Contaminación de los estuches de lentes de contacto: evaluación de su carga biológica

Patrizia Salvestrini

Patrizia Salvestrini

Sección optometría clínica y contactología.

Categorías
del blog

Categorías

Noticias
relacionadas

La queratitis microbiana, MK, es la complicación más seria en los usuarios de lentes de contacto, llegando a tasas de infección ocular de 4 a 6 por 10,000 usuarios (1-4).
El riesgo de pérdida de visión por MK relacionado con lentes de contacto, es de 0,3 a 0,9 por 10,000 usuarios de todos los tipos de lentes y de 3,6 por 10,000 en los usuarios lentes de contacto de hidrogel de silicona de uso prolongado durante 30 noches (1). Por lo tanto, el tratamiento rápido y certero es necesario debido a la evolución rápida y fulminante de la queratitis bacteriana (5-11). Pero más importante aún, es el adecuado cumplimiento de las medidas de limpieza y cuidado de las lentes de contacto por quienes las usan, ya que podría reducirse la contaminación de los estuches de las lentes y de los accesorios implicados en el uso y prevenir así la MK (12,13).

dry

Desde este blog, hemos hablado numerosas ocasiones de ello, os dejo el enlace por si os interesa leer más al respecto, “Recomendaciones de higiene”

Las estadísticas muestran que en más del 60% de los usuarios, al menos uno de los siguientes elementos estaban contaminados: lentes, estuches para lentes y otros accesorios; siendo el estuche, con un 39%, el artículo más frecuentemente contaminado (14). Cuando se analizaron los accesorios para el cuidado de lentes de los usuarios, con MK asociado al uso de lentillas, los resultados revelaron que hasta el 90% fueron identificados con el mismo microorganismo patógeno de su cultivo corneal (15,16).  Sin embargo, el cultivo requiere mucho tiempo y puede fallar en la presencia de microbios más delicados (17).

contact-lens-case-and-solution

 

A este respecto se ha publicado un interesante estudio en la revista científica “Cornea” (18), en el que se analiza la carga biológica de los estuches para guardar las lentes de contacto. El estudio se realizó al sur de Taiwán, participando en el estudio prospectivo de casos y controles, 50 usuarios de lentes de contacto (n=24 sin queratitis y n=26 con queratitis). Utilizaron una metodología específica (DHA: dot hybridization assay) capaz de detectar microbios a alta sensibilidad y especificidad y capaz también de rastrear la contaminación microbiana potencialmente peligrosa usando sondas específicas de género, para Pseudomonas y Acinetobacter y 1 sonda para Acanthamoeba.

Los resultados mostraron que con este método de evaluación de los estuches, aquellos pertenecientes a los usuarios con queratitis relacionada con el uso de lentillas, tenían una mayor carga biológica que los del grupo control y además, en los estuches de estos pacientes, la carga biológica fue significativamente mayor en la queratitis infecciosa confirmada que en la queratitis no infecciosa.

Así es que como conclusión, una biocarga microbiana más pesada en el estuche de almacenamiento de las lentes se asoció con un mayor riesgo de queratitis y queratitis infecciosa relacionadas al uso de lentillas. Un manejo inadecuado de las lentes y su almacenaje, así como la deficiente limpieza dará lugar a la contaminación microbiana, transfeririendo el patógeno sobre la superficie ocular que causa la queratitis. Además, la evaluación de la carga biológica por esta metodología, DHA,  también es valiosa para el diagnóstico de la queratitis infecciosa relacionada al uso de lentes de contacto.

Si tienes alguna pregunta, duda o comentario puedes realizármela en nuestro  muro de facebook.

para-blog

  1. Keay L, Stapleton F, Schein O. Epidemiology of contact lens-related inflammation and microbial keratitis: a 20-year perspective. Eye Contact Lens. 2007;33:346–353.
  2. Jeng BH, Gritz DC, Kumar AB, et al. Epidemiology of ulcerative keratitis in Northern California. Arch Ophthalmol. 2010;128:1022–1028.
  3. Schein OD, McNally JJ, Katz J, et al. The incidence of microbial keratitis among wearers of a 30-day silicone hydrogel extended-wear contact lens. Ophthalmology. 2005;112:2172–2179.
  4. Stapleton F, Keay L, Edwards K, et al. The incidence of contact lensrelated microbial keratitis in Australia. Ophthalmology. 2008;115: 1655–1662.
  5. Whitcher JP, Srinivasan M, Upadhyay MP. Corneal blindness: a global perspective. Bull World Health Organ. 2001;79:214–221.
  6. Ray KJ, Prajna L, Srinivasan M, et al. Fluoroquinolone treatment and susceptibility of isolates from bacterial keratitis. JAMA Ophthalmol. 2013;131:310–313.
  7. Fernandes M, Vira D, Medikonda R, et al. Extensively and pan-drug resistant Pseudomonas aeruginosa keratitis: clinical features, risk factors, and outcome. Graefes Arch Clin Exp Ophthalmol. 2016;254: 315–322.
  8. Jain R, Murthy SI, Motukupally SR. Clinical outcomes of corneal graft infections caused by multi-drug resistant Pseudomonas aeruginosa. Cornea. 2014;33:22–26.
  9. Jain R, Murthy SI, Motukupally SR, et al. Use of topical colistin in multiple drug-resistant Pseudomonas aeruginosa bacterial keratitis. Cornea. 2014;33:923–927.
  10. Vazirani J, Wurity S, Ali MH. Multidrug-resistant Pseudomonas aeruginosa keratitis: risk factors, clinical characteristics, and outcomes. Ophthalmology. 2015;122:2110–2114.
  11. Oldenburg CE, Lalitha P, Srinivasan M, et al. Emerging moxifloxacin resistance in Pseudomonas aeruginosa keratitis isolates in South India. Ophthalmic Epidemiol. 2013;20:155–158.
  12. Kuzman T, Kutija MB, Juri J, et al. Lens wearers non-compliance—is there an association with lens case contamination? Cont Lens Anterior Eye. 2014;37:99–105.
  13. Fang PC, Lo J, Chang TC, et al. Bacterial bioburden decrease in orthokeratology lens storage cases after forewarning: assessment by the DNA dot hybridization assay. Eye Contact Lens. 2017;43:174–180.
  14. Boost MV, Cho P. Microbial flora of tears of orthokeratology patients, and microbial contamination of contact lenses and contact lens accessories. Optom Vis Sci. 2005;82:451–458.
  15. Mayo MS, Schlitzer RL, Ward MA, et al. Association of Pseudomonas and Serratia corneal ulcers with use of contaminated solutions. J Clin Microbiol. 1987;25:1398–1400.
  16. Keay LJ, Gower EW, Iovieno A, et al. Clinical and microbiological characteristics of fungal keratitis in the United States, 2001–2007: a multicenter study. Ophthalmology. 2011;118:920–926.
  17. Bhadange Y, Sharma S, Das S, et al. Role of liquid culture media in the laboratory diagnosis of microbial keratitis. Am J Ophthalmol. 2013;156: 745–751.
  18. Hsiao YT, Fang PC, Chen JL, Hsu SL, Chao TL, Yu HJ, Lai YH, Huang YT, Kuo MT. Molecular Bioburden of the Lens Storage Case for Contact Lens-Related Keratitis. Cornea. 2018 Dec;37(12):1542-1550. doi: 10.1097/ICO.0000000000001699.

Solicitar cita online

Rellena el siguiente formulario y nosotros nos pondremos en contacto contigo en el plazo más breve posible. Más información en el 950 21 71 71 o en el 950 65 98 01

Nombre y apellidos