Daños oculares de la Luz Solar: Protección (4/4)

marzo 3rd, 2018

En los post anteriores hemos hablado de las implaciones oculares que tienen lugar cuando hay un exceso de exposición ocular a Radiación UV. En este post vamos a hablar del manejo y de la protección adecuada para prevenirlo.

La Radiación UV en la retina puede tener graves consecuencias visuales. El espectro de lesiones unido a una gran variabilidad individual da como resultado diferentes tasas de respuesta y de recuperación individuales.

Abstenerse de mirar el sol es inequívocamente la mejor profilaxis. En cuanto a los soldadores, los ingenieros láser y las personas que trabajen mucho tiempo al aire libre en entornos muy luminosos necesitan de una protección adecuada.

Gafas graduadas estándar
Las lentes comunes graduadas en gafa, se fabrican hoy en día con materiales de alta tecnología; hay una gran cantidad de tipos y recubrimientos. La Academia Estadounidense de Oftalmología (2), recalca que ciertos tipos de material tienen una capacidad inherente de bloqueo de los rayos UV, y en combinación con una capa de protección UV (3), pueden reducir la radiación UV que llega a la retina (4).

Las lentes orgánicas más utilizadas son el CR39, los policarbonatos y el trivex; son lentes ligeras, flexibles y muy resistentes a la rotura. Estas lentes tiene diferentes capacidades de bloqueo de radiación UV inherentes al propio material, además la mayoría de los fabricantes ofrecen la posibilibad de combinarlos con una capa de protección UV.

Captura de pantalla 2018-03-03 a las 11.33.09Como comentamos en los post anteriores, los pacientes que no tiene defecto visual (emétropes) siempre tienen un mayor riesgo de secuelas tras radiación UV ya que enfocan la luz con eficacia directamente en la retina y no necesitan gafas correctoras que, dependiendo del material y capa de tratamiento, puedan atenuar la luz ultravioleta. Sin embargo, la mayoría de los casos de Retinopatía UV se deben a la observación de un eclipse solar, y las gafas comunes tampoco son seguras para ello.

Observación de un eclipse solar
Ninguna fase de ningún eclipse solar ya sea: parcial, anular o total es seguro de observar a simple vista sin protección (5). El método más seguro para la observación es el uso de un sistema estenopeico y una pantalla de 50 cm o más situada detrás de la abertura (6).
Los filtros y las películas son otras alternativas a la visión segura de los eclipses solares actualmente se les incrusta plata, aluminio o cromita para conseguir una mayor atenuación de la energía UV. Otra alternativa para su visualizción es el uso de los teléfonos móviles que permiten una imagen de forma indirecta pero de manera más segura. Aunque también hay casos descritos por visualización
accidental o prolongada del sol durante el modo de captura de fotos o vídeos. En 2016 la Sociedad de Astronomía Americana publicó un artículo de las medidas a tomar a la hora de la visualización de un eclipse solar: os dejo link.

116908

Ambientes de elevada exposición a radiación UV
Algunas personas debido a sus aficiones o a su desempeño profesional corren mayor riesgo de sufrir los efectos fototóxicos de la radiación UV: trabajadores de diversas industrias en las que la exposición a la luz solar y a los rayos ultravioletas es alta (p. Ej., Socorristas, personal militar, marineros y soldadores de arco). Para estas personas, Adrian et al Fishman, y Ham (7,8,9) sugieren el uso de gafas de protección con dos características principales:

1) filtros solares específicos que filtren la radiación solar en porciones cercanas al UV y a los azules (300-400 nm) del espectro, pero que permitan la discriminación del color.

2) escudos laterales protectores que ayuden a minimizar luz incidente dispersa oblicua. Estas recomendaciones son especialmente importantes en personas afáquicas, que carecen de la capacidad endógena de absorber luz ultravioleta peligrosa.

La protección con filtros solares homologados se aconseja en cualquier tipo de persona, independientemente de su edad y actividad.

Antioxidantes
Dado que la lesión fotoquímica conduce a la producción de radicales libres que producen una toxicidad retiniana, se formuló la hipótesis de que los antioxidantes podrían conferir una ventaja protectora contra la exposición a los rayos UV.

De hecho, en un trastorno diferente, pero similar, varios antioxidantes proporcionaron reducción del riesgo en la progresión de la DMAE (Degeneración Macular Asociada  a la Edad) (10,11), pero no en la prevención de la aparición.

Si bien los antioxidantes reducen el riesgo de progresión de la DMAE y muestran algún beneficio en modelos de animales (12), no se sabe si la administración de suplementos de antioxidantes después de la exposición aguda a los rayos UV podría mejorar la recuperación visual. De hecho, muchos pacientes se recuperan totalmente sin tratamiento específico.

Corticosteroides
No existen pautas actuales para el uso de corticosteroides en el tratamiento de la retinopatía ultravioleta aguda; sin embargo, los corticosteroides sistémicos se han utilizado por sus potentes efectos antiinflamatorios. Se cree que la metilprednisolona inhibe la peroxidación lipídica (13) y por lo tanto es capaz de atenuar el daño retiniano inducido por la luz.
Diversos estudios (14,15,16,17) han utilizado metilprednisolona en pacientes con edema macular por eclipse retinopático. A primera vista, sus resultados parecen beneficiosos ya que demuestran la resolución del edema macular; sin embargo, en muchos casos, el edema macular se resuelve solo con o sin corticosteroides.

Conclusión
La radiación ultravioleta excesiva daña el polo posterior de la retina, un área responsable de la agudeza visual central. El daño proviene principalmente de mecanismos fotoquímicos, con una contribución fototérmica. El diagnóstico de la Retinopatía UV se determina mediante una historia exhaustiva y análisis de pruebas complementarias (OCT, AGF, FAF y mfERG). La Retinopatía UV es evitable, especialmente con el uso de protección adecuada. El tratamiento principal es de apoyo, ya que la mayoría de los pacientes exhibirán una resolución cercana a su situación previa. La educación apropiada del paciente es crítica, especialmente en individuos más jóvenes donde la curiosidad sobre los láseres y eclipses puede conducir a varios ciclos de exposición a la radiación UV. En última instancia, los estudios futuros podrían ayudar a dilucidar la eficacia de los antioxidantes y / o corticosteroides en el tratamiento de los pacientes que sufren una exposición a radiación UV. Además, a medida que se descubren los mecanismos precisos que causan la degeneración macular, es posible que la atenuación de la exposición a la radiación UV sea crítica para todas las personas (1).

 Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en  nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Bibliografía:

1)  Begaj T, Schaal S. Sunlight and ultraviolet radiation-pertinent retinal implications and current management, Major Review  Surv Ophthalmol. 2017 Sep 18. doi: 10.1016/j.survophthal.2017.09.002.

2) American Academy of Ophthalmology: Eyeglasses for Vision Correction; 2015. Available at: https://www.aao.org/eye- health/glasses-contacts/glasses. Accessed August 25, 2017.

