendimiento vítreo posterior disminuye el porcentaje de pacientes con desprendimiento de retina (2%) y de formación de cataratas (16,9%) con un seguimiento de 13 meses post-vitrectomía  (4,5).

DISRUPCION CON LASER YAG

Este tratamiento generalmente se considera para aquellos casos con anillo de Weiss (un tipo de desprendimiento vítreo posterior que afecta el área alrededor del nervio óptico), mientras que otros tipos con mayor número de opacidades (3 o más) y de localización más periférica se consideran menos susceptibles de este tipo de tratamiento.

Estudios retrospectivos han mostrado  que la vitreolisis con láser YAG produjeron una mejoría moderada de la sintomatología en un 35,8% de los pacientes, con una mejoría significativa solo en un 2,5% de los casos, en contraste con la vitrectomía, que consiguió una mejoría de los síntomas en un 93,3% de los casos (6).

También se han comunicado efectos adversos, tales como desprendimiento de retina, glaucoma resistente al tratamiento o formación de cataratas.

BIBLIOGRAFIA

1. Wagle AM, Lim WY, Yap TP, et al. Utility values associated with vitreous floaters. Am J Ophthalmol. 2011; 152-60.

2. Broaded GK, Hong T, Chang AA. To treat or no to treat: management options for symptomatic vitreous floaters. Asia Pac J Ophthalmol. 2020; art en prensa.

3. Sebag J, Yee KMP, Wa CA, et al. Vitrectomy for floaters: prospective efficacy analyses and retrospective safety profile. Retina. 2014; 34: 1062-1068.

4. Segag J, Yee KMP, Nguyen JH, et al. Long-term safety and wefficacy of vittrectomy for visión degrading vitreopathy form vitreous floaters. Ophtahlmol Retina. 2018; 2: 881-887.

5. Yee KMP, Tan S, Lesnik Oberstein SY, et al. Incidence of cataract surgery after vitrectomy for vitreous opacities. Ophthalmol Retina. 2017; 1: 154-157.

6. Delaney YM, Oyinloye A, Benjamin L. Nd:YAG vitreolysis and pars plana vitrectomy: surgical treatment for vitreous floaters. Eye. 2002; 16: 21-26.

 

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario, puedes realizarlos en nuestro muro de Facebook:

Glaucoma

Buscar

Categorías

Calendario

marzo 2020
L M X J V S D
« feb   abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031