Detección, manejo y seguimiento optométrico del Queratocono

Elisa Hueso

Elisa Hueso

Sección optometría clínica y contactología.

Categorías
del blog

Categorías

Noticias
relacionadas

El queratocono se produce por un adelgazamiento progresivo del espesor corneal en la zona central y paracentral de la misma así como una modificación en la curvatura corneal. Puede evolucionar desde sus primeras fases, que puede pasar desapercibido, hasta grados mas avanzados en los que se produce una distorsión de las imágenes, diplopia y por consiguiente una disminución de la agudeza visual que precisa cambio frecuente en la refracción, además de una intolerancia a las lentes de contacto.

La evolución de la protusión del cono que se produce, tiene como consecuencia un astigmatismo corneal oblicuo e irregular evolutivo, así como una miopización en muchas ocasiones difícil de refraccionar y muy fluctuante. Cuando detectamos cambios refractivos, aumento del astigmatismos, bajada de agudezas visuales iniciales o cambios queratométricos debemos de sospechar un posible queratocono incipiente.

queratocono

Las revisiones y controles de seguimiento para pacientes de queratocono debe realizarse acompañados de realización de pruebas especificas como topografías corneales y aberrometrías para valorar la evolución. Deben de tenerse en cuenta tanto los datos queratométricos, paquimétricos y aberrométricos así como la evolución de refracción y agudeza visual. Con el uso de nuevas tecnologías se ha hecho más fácil el diagnóstico de la ectasia.

El diagnóstico precoz del queratocono es fundamental, pues de esto va a depender, en gran parte, el manejo, la evolución y la incidencia de la enfermedad. Incluso para una selección preoperatoria de pacientes candidatos a cirugía refractiva es de gran valor la detección de los casos de queratocono y otras ectasias, en especial los de queratocono incipiente, con la máxima sensibilidad y especificidad.

La clasificación del estado evolutivo del queratocono es importante de cara al tratamiento y seguimiento de la enfermedad. Clásicamente se han establecido 4 categorías según la curvatura corneal queratométrica como criterio primario de clasificación (Villa Collar y González-Méijome, 2011).

  • Leve: ≤ 45 D en ambos meridianos.
  • Leve-moderado: 45-52 D en ambos meridianos.
  • Avanzado: 54-60 D en ambos meridianos.
  • Severo: > 60D en ambos meridianos.

clas qcono

EN CUANTO A TRATAMIENTO

Se sugieren algunos tratamientos como aplicación de Crosslinking, la implantación de anillos intracorneales, hasta el transplante corneal dependiendo del grado del queratocono.

LENTES DE CONTACTO

Existen distintos tipos de lentes de contacto para conseguir una homogeneización de la superficie corneal y mejora de aberraciones.

Según la clasificación publicada por Silvia L.R. en Tratamiento interdisciplinar del Queratocono (Dic 2018) y dependiendo del grado del queratocono adaptaremos un tipo u otro de lente de contacto.

EN UN GRADO 1:

  • Topografía atípica
  • AV Normal/disminuida leve
  • LC: LCH convencional o torica  y RPG esfericas

EN UN GRADO 2:

  • Topografía levemente alterada
  • AV disminuida
  • LC: LCH especiales, RPG esféricas o asféricas corneales o esclerales.

EN UN GRADO 3:

  • Topografía alterada
  • AV está disminuida
  • LC: RPG asféricas o especiales. Hibridas, corneales o esclerales.

EN UN GRADO 4:

  • Topografía moderada
  • AV reducida
  • LC: RPG especial, Piggy- back, eclerales

EN UN GRADO 5:

  • Topografía severa
  • AV muy pobre
  • LC: RPG especiales, semiescleral, escleral

esclerales

Antes de elegir el tipo de lente a adaptar, es importante valorar la AV previa del paciente, la comodidad con ellas, la forma y situación del queratocono.

No existen medidas preventivas para el queratocono. Por ello, se recomiendan las revisiones periódicos y anuales para su detección precoz, así como algunas medidas como no frotarse los ojos de forma frecuente. Ante la duda se debe visitar a un oftalmólogo, sobre todo, en aquellos pacientes con antecedesntes familiares debido al alto factor genético.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes ponerla en nuestro muro de facebook:FBBIBLIOGRAFIA:

  1. Ambrósio, R., Alonso, R.S., Luz, A. et al. (2006). Corneal-thickness spatial profile and corneal- volume distribution: Tomographic indices to detect keratoconus. J Cataract Refract Surg, 32, 1851, 1859.
  2. Anthony, J., Aldave, V.S., Yellore, A.K., Salem, G.L., Yoo, S.A., Rayner, H. et al. (2006). VSX1 Gene Mutations Associated with Keratoconus Investigative Ophthalmology and Visual Science, 47, 2820- 2822.
  3. Assiri, A.A., Yousuf, B.I., Quantock, A.J., & Murphy, P.J. (2005). Incidence and severity of keratoconus in Asir province, Saudi Arabia. , 89(2), 1403- 1406. Cardiff University, School of Optometry and Visión Sciences, Cathays Park, Cardiff CF10 3NB, UK. Assiria@cf.ac.uk
  4. ühren, J., Kühne, C., & Kohnen, T. (2007). Defining Subclinical Keratoconus Using Corneal First- Surface Higher-Order Aberrations. Am J Opthalmol, 143, 381-389
Solicitar cita online

Rellena el siguiente formulario y nosotros nos pondremos en contacto contigo en el plazo más breve posible. Más información en el 950 21 71 71 o en el 950 65 98 01

Nombre y apellidos