3) Citek K. Anti-reflective coatings reflect ultraviolet radiation. Optometry. 2008;79:143-8

4) Liou JC, Teng MC, Tsai YS, et al. UV-blocking spectacle lens protects against UV-induced decline of visual performance. Mol Vis. 2015;21:846-56

5) Mainster MA. Solar eclipse safety. Ophthalmology. 1998;105:9-10

6) Reynolds MD, Sweetsir RA. Observe Eclipses. Washington, DC, Astronomical League; 1995

7) Adrian W, Everson RW, Schmidt I. Protection against photic damage in retinitis pigmentosa. Adv Exp Med Biol. 1977;77:233-47

8) Fishman GA. Ocular phototoxicity: guidelines for selecting sunglasses. Surv Ophthalmol. 1986;31:119-24

9) Ham WT Jr. Ocular hazards of light sources: review of current knowledge. J Occup Med. 1983;25:101-3

10) Age-Related Eye Disease Study Research Group. A randomized, placebo-controlled, clinical trial of high-dose supplementation with vitamins C and E, beta carotene, and zinc for age-related macular degeneration and vision loss: AREDS report no. 8. Arch Ophthalmol. 2001;119:1417-36

11) Age-Related Eye Disease Study 2 Research Group. Lutein þ zeaxanthin and omega-3 fatty acids for age-related macular degeneration: the Age-Related Eye Disease Study 2 (AREDS2) randomized clinical trial. JAMA. 2013;309:2005-15

12) Li ZY, Tso MOM, Wang HM. Amelioration of photic injury in rat retina by ascorbic acid: A histopathologic study. Invest Ophthalmol Vis Sci. 1985;26:1589-98

13) Koc RK, Akdemir H, Karakucuk EI, et al. Effect of methylprednisolone, tirilazad mesylate and vitamin E on lipid peroxidation after experimental spinal cord injury. Spinal Cord. 1999;37:29-32

14) Flynn JA. Watching an eclipse of the sun. Med J Aust. 1960;47(1):85-7

15) MacFaul PA. Visual prognosis after solar retinopathy. Br J Ophthalmol. 1969;53:534-41

16) Mehlan J, Linke SJ, Wagenfeld L, Steinberg J. [Unilateral Solar Maculopathy after Gazing at Solar Eclipse]. Klin Monbl Augenheilkd. 2016;233:749-52

17) Weber P, Kurlemann G, Lunecke C, Tondera A. [Solar retinopathy. Rare cause of acute loss of vision]. Dtsch Med Wochenschr. 1996;121:793-6

Daños oculares de la Luz Solar: Evaluación (3/4)

febrero 25th, 2018

Los daños oculares tras exposición a Radiación UV, presentan una serie de síntomas y signos que iremos describiendo en el siguiente post:

Síntomas oculares
En cuanto a la sintomatología, la exposición a la radiación ultravioleta prolongada produce visión borrosa, cromatopsia, metamorfopsia y escotomas centrales o paracentrales (2).  La agudeza visual comprometida puede ser tan mala como contar los dedos, pero de forma característica oscila entre 20/30 y 20/60 (3). Un número significativo de pacientes se queja de dolor de cabeza, comúnmente de naturaleza frontal.
En la fase aguda, si hay suficiente deterioro de la visión central, los pacientes buscarán una evaluación médica. Sin embargo, muchos se presentan varias semanas o meses después. Las diversas etiologías producen síntomas bilaterales o unilaterales. Comúnmente, la exposición al sol produce daño bilateral de la retina, aunque también se ha descrito afectación unilateral, especialmente en el ojo dominante.

Exploración Oftalmológica
Como ya hemos hablado, la exposición prolongada a la luz solar es la forma dominante de retinopatía UV, los pacientes tienden a ser jóvenes sin antecedentes de enfermedad sistémica. El examen anterior generalmente se encuentra dentro de los límites normales, y generalmente hay preservación de la visión del color y la sensibilidad al contraste. Los hallazgos del examen oftalmológico bastante variables dependiendo del tiempo transcurrido después exposición.

En los primeros días después de la exposición puede no haber cambios en la retina, pero comúmente se observa edema macular (4), a medida que el edema se resuelve aparece en la fóvea central una mancha amarillo-blanca con pigmentación oscura circundante en un patrón moteado (5), clásicamente, esta mancha evoluciona en una marca circular roja bien circunscrita (6).

solar-retinopathy-diagram

Pruebas complementarias
Tomografía de coherencia óptica (OCT). A principios del año 2000, Bechmann et al (7) describieron por primera vez hallazgos con OCT en pacientes con exposición prolongada al sol sin protección. a partir de ahí una multitud de estudios con OCT han sido descritos.

La OCT  permite detectar cambios sutiles en la retinopatía UV, los hallazgos más comunes son áreas hiperreflejantes en algunas o todas las capas focales y disminución de la intensidad de la reflectancia del EPR (Epitelio Pigmentario Retiniano).
La Angiografía OCT es una nueva técnica de imagen (8) que tiene un uso potencial en la detección de vasos sanguíneos patológicos en la enfermedad vascular retiniana. Los estudios publicados actualmente utilizan esta modalidad para delinear anomalías microvasculares sutiles en la retinopatía diabética. La angiografía OCT puede elucidar la presencia de neovascularización en la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) ya que proporciona un amplio detalle de la vasculatura retiniana (9).
Hasta el momento, ningún trabajo publicado ha utilizado la angiografía OCT en pacientes con retinopatía UV.

Angiografía con fluoresceína, esta es una prueba invasiva que requiere de la administración intravenosa de fluoresceína, infrecuentemente proporciona hallazgos  positivos en la Retinopatía UV.
Aunque la angiografía con fluoresceína con frecuencia se encuentra dentro de los límites normales, algunos estudios demuestran defectos de ventana y fugas parafoveales.

Autofluorescencia retiniana, La acumulación de depósitos de lipofuscina en el EPR puede detectarse y cuantificarse debido a la capacidad de la lipofuscina de producir autofluorescencia tras la estimulación de la luz visible (10); por lo tanto, la imagen de autofluorescencia del fondo de ojo (FAF), detectada mediante una oftalmoscopia con láser de barrido confocal o una cámara FAF, es una herramienta no invasiva para el diagnóstico de la patología foveal. En el contexto agudo después de la exposición a la radiación UV, los hallazgos comunes tienden a ser áreas de hipoautofluorescencia, que corresponden a defectos en el segmento interno del fotorreceptor.

Microperimetría,  la Retinopatía UV puede producir escotomas centrales muy pequeños, permaneciendo sin detectar por perímetros estándar. Ehrt et al (11) verificaron la existencia de defectos de un diámetro entre 0.3-1.7 mm mediante la utilización de microperimetría con oftalmoscopia por láser de barrido.

Electroretinograma Las funciones fotópica y escotópica del ojo se pueden examinar por separado mediante un electrorretinografía (ERG); por lo tanto, a priori lo normal sería encontrar una reducción en el ERG fotópico y un ERG escotópico normal en aquellos pacientes que padecen retinopatía UV.

Por el contrario, Ponte (12) no encontró cambios significativos en ERG entre sujetos normales y aquellos con maculopatía UV. La interpretación de los resultados de Ponte es que relativamente pocos conos se ven afectados a nivel global, lo que atenúa mínimamente la respuesta de ERG fotópica. De hecho, Sutter y Tran desarrollaron (13) una técnica electrofisiológica para proporcionar una evaluación objetiva de la función retiniana en un área geográfica específica. Esta herramienta, denominada ERG multifocal (mfERG) es bastante sensible a la detección de anomalías funcionales en diversos trastornos maculares, incluida la coriorretinopatía serosa central (RSC), la DMAE y la Retinopatía UV.

Secuelas crónicas y asociación entre Retinopatía UV y Degeneración Macular
Afortunadamente, la mayoría de los pacientes con retinopatía UV no sufren consecuencias a largo plazo, y su agudeza visual vuelve a la línea de base previa a la exposición.

La exposición a la luz solar como uno de los diversos factores de riesgo para la Degeneración Macular ha sido investigada (14,15,16). Si bien hay pruebas moderadas de una asociación entre los 2, no se ha llegado a ninguna conclusión definitiva. En 2013, una revisión sistémica y un metanálisis de 14 estudios dirigidos por Sui et al (17) informaron que la exposición crónica a la luz solar aumentó el riesgo de Degeneración Macular. 

Como conclusión, podemos decir que la mayoría de los pacientes que sufren de Retinopatía UV se recuperan por completo. Los que no tienen una resolución completa exhiben una disminución permanente, pero modesta, de la agudeza visual y de los escotomas persistentes.

La exposición crónica a la luz del sol podría ser un riesgo potencial para el desarrollo de Degeneración Macular, pero la relación de dosis exacta es incierta.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en  nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Bibliografía:

1)  Begaj T, Schaal S. Sunlight and ultraviolet radiation-pertinent retinal implications and current management, Major Review  Surv Ophthalmol. 2017 Sep 18. doi: 10.1016/j.survophthal.2017.09.002.

