(2/3) Lentes de contacto y estuches de almacenaje: Los riesgos del contacto con el agua. Hábitos y recomendaciones de uso

Patrizia Salvestrini

Patrizia Salvestrini

Sección optometría clínica y contactología.

Categorías
del blog

Categorías

Noticias
relacionadas

En la entrada anterior hemos documentado los riesgos debido a la exposición al agua de las lentes de contacto y sus estuches de almacenaje. A pesar de ello, los hábitos relacionados con el agua son comunes entre los usuarios de lentillas, ya sean blandas o rígidas permeable a los gases. Esto nos indica que existe una falta de conocimiento y comprensión sobre los riesgos entre los usuarios e incluso algunos profesionales de la salud ocular. Hemos comprobado que existen discrepancias en las directrices para la higiene y manejo de lentes de contacto, proporcionados por la industria, la salud pública mundial y asociaciones profesionales relacionadas. Incluso, es frecuente el uso de imágenes del agua para la publicidad o información de lentes de contacto , como reclamo o estrategias de marketing. Es por esto que todos estos factores puedan dar lugar a confusión entre los usuarios y puedan contribuir a comportamientos de riesgo.

Por ello en esta segunda entrada, vamos a repasar los hábitos comunes entre los usuarios de lentes de contacto respecto al uso del agua y los factores de riesgo asociados:

Higiene de manos

No lavarse las manos o no hacerlo de manera correcta antes de manipular las lentillas, se ha asociado  significativamente con enfermedades corneales. En 2016, un estudio de casos y controles de queratitis microbiana relacionada con LC en Singapur, concluyeron dicho resultado (1).

La falta de higiene de las manos puede originar la transferencia directa de microorganismos a las lentes de contacto y luego al ojo. En 1997, Ly et al (2) encontraron que lavarse las manos con agua del grifo y jabón sin secar no disminuía la contaminación bacteriana, pero podía aumentar la contaminación microbiana de las manos al trasladar los microorganismos de las áreas altamente contaminadas (uñas, crestas de la piel) hacia los dedos o la palma de la mano. Por lo tanto, la recomendación es lavarse las manos con jabón y luego secarse con una técnica estéril (aire o toalla de papel desechable). antes de manipular las lentillas.

Resultado de imagen de lens contact and washing had

Lavado de estuche de almacenaje y lentes de contacto con agua del grifo

Tilia et al (3) mostraron que los usuarios de lentillas que usaron agua del grifo para enjuagar los estuches de almacenaje tuvieron una contaminación bacteriana Gram-negativa significativamente mayor en sus estuches, en comparación con aquellos que no lo hicieron.

De manera similar, en 1995, Seal et al (4) informaron que la higiene con agua del grifo de los estuches fue más común entre los pacientes con queratitis por Acanthamoeba en comparación con los controles sanos en Escocia.

Ducharse o nadar sin gafas de protección con las lentes de contacto puestas

Sabemos que las cepas patógenas de Acanthamoeba se encuentran presentes en el agua corriente de los hogares (5,6) y en las piscinas.  Por tanto, es de lógica pensar que la exposición de las lentes de contacto al agua, durante la ducha (7) o la natación (8,9) sin gafas puede propiciar la contaminación de las mismas y por tanto, del ojo. Sin embargo, tenemos datos de que esta práctica es bastante común entre los usuarios de lentillas: con el 86% de los usuarios de LC blandas y el 67% de lo de lentes RGP que usan sus lentes mientras se bañan y el 62% de los usuarios de LC blandas y el 51% de los de RGP , que lo hacen mientras nadan  (10). Es obvia la falta de conciencia de los usuarios al respecto, lo que puede inducir a comportamientos de riesgo en el porte  de las lentes:

En una encuesta de la comunidad de EEUU, la mayoría de los usuarios no describieron la ducha como un factor de riesgo (11). En una encuesta online realizada por el British General Optical Council (12), de los 2043 usuarios de LC entrevistados, el 29% desconocía el consejo y se duchaba mientras usaba lentillas, mientras que el 16% nadaba o practicaba deportes acuáticos sin gafas mientras las usaba. Por el contrario, el 17% de los usuarios se ducharon o nadaron con sus lentes a pesar de estar al tanto del consejo, argumentando que asumían los riesgos por varios motivos o excusas, como la falta de tiempo o falta de disponibilidad de alternativas, como lentes desechables diarias.

Resultado de imagen de lens contact and swimming

Wu et al (13) también informaron que el uso de gafas protectoras herméticas al nadar, reduce la número de microorganismos en las LC, lo que potencialmente ofrecería cierta protección. Aunque no está comprobado, las lentillas desechables diarias usadas ​​con gafas ajustadas y desechadas inmediatamente después de nadar, podrían ser una alternativa más segura para nadar.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en nuestro  muro de facebook.

para-blog

  1. Lim CH, Carnt NA, Farook M, et al. Risk factors for contact lens-related microbial keratitis in Singapore. Eye (Lond). 2016;30:447-
  2. Ly VT, Simmons PA, Edrington TB, et al. Efficacy of hand washing procedures on bacterial contamination of hydrogel contact lenses. Optom Vis Sci. 1997;74:288–
  3. Tilia D, Lazon de la Jara P, Zhu H, et al. The effect of compliance on contact lens case contamination. Optom Vis Sci. 2014;91:262–
  4. Seal DV, Kirkness CM, Bennett HG, et al. Acanthamoeba keratitis in Scotland: risk factors for contact lens wearers. Cont Lens Anterior Eye. 1999;22:58–
  5. Üstüntürk M, Zeybek Z. Microbial contamination of contact lens storage cases and domestic tap water of contact lens wearers. Wien Klin Wochenschr. 2012;124(suppl 3):17–
  6. Kilvington S, Gray T, Dart J, et al. Acanthamoeba keratitis: the role of domestic tap water contamination in the United Kingdom. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2004;45:165–
  7. Joslin CE, Tu EY, Shoff ME, et al. The association of contact lens solution use and Acanthamoeba keratitis. Am J Ophthalmol. 2007;144: 169–
  8. Radford CF, Minassian DC, Dart JK. Acanthamoeba keratitis in England and Wales: incidence, outcome, and risk factors. Br J Ophthalmol. 2002; 86:536–
  9. Por YM, Mehta JS, Chua JL, et al. Acanthamoeba keratitis associated with contact lens wear in Singapore. Am J Ophthalmol. 2009;148:7–e12.
  10. Zimmerman AB, Richdale K, Mitchell GL, et al. Water exposure is a common risk behavior among soft and gas-permeable contact lens wearers. Cornea. 2017;36:995–
  11. Robertson DM, Cavanagh HD. Non-compliance with contact lens wear and care practices: a comparative analysis. Optom Vis Sci. 2011;88: 1402–
  12. Turner M. BMG Research GOC 2015 Contact Lens Survey. Birmingham, UK: BMG Research; 2016.
  13. Wu YT, Tran J, Truong M, et al. Do swimming goggles limit microbial contamination of contact lenses? Optom Vis Sci. 2011;88:456–
Solicitar cita online

Rellena el siguiente formulario y nosotros nos pondremos en contacto contigo en el plazo más breve posible. Más información en el 950 21 71 71 o en el 950 65 98 01

Nombre y apellidos