2) Hossein M, Bonyadi J, Soheilian R, et al. Spectral-domain optical coherence tomography features of mild and severe acute solar retinopathy. Ophthalmic Surg Lasers Imaging. 2011;42:e84-6

3) Istock TH. Solar retinopathy: a review of the literature and case report. J Am Optom Assoc. 1985;56:374-82

4) Dhir SP, Gupta A, Jain IS. Eclipse retinopathy. Br J Ophthalmol. 1981;65:42-5

5) Leys A, Swinnen T, Hannon L, Van Wing F. Solar retinopathy and foveal cysts. Bull Soc Belge Ophtalmol. 1978;182:74-81

6) Tarr KH, Clemett RS. Late features of solar retinopathy. Trans Ophthalmol Soc N Z. 1983;35:26-8

7) Bechmann M, Ehrt O, Thiel MJ, et al. Optical coherence tomography findings in early solar retinopathy. Br J Ophthalmol. 2000;84:547-8

8) de Carlo TE, Romano A, Waheed NK, Duker JS. A review of optical coherence tomography angiography (OCTA). Int J Retina Vitreous. 2015;1:5

9) Querques G, Miere A, Souied EH. Optical coherence tomography angiography features of type 3 neovascularization in age-related macular degeneration. Dev Ophthalmol. 2016;56:57-61

10) Sparrow JR, Boulton M. RPE lipofuscin and its role in retinal pathobiology. Exp Eye Res. 2005;80:595e606

11) Ehrt O, Tavcar I, Eckl-Titz G. [Microperimetry and reading saccades in retinopathia solaris. Follow-up with the scanning laser ophthalmoscope]. Ophthalmologe. 1999;96:325-31

12) Ponte F. Electroretinography in solar macular injury. Acta Ophthalmol Suppl. 1962;70:238-44

13) Sutter EE, Tran D. The field topography of ERG components in maneI. The photopic luminance response. Vision Res. 1992;32:433-46

14) Fletcher AE. Free radicals, antioxidants and eye diseases: evidence from epidemiological studies on cataract and age- related macular degeneration. Ophthalmic Res. 2010;44:191-8

15) Plestina-Borjan I, Klinger-Lasic M. Long-term exposure to solar ultraviolet radiation as a risk factor for age-related macular degeneration. Coll Antropol. 2007;31(Suppl 1):33-8

16) Vojnikovic B, Njiric S, Coklo M, Spanjol J. Ultraviolet sun radiation and incidence of age-related macular degeneration on Croatian Island Rab. Coll Antropol. 2007;31(Suppl 1):43-4

17) Sui GY, Liu GC, Liu GY, et al. Is sunlight exposure a risk factor for age-related macular degeneration? A systematic review and meta-analysis. Br J Ophthalmol. 2013;97:389-94

Daños oculares de la Luz Solar: Factores de Riesgo (2/4)

febrero 18th, 2018

La luz ultravioleta es tóxica para los fotorreceptores de la retina, así como para el Epitelio Pigmentario. Aunque existen mecanismos, como se describió anteriormente, para limitar la radiación UV que llega a la retina, estos mecanismos no son suficientes frente al sol, la soldadura de arco y los láser. La luz induce daños retinianos mediante 3 mecanismos: fotoquímico, fotomecánico y fototérmico.


El principal componente del daño a la retina por radiación UV es a través de la vía fotoquímica. Tanto el daño térmico como el mecánico aportan contribuciones menores ya que la tasa de deposición de energía por la luz ultravioleta es demasiado baja para producir un aumento de la temperatura, y se generan ondas de presión termoelásticas mínimas.

Retinopatía Solar

La retinopatía solar ocurre como consecuencia del aumento de la exposición a la radiación UV en la retina. En 1912, se describieron por primera vez las consecuencias clínicas de las quemaduras por eclipse (2). La mayoría de la retinopatía UV es consecuencia de la visión directa de un eclipse solar sin la protección adecuada de los ojos; las poblaciones en riesgo parecen estar ubicadas en áreas con abundante luz solar (3). Actualmente un mayor uso de láser y la soldadura por arco está causando un aumento en la retinopatía inducida por UV.

Imagen relacionada

En cuanto a la incidencia de esta patología es complicado estimarla debido a que la mayoría de las personas no buscan atención médica tras observar el sol sin protección.  Sin embargo, Stokkermans y Dunbar (2) examinaron a 14.500 pacientes de atención primaria en el sur de la Florida en un período de 2 años para encontrar 20 casos (incidencia de 0.14%). La edad promedio fue de 43 años y el 75% eran hombres. Estas observaciones están en línea con los trabajos reportados a lo largo de los últimos 30 años.

Los varones emetrópicos jóvenes están altamente representados en esta población con mayor incidencia, debido a los medios ópticos más claros y la mayor transmisión de luz UV-B, la capacidad de enfocar la luz en la retina y una participación aparentemente mayor en la visión de eclipses, baños de sol y deportes al aire libre (4).

Entendiendo los factores de riesgo

Yannuzzi et al (5) presentaron un análisis fotobiológico y geofísico con el fin de crear un modelo destinado a comprender los patrones y los factores de riesgo que condujeron a una determinada etiología de la retinopatía UV. Los factores de riesgo en su modelo fueron: 1) cantidad de exposición, 2) estado refractivo, 3) tamaño de la pupila y 4) aumento de la transmisión de UV-B en el medios oculares. 

El modelo biofísico de Sadun et al (6) además de estar de acuerdo con los factores previos, incluyó 5) la altitud del sol y 6) fotofobia.  Este último componente puede ser crítico ya que la observación solar normalmente produce dolor ocular, lo que hace que el espectador deje de mirar; si debido a una menor sensibilidad a la luz, toma de analgésicos o visualización de un eclipse, atenúan este proceso, un espectador puede entonces aumentar su tiempo de exposición, lo que aumenta el riesgo de daño UV.

Captura de pantalla 2018-02-18 a las 20.23.09

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en  nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Bibliografía:

1)  Begaj T, Schaal S. Sunlight and ultraviolet radiation-pertinent retinal implications and current management, Major Review  Surv Ophthalmol. 2017 Sep 18. doi: 10.1016/j.survophthal.2017.09.002.

2) Stokkermans TJ, Dunbar MT. Solar retinopathy in a hospital- based primary care clinic. J Am Optom Assoc. 1998;69:625-36

3) Patel CK, Bavishi AK. Solar eclipse exposure (a study in 379 cases). Indian J Ophthalmol. 1982;30:19-20

4) MacFaul PA. Visual prognosis after solar retinopathy. Br J Ophthalmol. 1969;53:534e41

5) Yannuzzi LA, Fisher YL, Slakter JS, Krueger A. Solar retinopathy: a photobiologic and geophysical analysis. Retina. 1989;9:28-43

6) Sadun AC, Sadun AA, Sadun LA. Solar retinopathy. A biophysical analysis. Arch Ophthalmol. 1984;102:1510-2

Daños oculares de la Luz Solar: Introducción (1/4)

febrero 4th, 2018

Introducción.

El trastorno que describe las consecuencias oftalmológicas de la radiación ultravioleta (UV) en la retina se conoce como retinopatía solar, ceguera o quemadura solar, retinopatía del eclipse, fotoretinopatía, retinitis o maculopatía y retinitis foveomacular.

En la citada revisión,  la radiación UV del sol, los daños producidos por soldadura  y la emisión láser que causa cambios patológicos en la retina se denominará retinopatía UV o maculopatía.

Radiación Solar

La radiación luminosa emitida por el sol que llega a la tierra alcanza una temperatura 5800 ºK (equivalente a la temperatura de la superficie del sol), con un espectro de emisión que varía de 100 a 2.300 nm (2),  el pico está en el rango amarillo-verde ( 480 – 550 nm) del espectro visible con una fuerte disminución en la luz infrarroja y UV.

Afortunadamente para la vida en la Tierra, la atmósfera absorbe casi todo el UV-C (100 – 280 nm) y la mayoría de la luz UV-B (280 – 315 nm). El UV-A (315 – 400 nm), la luz visible (380 – 760 nm) y el infrarrojo (> 760 nm) pueden alcanzar la superficie de la tierra.

Solar_Spectrum

La irradiación solar, definida como potencia por unidad de área, es la medida de la radiación del sol a una longitud de onda específica. La irradiación varía a lo largo del año debido a varios factores: el tiempo del año (distancia del sol), la hora del día (longitud de la trayectoria de la luz y el ángulo de elevación solar), el contenido de humedad y la cobertura de nubes.

En promedio, la atmósfera atenúa la irradiación solar en un 30%. A nivel del mar en un día sin nubes, la irradiación solar es de aproximadamente 1000 Wm -2. Sin embargo, esto es solo 1 componente, el otro componente sería la radiación dispersa, principalmente de la atmósfera inferior y por último la radiación reflejada desde el entorno. Juntos, estos 3 componentes componen la radiación total que llega al ojo.

Para determinar  la cantidad de irradiación que llega a la retina, Arnault y col, emplearon un modelo de ojo- luz solar,  y midieron que aproximadamente el 15% de la radiación solar llega a la retina (3).

Radiación UV

La principal fuente de radiación UV es el sol. Otras fuentes adicionales de interés oftálmico incluyen láseres (comerciales, industriales y militares) y la soldadura por arco, todos pueden conducir a la maculopatía UV.

Los láseres son una herramienta valiosa en muchos aspectos de la ciencia, la medicina y la industria. Se ha publicado una revisión exhaustiva que detalla las lesiones relacionadas con los ojos de una multitud de láseres. (4)

A diferencia de los láseres mencionados anteriormente, los láseres azules y violetas emiten radiación UV (360-480 nm) y se están volviendo populares como láseres de mano. Las áreas de su aplicación son diversas, desde reproductores Blu-ray hasta proyectores portátiles y fuentes de iluminación en entornos sociales.

La soldadura por arco, un proceso que une metal con metal al utilizar electricidad para generar el calor requerido, produce una cantidad significativa de radiación. Los diferentes tipos de soldadura producen diferentes fuentes de radiación óptica; La irradiancia espectral de la soldadura de arco está entre 200 y 400 nm, constituyendo principalmente luz UV-B y UV-A. Por lo tanto, la soldadura por arco crea ondas de longitud de onda más cortas (energía más alta) que los láseres de uso común o la radiación solar (5).

Limitación anatómica de la luz y filtración UV

La luz que incide en la retina depende de la entrada óptica que se transmite a través de los medios oculares hasta llegar a los fotoreceptores de la retina. El ojo tiene capacidad para filtrar radiación electromagnética: Primero, la córnea absorbe y filtra la radiación UV más corta y por lo tanto más energética (UV-C, <280 nm) . Para la radiación que penetra a través de la córnea, el humor acuoso absorbe una cantidad moderada de luz entre 280 y 360 nm, así como la luz en el rango infrarrojo largo (1,200 – 2,300 nm). A medida que la luz viaja a través del cristalino hacia la cámara posterior, se produce la absorción más sustancial de radiación UV. Curiosamente, el envejecimiento causa una variación significativa en las características de absorción del cristalino. Un cristalino joven absorberá principalmente UV-A (315 – 400 nm), mientras que un cristalino más viejo también impedirá la transmisión de UV-B (280 – 315 nm) (6).

vyo3

Por lo tanto, la luz ambiental que llega a la retina está compuesta por IR cercano (700- 1200 nm), el espectro visible (400 – 700 nm) y en personas jóvenes, UV-B. Esto hace que los niños y adultos jóvenes sean mucho más susceptibles al daño de la retina por la radiación UV.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en  nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Bibliografía:

1)  Begaj T, Schaal S. Sunlight and ultraviolet radiation-pertinent retinal implications and current management, Major Review  Surv Ophthalmol. 2017 Sep 18. doi: 10.1016/j.survophthal.2017.09.002.

2) Gueymard C. The sun’s total and spectral irradiance for solar energy applications and solar radiation models. Solar Energy. 2004;76:423-53

3) Arnault E, Barrau C, Nanteau C, et al. Phototoxic action spectrum on a retinal pigment epithelium model of age- related macular degeneration exposed to sunlight normalized conditions. PLoS One. 2013;8:e71398

4) Barkana Y, Belkin M. Laser eye injuries. Surv Ophthalmol. 2000;44:459e78

5) Mariutti G, Matzeu M. Measurement of ultraviolet radiation emitted from welding arcs. Health Phys. 1988;54:529-32

6) Dillon J, Wang RH, Atherton SJ. Photochemical and photophysical studies on human lens constituents. Photochem Photobiol. 1990;52:849-54

Fórmulas Biométricas: Comparativa ojos largos (4/4)

enero 14th, 2018

Para acabar con la serie de Blogs de comparativa de fórmulas Biométricas concluiremos con los resultados referenciados en la bibliografía en ojos con longitud axial elevada.

Captura de pantalla 2017-11-05 a las 20.54.48

Captura de pantalla 2017-11-05 a las 20.54.57

Ojos Largos (>26 mm)

Los ojos largos también tienen mayor dificultad a la hora de la obtención de la potencia de la lente a implantar. Uno de los principales problemas es la propia medición de la longitud axial, ya que con biometría ultrasónica y debido en ocasiones a estafilomas del polo posterior, la medición no es lo suficientemente precisa, con la introducción de la biometría óptica esta medición es más precisa. En este tipo de casos la ACD suele ser elevada, pero un punto a favor es que como las lentes son de baja potencia, el efecto en la refracción final de la posición efectiva de la lente es menor.

En este grupo de pacientes los resultados en cuanto a la comparativa de las diferentes fórmulas biométricas utilizadas difieren también como ocurría en ojos cortos según el estudio consultado y según el tipo de biometría utilizada. En cuanto a biometría OLCR,  Melles et al (1) y Cooke et al (8) obtienen los mejores resultados con la fórmula de Olsen (OLCR) seguida de Barrett y Haigis.

Captura de pantalla 2017-11-26 a las 21.43.58

Si el biómetro utilizado utiliza tecnología de biometría PCI, la fórmulas de Barrett, Haigis y SRK-T obtienen los mejores resultados (2-6,8-13).  Un aspecto interesante en este grupo de pacientes con respecto al tipo de biometría utilizada (OLCR o PCI), es lo que publica Cooke et al (8), utilizando biometría OLCR la fórmula de Olsen OLCR obtiene los mejores resultados, pero por el contrario si la biometría utilizada el PCI, esa misma fórmula obtiene los peores resultados.

Otro aspecto intersante es el que publica Abulafia A (11), que diferencia la fórmula que obtiene mejores resultados en función de la potencia de la lente, obteniendo mejores valores con SRK-T para LIOs >6.0 Dp y con Barrett para LIOs <6.0 Dp, cabe decir que el n: 104, no fue muy elevado.

Con respecto al método de cálculo basado en inteligencia aritifical RBF, ha sido evaluado en los trabajos de Jack X. Kane (6) y Roberts TV (3), obtienen peores resultados que la fórmula de Barrett, a futuro se deberá seguir evaluando ya que el potencial de esta fórmula está basado en el Big Data.

Como cuadro resumen de esta serie dejo esta tabla extraída de todo el análisis de estudios que se adjuntan en la Bibliografía. Los artículos han sido seleccionados en función de los últimos estudios publicados desde 2015 donde comparaban los resultados refractivos obtenidos en función de la fórmula seleccionada y la longitud axial.

Captura de pantalla 2018-01-14 a las 12.32.08

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en  nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

 

Bibliografía:

1) Accuracy of Intraocular Lens Calculation Formulas, Melles RB, et al. Ophthalmology. 2017. Sep 23. pii: S0161-6420(17)31428-8. doi: 10.1016/j.ophtha.2017.08.027

2) A Comparative Study to Assess the Predictability of Different IOL Power Calculation Formulas in Eyes of Short and Long Axial Length. Dharmil Doshi et al, Journal of Clinical and Diagnostic Research. 2017 Jan, Vol-11(1): NC01-NC04 DOI: 10.7860/JCDR/2017/22095.9136

3) Comparison of Hill-radial basis function, Barrett Universal and current third generation formulas for the calculation of intraocular lens power during cataract surgery. Roberts TV, et al. Clin Exp Ophthalmol. 2017 Aug 4. doi: 10.1111/ceo.13034.

4) IOL Power Calculation in Short and Long Eyes, REVIEW ARTICLE, Kenneth J. Hoffer, MD, FACS  and Giacomo Savini, MD. Asia-Pacific Journal of Ophthalmology • Volume 6, Number 4, July/August 2017

5) Intraocular lens power calculation for high myopic eyes with cataract: comparison of three formulas]. Zhu XJ1, He WW, Du Y, Qian DJ, Dai JH, Lu Y. Zhonghua Yan Ke Za Zhi. 2017 Apr 11;53(4):260-265. doi: 10.3760/cma.j.issn.0412-4081.2017.04.007.

6) Accuracy of 3 new methods for intraocular lens power selection, Jack X. Kane, MB BS, Anton Van Heerden, MB ChB, FRANZCO, Alp Atik, MB BS, Constantinos Petsoglou, MB BS, MMed(Clin.Epi), FRANZCO. J Cataract Refract Surg 2017; 43:333–339 Q 2017 ASCRS and ESCRS, http://dx.doi.org/10.1016/j.jcrs.2016.12.021

7) Meta-analysis of accuracy of intraocular lens power calculation formulas in short eyes. Qiwei Wang MD, Wu Jiang MD, Tiao Lin PhD, Xiaohang Wu MD, Haotian Lin MD and Weirong Chen MD. Clin Exp Ophthalmol. 2017 Sep 9. doi: 10.1111/ceo.13058.

8) Comparison of 9 intraocular lens power calculation formulas. Cooke DL, Cooke TL. J Cataract Refract Surg. 2016 Aug;42(8):1157-64. doi: 10.1016/j.jcrs.2016.06.029.

9) Intraocular lens power formula accuracy: Comparison of 7 formulas. Kane JX1, Van Heerden A2, Atik A2, Petsoglou C2. J Cataract Refract Surg. 2016 Oct;42(10):1490-1500. doi: 10.1016/j.jcrs.2016.07.021.

10) Accuracy of Intraocular Lens Power Calculation Formulas for Highly Myopic Eyes.Zhang Y, et al.  J Fr Ophtalmol. 2015 Oct;38(8):717-22. doi: 10.1016/j.jfo.2015.03.006. Epub 2015 Jul 21.

11) Intraocular lens power calculation for eyes with an axial length greater than 26.0 mm: comparison of formulas and methods. Abulafia A, J Cataract Refract Surg. 2015 Mar;41(3):548-56. doi: 10.1016/j.jcrs.2014.06.033. Epub 2015 Feb 21.

12) Comparison of different formulas for intraocular lens power calculation using a new optical biometer. Kaya F, et al.  J Fr Ophtalmol. 2015.

13) High myopia and cataract surgery Elaine W. Chong and Jodhbir S. Mehta, REVIEW. Curr Opin Ophthalmol 2016, 27:45 – 50 DOI:10.1097/ICU.0000000000000217

14) Accuracy of Intraocular Lens Power Formulas Involving 148 Eyes with Long Axial Lengths: A Retrospective Chart-Review Study. Chong Chen, Xian Xu, Yuyu Miao, Gaoxin Zheng, Yong Sun, and Xun Xu. Hindawi Publishing Corporation Journal of Ophthalmology Volume 2015, Article ID 976847, 7 pages http://dx.doi.org/10.1155/2015/976847

Fórmulas Biométricas: Comparativa ojos cortos (3/4)

noviembre 26th, 2017

En el post anterior hablamos de que fórmula obtiene mejores resultados biométricos según la última evidencia científica publicada en ojos de longitud axial media. 

Captura de pantalla 2017-11-05 a las 20.54.48

Captura de pantalla 2017-11-05 a las 20.54.57

Aunque la mayor dificultadas que nos encontramos los clínicos en la medición de las lentes intraoculares ocurre en las longitudes axial extremas.

Ojos Cortos (<22 mm)

Los ojos cortos tienen mayor dificultad a la hora de la obtención de la potencia de la lente a implantar. Uno de los problemas es que la potencia dióptrica de la lente es mayor, por tanto los errores en cuanto al cálculo de la ELP (Posición efectiva de la lente) afectarán en mayor medida al defecto residual. Otra de las fuentes de error en los ojos cortos se relaciona con la mayor probabilidad de tener una profundidad de la cámara anterior estrecha. Por otro lado también influye la propia fabricación de la lente, ya que según la normativa que las regula, las lentes que superan las 30 D requieren de una tolerancia de fabricación de  ± 1.00 D sobre la potencia etiquetada en comparación con ± 0.50 D para las LIOs de menos de 30 D.

 En este grupo de pacientes los resultados en cuanto a la comparativa de las diferentes fórmulas biométricas utilizadas difieren según el estudio consultado y según el tipo de biometría utilizada. En cuanto a biometría OLCR,  Melles et al (1), obtiene los mejores resultados con la fórmula de Barrett Universal II y Cooke et al (8) los obtiene con la de OLSEN Standalone.

Captura de pantalla 2017-11-26 a las 21.43.58

 Si el biómetro utilizado utiliza tecnología de biometría PCI, la fórmula de Hoffer Q, Haigis, Holladay II y Barrett obtienen los mejores resultados (2,4,8). Curiosamente un estudio realizado por Kane et al (9) comparó 7 fórmulas biométricas (Barrett Universal II, HofferQ, Haigis, Holladay I, Holladay II, SRK/T y T2 ) y no encontró diferencias estadísticamente significativas entre los resultados obtenidos, aunque cabe destacar que el n=156 en este grupo de longitud axial no fue muy elevado.

Captura de pantalla 2017-11-26 a las 21.46.08

Por último destacar que ya empiezan a aparecer resultados de la nueva fórmula biométrica basada en Inteligencia Artificial y alimentada con el Big Data (Hill-RBF). Un reciente estudio de Roberts TV et al (3), realiza una comparativa de esta fórmula con respecto a HofferQ, SRK/T, Holladay I , Holladay II y Barrett Universal II. Obtiene con la Hill-RBF los mejores resultados en ojos cortos, aunque también tenían un número de pacientes bastante limitado.

En el próximo blog analizaremos los resultados obtenidos en ojo largos.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en  nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Bibliografía:

1) Accuracy of Intraocular Lens Calculation Formulas, Melles RB, et al. Ophthalmology. 2017. Sep 23. pii: S0161-6420(17)31428-8. doi: 10.1016/j.ophtha.2017.08.027

2) A Comparative Study to Assess the Predictability of Different IOL Power Calculation Formulas in Eyes of Short and Long Axial Length. Dharmil Doshi et al, Journal of Clinical and Diagnostic Research. 2017 Jan, Vol-11(1): NC01-NC04 DOI: 10.7860/JCDR/2017/22095.9136

3) Comparison of Hill-radial basis function, Barrett Universal and current third generation formulas for the calculation of intraocular lens power during cataract surgery. Roberts TV, et al. Clin Exp Ophthalmol. 2017 Aug 4. doi: 10.1111/ceo.13034.

4) IOL Power Calculation in Short and Long Eyes, REVIEW ARTICLE, Kenneth J. Hoffer, MD, FACS  and Giacomo Savini, MD. Asia-Pacific Journal of Ophthalmology • Volume 6, Number 4, July/August 2017

5) Intraocular lens power calculation for high myopic eyes with cataract: comparison of three formulas]. Zhu XJ1, He WW, Du Y, Qian DJ, Dai JH, Lu Y. Zhonghua Yan Ke Za Zhi. 2017 Apr 11;53(4):260-265. doi: 10.3760/cma.j.issn.0412-4081.2017.04.007.

6) Accuracy of 3 new methods for intraocular lens power selection, Jack X. Kane, MB BS, Anton Van Heerden, MB ChB, FRANZCO, Alp Atik, MB BS, Constantinos Petsoglou, MB BS, MMed(Clin.Epi), FRANZCO. J Cataract Refract Surg 2017; 43:333–339 Q 2017 ASCRS and ESCRS, http://dx.doi.org/10.1016/j.jcrs.2016.12.021

7) Meta-analysis of accuracy of intraocular lens power calculation formulas in short eyes. Qiwei Wang MD, Wu Jiang MD, Tiao Lin PhD, Xiaohang Wu MD, Haotian Lin MD and Weirong Chen MD. Clin Exp Ophthalmol. 2017 Sep 9. doi: 10.1111/ceo.13058.

8) Comparison of 9 intraocular lens power calculation formulas. Cooke DL, Cooke TL. J Cataract Refract Surg. 2016 Aug;42(8):1157-64. doi: 10.1016/j.jcrs.2016.06.029.

9) Intraocular lens power formula accuracy: Comparison of 7 formulas. Kane JX1, Van Heerden A2, Atik A2, Petsoglou C2. J Cataract Refract Surg. 2016 Oct;42(10):1490-1500. doi: 10.1016/j.jcrs.2016.07.021.

10) Accuracy of Intraocular Lens Power Calculation Formulas for Highly Myopic Eyes.Zhang Y, et al.  J Fr Ophtalmol. 2015 Oct;38(8):717-22. doi: 10.1016/j.jfo.2015.03.006. Epub 2015 Jul 21.

11) Intraocular lens power calculation for eyes with an axial length greater than 26.0 mm: comparison of formulas and methods. Abulafia A, J Cataract Refract Surg. 2015 Mar;41(3):548-56. doi: 10.1016/j.jcrs.2014.06.033. Epub 2015 Feb 21.

12) Comparison of different formulas for intraocular lens power calculation using a new optical biometer. Kaya F, et al.  J Fr Ophtalmol. 2015.

13) High myopia and cataract surgery Elaine W. Chong and Jodhbir S. Mehta, REVIEW. Curr Opin Ophthalmol 2016, 27:45 – 50 DOI:10.1097/ICU.0000000000000217

14) Accuracy of Intraocular Lens Power Formulas Involving 148 Eyes with Long Axial Lengths: A Retrospective Chart-Review Study. Chong Chen, Xian Xu, Yuyu Miao, Gaoxin Zheng, Yong Sun, and Xun Xu. Hindawi Publishing Corporation Journal of Ophthalmology Volume 2015, Article ID 976847, 7 pages http://dx.doi.org/10.1155/2015/976847

Fórmulas Biométricas: Comparativa ojos medios (2/4)

noviembre 12th, 2017

En el post de hoy me gustaría compartir una revisión que he realizado de los últimos estudios publicados en los que se realiza una comparativa de los resultados obtenidos con la utilización de diferentes fórmulas biométricas de 3ª y 4ª generación.

Como hablamos en post anteriores, lo primero a tener en cuenta para un buen resultado es la utilización de un biómetro que nos aporte las medidas biométricas con una alta fiabilidad. Os adjunto de nuevo el cuadro resumen de los biómetros que tenemos actualmente disponibles:

Sin título.001

En cuanto al uso de fórmulas biométricas, en los últimos años se han implementado nuevas fórmulas con el objetivo de una mejora en la predicción de la lente a implantar.

Hay bastante literatura científica publicada en los últimos años, en este post he intentado realizar un resumen de las últimas referencias publicadas entre 2015-2017, y he diferenciado los resultados en tres grupos en función de su longitud axial:

- Ojos cortos: ojos cuya longitud axial es menor de 22 mm

- Ojos medios: ojos cuya longitud axial está entre 22 y 26 mm

- Ojos largos: ojos cuya longitud axial es mayor de 26 mm

 Adjunto tablas resumen

Captura de pantalla 2017-11-05 a las 20.54.48

Captura de pantalla 2017-11-05 a las 20.54.57Los resultados obtenidos en los diferentes estudios muestran lo siguiente:

Ojos Medios (LA entre 22 y 26 mm)

En este tipo de ojos, con una longitud axial media, la fórmula que obtiene los mejores resultados en la Barrett Universal II, (1,3,6,8,9) tanto si evaluamos medidas tomadas con biómetros PCI tanto OLCR, pero cabe destacar que en este grupo las diferencias no son clínicamente significativas entre una fórmula u otra (1).

En la próxima entrada evaluaremos los Grupos de Ojos Cortos y Largos, que son los más problemáticos y en los que se obtienen mayores diferencias entres las fórmulas utilizadas.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en  nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Bibliografía:

1) Accuracy of Intraocular Lens Calculation Formulas, Melles RB, et al. Ophthalmology. 2017. Sep 23. pii: S0161-6420(17)31428-8. doi: 10.1016/j.ophtha.2017.08.027

2) A Comparative Study to Assess the Predictability of Different IOL Power Calculation Formulas in Eyes of Short and Long Axial Length. Dharmil Doshi et al, Journal of Clinical and Diagnostic Research. 2017 Jan, Vol-11(1): NC01-NC04 DOI: 10.7860/JCDR/2017/22095.9136

3) Comparison of Hill-radial basis function, Barrett Universal and current third generation formulas for the calculation of intraocular lens power during cataract surgery. Roberts TV, et al. Clin Exp Ophthalmol. 2017 Aug 4. doi: 10.1111/ceo.13034.

4) IOL Power Calculation in Short and Long Eyes, REVIEW ARTICLE, Kenneth J. Hoffer, MD, FACS  and Giacomo Savini, MD. Asia-Pacific Journal of Ophthalmology • Volume 6, Number 4, July/August 2017

5) Intraocular lens power calculation for high myopic eyes with cataract: comparison of three formulas]. Zhu XJ1, He WW, Du Y, Qian DJ, Dai JH, Lu Y. Zhonghua Yan Ke Za Zhi. 2017 Apr 11;53(4):260-265. doi: 10.3760/cma.j.issn.0412-4081.2017.04.007.

6) Accuracy of 3 new methods for intraocular lens power selection, Jack X. Kane, MB BS, Anton Van Heerden, MB ChB, FRANZCO, Alp Atik, MB BS, Constantinos Petsoglou, MB BS, MMed(Clin.Epi), FRANZCO. J Cataract Refract Surg 2017; 43:333–339 Q 2017 ASCRS and ESCRS, http://dx.doi.org/10.1016/j.jcrs.2016.12.021

7) Meta-analysis of accuracy of intraocular lens power calculation formulas in short eyes. Qiwei Wang MD, Wu Jiang MD, Tiao Lin PhD, Xiaohang Wu MD, Haotian Lin MD and Weirong Chen MD. Clin Exp Ophthalmol. 2017 Sep 9. doi: 10.1111/ceo.13058.

8) Comparison of 9 intraocular lens power calculation formulas. Cooke DL, Cooke TL. J Cataract Refract Surg. 2016 Aug;42(8):1157-64. doi: 10.1016/j.jcrs.2016.06.029.

9) Intraocular lens power formula accuracy: Comparison of 7 formulas. Kane JX1, Van Heerden A2, Atik A2, Petsoglou C2. J Cataract Refract Surg. 2016 Oct;42(10):1490-1500. doi: 10.1016/j.jcrs.2016.07.021.

10) Accuracy of Intraocular Lens Power Calculation Formulas for Highly Myopic Eyes.Zhang Y, et al.  J Fr Ophtalmol. 2015 Oct;38(8):717-22. doi: 10.1016/j.jfo.2015.03.006. Epub 2015 Jul 21.

11) Intraocular lens power calculation for eyes with an axial length greater than 26.0 mm: comparison of formulas and methods. Abulafia A, J Cataract Refract Surg. 2015 Mar;41(3):548-56. doi: 10.1016/j.jcrs.2014.06.033. Epub 2015 Feb 21.

12) Comparison of different formulas for intraocular lens power calculation using a new optical biometer. Kaya F, et al.  J Fr Ophtalmol. 2015.

13) High myopia and cataract surgery Elaine W. Chong and Jodhbir S. Mehta, REVIEW. Curr Opin Ophthalmol 2016, 27:45 – 50 DOI:10.1097/ICU.0000000000000217

14) Accuracy of Intraocular Lens Power Formulas Involving 148 Eyes with Long Axial Lengths: A Retrospective Chart-Review Study. Chong Chen, Xian Xu, Yuyu Miao, Gaoxin Zheng, Yong Sun, and Xun Xu. Hindawi Publishing Corporation Journal of Ophthalmology Volume 2015, Article ID 976847, 7 pages http://dx.doi.org/10.1155/2015/976847

Fórmulas Biométricas: Introducción (1/4)

septiembre 24th, 2017

En post anteriores estuvimos comentando la evolución en cuanto a las fórmulas biométricas en los últimos años:

http://www.qvision.es/blogs/javier-martinez/2017/07/11/biometria-44-formulas-biometricas/

En la siguiente serie me gustaría realizar de una forma practica y basándonos en la última evidencia descrita que fórmulas están obteniendo los mejores resultados clínicos actualmente.

Como ya comentamos, todas las fórmulas biométricas parte de la primera fórmula de vergencia publicada:

Captura de pantalla 2017-07-11 a las 22.11.45

La diferencia fundamental radica en la estimación de la ELP (Posición efectiva de la lente), la cual ha ido evolucionando en los últimos años en función de las variables que se han ido incorporando en la estimación de su cálculo: desde una constante fija inicial, hasta incluso 7 variables objetivas de cada paciente.

Captura de pantalla 2017-07-11 a las 21.52.48

La mayor desviación de los resultados en función de cada fórmula utilizada ocurre sobretodo en ojos con parámetros biométricos fuera de la norma.

Previamente podemos clasificar los ojos en función de su longitud axial de una forma sencilla en:

- Ojos cortos: ojos cuya longitud axial es menor de 22 mm

- Ojos medios: ojos cuya longitud axial está entre 22 y 26 mm

- Ojos largos: ojos cuya longitud axial es mayor de 26 mm

Los valores de normalidad, es que los ojos hipermetrópicos tengan una longitud axial menor, y una ACD (profundidad de cámara anterior) menor que los emétropes y miopes (1)

Pero en ocasiones nos encontramos ojos fuera de la norma: ojo cortos con una profundidad de la cámara anterior elevada y al contrario, ojo largos con una profundidad de la cámara anterior pequeña, pues es en estos casos junto con ojos de longitud axial corta y larga, donde radica la mayor fuente de error y sorpresa refractiva tras la intervención, y donde la aplicación de una fórmula biométrica respecto a otra puede incurrir en un mejor resultado postoperatorio.

La otra fuente de error más común ocurre en pacientes que han sido sometidos a cirugía refractiva corneal previa a la realización de la cirugía de cristalino, ya que si no lo tenemos en cuenta y realizamos un cálculo normal en un paciente intervenido de miopía, obtendremos un resultado hipermetrópico y al contrario si se ha intervenido de hipermetropía (2).

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en  nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Bibliografía:

(1) Axial Length, Anterior Chamber Depth-A Study in Different Age Groups and Refractive Errors, Veena Bhardwajand Gandhi Parth Rajeshbhai, J Clin Diagn Res. 2013 Oct; 7(10): 2211–2212. Published online 2013 Oct 5. doi:  10.7860/JCDR/2013/7015.3473

(2) Intraocular lens power calculation after corneal refractive surgery: double K method. Aramberri J.  J Cataract Refract Surg 2003;29:2063- 68.

Lentes de Contacto Esclerales: Mini Vs Grandes

septiembre 10th, 2017

En post anteriores ya hemos hablado de las ventajas que aportan las Lentes de Contacto Esclerales, sobretodo en casos de córnea irregular. Este tipo de lentes de contacto de gran diámetro cuyo punto de apoyo sobrepasa los bordes de la córnea crean una cúpula con un reservorio lagrimal que mejora la calidad visual del nuevo sistema óptico, disminuyendo la sintomatología asociada a patologías por irregularidad corneal y mejorando el porte con respecto a las lentes rígidas corneales.

¿Qué diferencias existen entre las diferentes lentes denominadas esclerales?

Una lente de contacto escleral puede definirse como una lente que se apoya sobre la esclerótica. Así, las lentes de contacto que se apoyan en la córnea o en el limbo no se pueden denominar lentes esclerales.

Por lo tanto no pueden clasificarse en función del diámetro de las mismas, ya que dependen de diversos factores, como: el Diámetro Horizontal del Iris Visible (HVID), diferente para cada paciente, de la Extensión del Limbo, y también del tipo de adaptación seleccionada, debido a que las Zonas de Transición y Aterrizaje Periféricos pueden realizarse de mayor o menor extensión, en función de cada adaptador.

La Scleral Lens Education Society, definó una nomenclatura recomendada internacionalmente.

Captura de pantalla 2017-09-10 a las 12.50.24

Diferenciando 3 grupos de lentes:

- Corneales: lentes apoyadas completamente sobre la córnea.

- Corneo-esclerales Lentes apoyadas parte sobre la esclera y parte sobre la córnea.

- Esclerales: Lentes apoyadas completamente sobre la córnea. (Mini-esclerales: hasta  6 mm mayor que el HIVD y Grandes esclerales: más de 6 mm que el HIVD).

CLS_October_A11_Fig06La elección del diámetro total (TD) de la lente es crucial para un ajuste óptimo y es el primer paso en una adaptación de lente de contacto escleral. El TD también es importante porque determina la altura sagital de la lente. La selección de la TD depende principalmente de los patrones topográficos del paciente, de los factores anatómicos tales como: HVID, y la extensión del limbo y de la elección de cada adaptador en función de las áreas elegidas de apoyo.

Como referencia de apoyo en función del diámetro podemos definir el siguiente cuadro resumen, pero tal y como hemos dicho dependera de los factores individuales de cada sujeto.

Captura de pantalla 2017-09-10 a las 21.54.30

Lentes Mini-Esclerales

Los beneficios de las lentes mini-esclerales: Este tipo de lentes puede ser más delgados, además podrían evitar la interacción con una esclerótica asimétrica, lo que ayudaría a la adaptación. Al ser algo más delgados, esto también podría proporcionar una separación central entre córnea-lente más fina, lo que aportaría un aumento de oxígeno, mejor agudeza visual y menor formación de burbujas en su adaptación.

También las lentes mini-esclerales tienen menos interacción con la irregularidad escleral, hay casos en los que debido a una irregularidad escleral como pinguécula, cicatrices etc. dificultarían la adaptación. Esto previene la formación de burbujas, el descentramiento de la lente, el blanqueo sectorial, y además la zonas de aterrizaje de la lente no tienen porque ser tóricas, ya que esclera es más esférica.

Lentes Esclerales Grandes

Los beneficios de las lentes esclerales grandes: En algunos casos son necesarias lentes grandes. Estas lentes se utilizan cuando se requiere una mejor distribución del peso de la lente sobre la esclera. Además aportan un mayor comodidad en casos de enfermedades de la superficie ocular, como córneas con epitelio frágil, triquiasis, graves queratoconjuntivitis seca… Las lentes esclerales grandes permiten una bóveda mayor. Las lentes esclerales grandes protegen la enfermedad de la superficie ocular
También este tipo de lentes evitan en gran medida la tinción conjuntival, que es una de las complicaciones de las lentes esclerales, debido a que el reparto en la presión conjuntival es más homogéneo.

En conclusión, los beneficios de las lentes esclerales son múltiples, tanto las mini como las grandes, poseen ventajas e inconvenientes.  Cada ojo necesita una lente específica dependiendo de la forma y las condiciones oculares. Sin embargo, parece que las lentes de diámetro pequeño tienen más ventajas en comparación con las grandes. Una sugerencia puede ser que la adaptación se inicie con la lentes más pequeña posible, en función del HVID y del limbo, y si posteriormente es necesario si ocurren los problemas comentados anteriormente considerar una adaptación de mayor diámetro

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en  nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Bibliografía:

– Modern scleral lenses: Mini versus large, Fadel D. Cont Lens Anterior Eye. 2017 Aug;40(4):200-207. doi: 10.1016/j.clae.2017.04.003. Epub 2017 May 11.

– Guía de adaptación de lentes de contacto esclerales, Eef van der Worp

 

 


Biometría (4/4): Fórmulas Biométricas

julio 11th, 2017

En los post anteriores hemos estado hablando de las diferentes tecnologías y biómetros de los que disponemos actualmente. Pero todo biómetro necesita de una buena fórmula de cálculo para poder determinar de una forma correcta la potencia de la lente intraocular a implantar en las cirugías de cristalino.

Fórmulas de 1ª generación:

A finales de los años 60 cuando aparecieron las primeras fórmulas biométricas basadas en cáculos teóricos, concretamente fue Fyodorov el precursor de las primeras fórmulas,  se puede decir que de su fórmula se han basado prácticamente todas las posteriores:

Captura de pantalla 2017-07-11 a las 22.11.45

Todos los datos son actualmente medibles excepto el “caballo de batalla” que ya lo era también en los años 60, la ELP: Posición efectiva de la lente, definida como la distancia donde se posicionaba la lente en el interior del ojo con respecto a la córnea.

Inicialmente como las lentes eran de fijación iridiana la ELP se determinaba como un valor constante de 4.0 mm, y este fue el principal factor de error.

Fórmulas de 2ª generación:

Las fórmulas de 2ª generación, ya tuvieron en cuenta que la ELP cambiaba en función de la Longitud Axial del ojo, siendo una ELP mayor cuanto mayor era la Longitud Axial.

También englobadas en este grupo podemos incluir a las primeras fórmulas empíricas, basadas en los resultados obtenidos postoperatorios, como fue el caso de la fórmula SRK. Pero esta fórmula comenzó a dar malos resultados en ojos extremos: Longitudes axiales cortas o largas, posteriormente esta fórmula evolucionó a la SRK II, la cual todavía está incluidas en muchos biómetros actualmente.

Fórmulas de 3ª generación:

En la tercera generación de fórmulas ya se tuvo en cuenta que la ELP, no solo era dependiente de la Longitud Axial, sino que también lo era de la queratometría corneal, por tanto este grupo de fórmulas ya tenían en cuenta estos factores.

Concretamente fue Holladay en 1988, el que publicó la primera fórmula teórica basada en estos dos factores predictivos.

Captura de pantalla 2017-07-09 a las 22.46.25

 

 

Además el propio Holladay, introdujo otros conceptos a la hora de conseguir una mejor estimación de la ELP, como fueron la altura corneal y el factor cirujano (SF).

Por otro lado Sanders, Retzlaff y Kraff, creadores de la fórmula por regresión SRK, formularon la SRK-T, también con una optimización de la ELP y de la longitud axial, lo que a posteriori desmostró que era una fórmula muy precisa para Longitudes axiales normales y elevadas. También estos autores a diferencia de Holladay aplicaron un factor de conversión en otro parámetro importante denominado el grosor retiniano que Holladay dejaba como una cte.

Otra fórmula perteneciente a este grupo fue la desarrollada la Hoffer-Q, basada en la predicción de la ACD, para la determinación de la ELP.

Estas tres fórmulas: H0lladay I, SRK-T y Hoffer-Q, se encuentran disponibles en la mayoría de los biómetros comercializados actualmente.

Fórmulas de 4ª generación:

Este grupo de fórmulas lo que han aportado principalmente respecto a las anteriores, es la inclusión de más valores predictivos de la ELP. Olsen fue el que además de los valores predictivos de Longitud axial y Quertometría, añadió la ACD preoperatoria y el grosor del cristalino además de los valores

Posteriormente, Holladay desarrolló una nueva fórmula, la Holladay II, aumentando el número de valores predictivos de la ELP a 7 (Longitud axial, Queratometría, ACD, Blanco-Blanco, Grosor de cristalino, Refracción preoperatoria y Edad del paciente).
Si bien el autor antes del desarrollo de la fórmula Holladay II desarrolló estrategias para mejorar los resultados clínicos sumando dioptrías a la potencia de la lente calculada con la fórmula Holladay I, la publicación de su nueva fórmula supuso un antes y un después en cuanto al uso de dicha fórmula, especialmente en ojos cortos, ofreciendo la posibilidad de mejorar los resultados refractivos. Efectivamente, autores como Fenzl (Fenzl et al, 1998) exponen que con dicha fórmula puede lograrse que el 90% de los pacientes queden en un rango de ±1D de la refracción deseada y el 100% en el rango de ± 2D.

Otra de las fórmulas de 4ª generación fue la desarrollada por Haigis,  que utiliza para el cálculo de la potencia intraocular la longitud axial, la queratometría y la profundidad de la cámara anterior. Lo diferente de esta fórmula es la la caracteriza mediante tres constantes: a0: cte proporcionada por le fabricante, a1: asociada a la ACD, la constante a2: asociada a la longitud axial y calculada mediante métodos de regresión utilizando datos de múltiples cirujanos. Otra característica importante de esta fórmula es su utilidad en el cálculo tras cirugía refractiva, dado que para la estimación de la ELP, no utiliza la queratometría, es la conocida con Haigis-L.

Por último, la fórmula Barrett Universal II que usa un ojo modelo teórico, donde la ELP es relativa a la AXL y la K, y se determina también por la relación entre la constante A y un factor de lente, ya que incorpora en su algoritmo las propiedades físicas de la lente intraocular.

Captura de pantalla 2017-07-11 a las 21.52.48

Posteriormente han surgido otra serie de fórmulas:

Trazado de rayos:

Los cálculos de LIOs mediante trazado de rayos o Raytracing se basan en un modelo teórico de ojo definido a partir de las mediciones biométricas y topográficas previas, posteriormente se realiza un trazado de rayos a través de las superficies que la definen y se construye un modelo de ojo personalizado determinando la potencia de la LIO para conseguir un trazado de rayos exacto.

Inteligencia artificial:

Recientemente ha aparecido una nueva fórmula que se basa en el Big Data y en el análisis de datos mediante métodos de inteligencia artificial la Hill RBF. Es fórmula se nutre de forma continua de resultados quirúrgicos y eso le irá aportando cada vez mayor precisión en su cálculo.

A modo de resumen:

Captura de pantalla 2017-07-11 a las 22.11.57

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en nuestro muro de facebook:

Captura de pantalla 2013-07-06 a las 21.31.45

Bibliografía:

- Calculation of intraocular lens power: a review, Thomas Olsen, University Eye Clinic, Aarhus Hospital, Aarhus, Denmark. Acta Ophthalmologica Scandinavica 2007

- Comparación de Fórmulas Biométricas en el cálculo de lentes intraoculares mediante el uso de Biometría Óptica.  Francisco Javier Gómez Lara. Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa 2013

- Cálculo de la potencia de lentes intraoculares, Dra. Nuria Garzón, Gaceta Óptica.

 

Buscar

Calendario

marzo 2019
L M X J V S D
« feb    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031